OPINION

CULTURA

LA SEMANA

VIDA

FRASES FAMOSAS:  

“La fatiga nos convierte a todos en cobardes.”, Vince Lombardi

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Alfredo M. Cepero

Director de La Nueva Nación

www.lanuevanacion.com/index.php

 

Que aunque nos hubiéramos naturalizado no éramos americanos y que no nos querían en los Estados Unidos.

La unidad de todos los americanos de diferentes sexos, razas y culturas ha sido un tema que ha apasionado no sólo por años sino por siglos a quienes vivimos en este país. La Declaración de Independencia de los Estados Unidos—redactada por Thomas Jefferson el 2 de julio de 1776—y aprobada por los Padres de la Patria Americana fue un documento sublime pero incompleto. Los ciudadanos de raza negra siguieron siendo esclavos. Esa mancha estigmatizó el nacimiento de la que fue la primera democracia del mundo. Y digo la primera porque la supuesta “democracia griega” no fue otra cosa que un circo de un solo palo.

LA GUERRA CIVIL AMERICANA

Tuvo que venir la Guerra Civil de 1861 para borrar la mancha en la Declaración de Independencia. Esta fue el  acontecimiento central de la conciencia histórica estadounidense. La guerra resolvió dos cuestiones fundamentales que habían quedado sin resolver en la revolución: si los Estados Unidos debía ser una confederación de estados soberanos que pudiera disolverse o una nación indivisible con un gobierno nacional soberano. Y si esta nación, nacida de una declaración de que todos los hombres fueron creados con un derecho igualitario a la libertad, seguiría siendo el país con más esclavos del mundo.

La victoria del norte en la guerra civil conservó a los Estados Unidos como una nación y terminó con la institución de la esclavitud que había dividido al país desde sus inicios. No obstante, estos logros costaron 625.000 vidas. En todas las demás guerras que luchó el país combinadas, se perdió, aproximadamente, la misma cantidad de vidas. La Guerra Civil estadounidense fue el conflicto más grande y destructivo del mundo occidental entre el final de las guerras napoleónicas en 1815 y el comienzo de la Primera Guerra Mundial en 1914.

El santo varón que fue Abraham Lincoln le puso un elocuente punto final con su “Oración de Gettysburg”—pronunciada el 19 de noviembre de 1863—en la cual dijo en parte: “Que esta nación—por la gracia de Dios—tendrá un nuevo nacimiento de libertad. Y que el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, no desaparecerá de la faz de la Tierra”.

DOS CASOS RECIENTES QUE CONFIRMAN EL TITULO DE ESTE ARTICULO

La pantomima del juicio de O.J. Simpson y la devolución del “balserito” Elián González a los tiranos de Cuba son dos acontecimientos representativos de la quimera de unidad de las razas. El juicio penal llevado a cabo en la Corte Superior de Los Ángeles, en el que el exjugador de la National Football League O. J. Simpson fue juzgado por dos cargos de asesinato por las muertes de su exesposa Nicole Brown Simpson y de Ronald Goldman, amigo de esta, ocurridas el 12 de junio de 1994. Este caso ha sido descrito como el juicio penal más publicitado de la historia.

Simpson fue un asesino que nunca pagó su deuda. Es una pena que haya disfrutado de inmunidad y vivido por tanto tiempo. Nadie sabe dónde escondió su dinero o quien tiene actualmente el control de sus fondos. David Cook, un abogado de la familia Goldman que se ha propuesto desde 2008 obtener una sentencia civil por la muerte de Ron Goldman, sigue buscando ese dinero.

Pero lo más escalofriante fue el contraste de la reacción de blancos  y negros cuando fue anunciada la sentencia absolutoria de Simpson por haber dado muerte a su esposa y al joven Goldman. Los blancos se mostraron incrédulos, entristecidos y anonadados. Los negros saltaron de alegría de sus asientos. Para los negros, nada importaba una blanca menos con tal de que saliera un negro libre, ya fuera o no culpable del delito que se le imputaba. Para ésta gente la justicia sí tenía color, el negro de Simpson.

Según fuentes informadas el protegido de Simpson, Kato Kaelin, era el único testigo que pudo haber mandado a su protector a la cárcel. Pero jamás  habló porque conocía de la maldad y la violencia de su protector. Así terminó la saga de acontecimientos que parecían sacados de una novela de Corín Tellado.

EL CASO DEL “BALSERITO” ELIAN GONZALEZ

En una forma inesperada el caso de Elián González transfiguró a la nación americana. Lo importante no era la vida del “balserito” sino la lucha entre dos gobiernos con una historia de odio, intrigas y confrontación. El niño había sido rescatado el Día de Acción de Gracias por dos pescadores americanos frente a las costas del estado de la Florida. Los pescadores entregaron al niño a sus familiares en Miami, Lázaro y Delfín González. Su madre—Elizabeth Brotons—había  había muerto ahogada en su intento de fuga de la isla cárcel.

Los exiliados cubanos se lanzaron indignados a las calles de Miami en protesta por la repatriación de Elián González a Cuba, en una de las mayores movilizaciones que ha vivido esta ciudad en su historia reciente. Miles de hombres, mujeres, ancianos y niños, trabajadores y empresarios, salieron en pie de guerra contra el Gobierno de Clinton, acusándole de traicionar a los cubanos para complacer a Fidel Castro y de violar las leyes nacionales e internacionales.

Pero las cosas no quedaron ahí.  Millares de americanos de todos los colores, sexos y razas se lanzaron también a las calles en un ataque frontal a los cubano-americanos. Nos calificaron con improperios de la peor especie y nos dijeron que volviéramos para Cuba. Que aunque nos hubiéramos naturalizado no éramos americanos y que no nos querían en los Estados Unidos.

Por haber nacido en Cuba no teníamos el derecho constitucional que tienen todos los ciudadanos de este país de cuestionar las decisiones del gobierno de los Estados Unidos. Juntos pero no revueltos. Ellos ciudadanos de primera y nosotros de segunda. Así escriben la historia los intolerantes.

4-16-24

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Alfredo M. Cepero

Director de La Nueva Nación

www.lanuevanacion.com/index.php

 

La pregunta que nos hacemos todos aquellos que hemos luchado por 65 años contra el diabólico engendro creado por los hermanos castro es: ¿Será este el principio del fin? Todo indica que la respuesta es afirmativa.

La tiranía cubana no encuentra la forma de “ponerle la tapa al poco”.

Durante casi toda su historia estimuló la salida del país de los jóvenes a quienes temía que se le rebelaran y los desalojara del poder absoluto con el que han esclavizado a Cuba durante 65 años. Siempre les quedaban suficiente número de esclavos que hicieran las labores que la élite detestaba. Pero—si vamos juzgar por los últimos acontecimientos y declaraciones de la jerarquía —todo parece indicar que se “les fue la mano.” Ya no tienen suficientes esclavos que les permitan vivir como sibaritas. Ahora “a correr se ha dicho.”

Los cubanos no hemos sido jamás un pueblo de emigrantes. A pesar de las escasas 90 millas que nos separan de la península de la Florida, con anterioridad a la toma del poder por los vándalos solamente 50,000 cubanos vivían permanentemente en los Estados Unidos. Pero después del primero de enero de 1959 se produjo un cambio de 180 grados.

En el censo de norteamericano de 2023 había 2’850,422 cubanos viviendo en el gigante del norte. En el año 2019 había 151,423 cubanos viviendo en ‘España y otros muchos estaban regados por todos los caminos del mundo. Como nota curiosa, yo me encontré un cubano “camellero” en Egipto. De donde se puede decir con toda tranquilidad que más de 3 millones de cubanos han abandonado la isla huyéndole a la violencia, la cárcel y la miseria de la revolución comunista.

EL ÉXODO DIVERSO CAUSADO POR LA “REVOLUCIÓN”.

A partir de 1959 el éxodo puede ser calificado en cinco etapas principales: el llamado “Exilio Histórico” (1959-1962); los Vuelos de la Libertad (1965-1973); el Éxodo de El Mariel (1980); la Crisis de los Balseros (1994) y el Éxodo Post-Soviético (1975-2017). Esta clasificación ilustra las cambiantes características socio-económicas de los migrantes, el impacto de varias etapas en las relaciones Cuba-Estados Unidos y los cambios dentro de la misma revolución cubana.

LA OPERACIÓN “PEDRO PAN

Dentro de estas clasificaciones es importante destacar la llamada “Operación Pedro Pan”. Este fue un dramático episodio que trajo a los Estados Unidos 14,000 niños sin sus padres para salvarlos del comunismo. La madrina de esta operación en Cuba fue la señora Polita Grau y en el promotor en los Estados Unidos fue el sacerdote y santo varón Brian Walsh.

¿POR QUÉ EL RÉGIMEN LOS DEJÓ SALIR DE CUBA?

Toda esta gente salió de Cuba—de hecho la mayoría de los de 3 millones de ellos—estimulados o por lo menos con el visto bueno del régimen como una forma de evitar un levantamiento que derrocara a los tiranos. Pero se les fue la mano y se quedaron sin la mano de obra esclava que necesitan los amos para seguir viviendo como parásitos.

EL RÉGIMEN MANDA A LOS JÓVENES A CREAR SU FELICIDAD… DENTRO DE CUBA.

En enero se filtró el audio de una reunión por la petición de baja de una militante de la UJC en su Comité de Base. El material exponía las diferentes intervenciones de dirigentes y miembros de la organización y constituyó una prueba más del creciente desinterés de la juventud cubana por mantener algún vínculo político con el régimen y la preocupación de este al respecto.

En medio del anacronismo que padece la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), el régimen cubano demandó a las nuevas generaciones quedarse en el país para "crear su propia felicidad y la colectiva", en concordancia con el lema del XII Congreso. Llegaron al extremo de abrir las puertas a que extranjeros "identificados con los principios de la revolución" puedan ingresar a las filas de la diezmada organización. Los tiranos se desplazan en este momento entre el miedo y la parálisis.

La pregunta que nos hacemos todos aquellos que hemos luchado por 65 años contra el diabólico engendro creado por los hermanos castro es: ¿Será este el principio del fin? Todo indica que la respuesta es afirmativa.

4-9-24

 

 

 

 

 

 

 

Por Alfredo M. Cepero

Director de La Nueva Nación

www.lanuevanacion.com/index.php

 

Benjamín Netanyahu pertenece a esa raza de gente indomable.

El decrépito Joe Biden se ha metido en “camisas de once varas” al tratar de controlar las acciones militares de Benjamín Netanyahu en la Franja de Gaza. Netanyahu es la versión israelí de Ronald Reagan o Donald Trump que no se deja intimidar y que jamás se da por vencido. Y lo más despreciable de Biden es que ha actuado por motivos estrictamente políticos, no por amistad con el pueblo judío. Se sabe perdido en las elecciones de noviembre contra Donald Trump y necesita los votos de los palestinos en los estados de Ohio e Illinois. En dichos estados viven alrededor de 27 millones de palestinos, la mayoría de ellos ciudadanos americanos naturalizados.

Para complicarle la vida a Biden hay cuatro congresistas demócratas en la Cámara de Representantes que son enemigas juradas del estado de Israel y defensoras rabiosas de los palestinos en la Franja de Gaza. Alexandria Ocasio-Cortez, Ilhan Omar, Rashida Tlaib y Ayanna Pressley se encargan de “echarle leños al fuego” con su organización antisemita de el “ESCUADRÓN". Estas fanáticas incurables podrían costarles a los demócratas los estados de Ohio e Illinois y, por ende, las elecciones del mes de noviembre.

¿QUÉ FUE EL HOLOCAUSTO Y CUÁNTOS JUDÍOS MURIERON?

Un pueblo que fue capaz de reponerse del horror del Holocausto no puede ser intimidado. El Holocausto fue la persecución y el asesinato sistemáticos, patrocinados por el Estado, de 6 millones de judíos europeos por parte del régimen alemán nazi y sus aliados y colaboradores. La era del Holocausto comenzó en enero de 1933, cuando Adolf Hitler y el Partido Nazi llegaron al poder en Alemania. Terminó en mayo de 1945, cuando las potencias aliadas derrotaron a la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial. El Holocausto también se conoce a veces como 'la Shoah', la palabra hebrea para 'catástrofe'", define el Museo. Benjamín Netanyahu pertenece a esa raza de gente indomable.

RESOLUCION AMERICANA ANTE EL CONSEJO DE SEGURIDAD DE LA ONU

Joe Biden—influído sin dudas por su mentor antisemita Barack Obama—presentó ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas una resolución exigiendo el cese del fuego entre Israel y Hamas. Este paso se produce en un momento delicado en las relaciones Israel y los Estados Unidos y podría contribuir a un mayor alejamiento entre los antiguos aliados.

POR QUÉ LOS ESTADOS UNIDOS DECIDEN PRESENTAR LA RESOLUCION EN ESTE MOMENTO.

Con más de 30,000 civiles palestinos muertos en la Franja de Gaza como resultado de la campaña militar israelí los demócratas han aumentado su presión sobre el Primer Ministro Benjamín Netanyahu para que afloje la mano y cambie sus tácticas. Asimismo, los Estados Unidos han declarado que los residentes en Gaza se encuentran al borde de la hambruna. Sin embargo, los israelíes insisten en pasarle la cuenta por los 1,200 muertos ocasionados por Hamas el 7 de octubre del año pasado.

LAS COSAS SE COMPLICAN

Hace solo unos días, el líder de la mayoría demócrata en el Senado, el judío Charles Schumer, cometió el acto impensable de calificar a Netanyahu como un “obstáculo para la paz”  y propuso que se celebraran elecciones en Israel. Biden elogió la proposición de Schumer  y encolerizó aún más a Netanyahu.

Además, en el curso de una llamada telefónica a principios de esta semana, Biden le dijo a Netanyahu que él no apoyaría una ofensiva militar contra Hamas. Todo esto se produce después que los republicanos en Washington y los funcionarios en Tel Aviv expresaron indignación ante las declaraciones de Schumer. Todos hicieron referencia a la regla no escrita de no interferir en la  política electoral de los aliados cercanos.

EL BOOMERANG CONTRA BIDEN

Por razones que yo no entiendo, los judíos americanos han militado tradicionalmente en el Partido Demócrata. Pero esta vez podría darse el fenómeno de que muchos de ellos deciden pasarle la cuenta a Biden y voten por Donald Trump. Este sería el boomerang que cerraría el sarcófago político de Biden. Aunque es poco probable que él me escuche yo le digo a Biden: “no te metas con los judíos. Otros se han metido y terminaron en el suicidio. Si no me crees, pregúntaselo a Hitler.”

3-26-24

 

 

Por Alfredo M. Cepero

Director de La Nueva Nación

www.lanuevanacion.com/index.php

 

El coro de las cotorras entona su canción de despedida.

Cuba es una cárcel gigantesca de la cual todos los presos quieren fugarse. La agonía del pueblo cubano se ha prolongado por 64 años de miseria, cárcel, torturas, exilio y muerte. Aunque lo he anunciado múltiples veces y nunca se ha producido, creo de todas maneras que—dadas las circunstancias actuales—en cualquier momento la caldera podría  hacer explosión. Ahora las cosas parecen ir en serio.

LAS PROTESTAS

El 11 de julio de 2021 millares de cubanos desesperados de todas las edades y sexos se lanzaron a la calles en la manifestación más gigantesca desde el inicio de la mal llamada revolución cubana. Un manifestante de 36 años de edad, Diubis Laurencio Tejeda, fue asesinado por las fuerzas represivas de la tiranía. Asimismo, organizaciones cubanas de derechos humanos dieron cuenta de más de 1,500 manifestantes, principalmente pacíficos, fueron detenidos. Más de 660 de ellos seguían tras las rejas tres meses después.

La dictadura admitió haber condenado a más de 380 detenidos, incluyendo varios niños, por una amplia gama de ofensas de orden público. Por otra parte, la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos apresó a más de 203,000 cubanos entre los meses de enero y septiembre de 2022—un incremento dramático sobre los 33,000 cubanos apresados durante el mismo período en 2021.

Al mismo tiempo, desde que fue electa al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas—el quinto término en los últimos 15 años—Cuba se ha opuesto constantemente a resoluciones destacando el abuso de los derechos humanos en países como Rusia, Etiopía, Siria y Nicaragua.

LAS PROTESTAS NO SE DETIENEN.

Pero cuando buscan la libertad los pueblos nunca descansan. Cuba sigue un camino que va cuesta abajo para la tiranía embriagada de sangre, cárcel y lágrimas. Así me lo cuenta un amigo que vive en Cuba—casi hijo adoptivo—con el cual mantengo una permanente comunicación. La tiranía comunista continua experimentando niveles sin precedentes de represión gubernamental emigración y protestas. Y para complicar más la cosa la falta casi total de comida, medicinas y combustible.

La oscuridad, por otra parte, es siempre la mejor aliada de la rebelión. Los apagones siguen siendo un acontecimiento diario que no pueden resolver los matarifes que se han robado nuestra república. Y aunque podemos atribuir la crisis a numerosos factores—incluyendo la contracción del turismo, la pérdida de los subsidios venezolanos y la eliminación del sistema dual de moneda—en última instancia el fracaso se debe a que el comunismo no funciona. No ha funcionado en otros países y ha fracaso en Cuba. Lo mantienen los represores a “palo y pedrá” como rezaba la antigua canción cubana.

LA BOLA “PICA Y SE EXTIENDE”.

Cuba ha experimentado numerosas crisis en los últimos 64 años, pero ninguna como la actual. Al mismo tiempo en que se esfuerza por superar esta crisis, el gobierno cubano ha anunciado un incremento de cinco veces en el precio del combustible. Se dice que el precio en el litro de petróleo aumentará de 25 pesos cubanos a 132 pesos cubanos. Convertidos los litros a galones, los residentes en Cuba pagan más de cuatro dólares por galón. Los residentes en Estados Unidos pagamos un promedio de 3.50 dólares por galón. Todo indica que los cubanos no tienen otra alternativa que regresar a los carretones arrastrados por animales.

 EL RÉGIMEN AVISA SOBRE MÁS APAGONES Y EL PUEBLO CONTESTA CON MÁS PROTESTAS.

La dictadura de Miguel Díaz-Canel, a través de la Unión Eléctrica de Cuba (UNE) emitió su informe pronosticando otra jornada de apagones y la ausencia del servicio para sus clientes en toda la Isla. Aprovechando la oscuridad, “residentes de Florida (Camagüey), Batabanó (Mayabeque) y el reparto Alcides Pino (Holguín) han confirmado protestas anoche en esas localidades durante los apagones.

RAÚL QUEMA LAS NAVES

En mi opinión, después del fracaso de las tiendas MLC, la Tarea Ordenamiento y las 63 medidas que supuestamente iban a reactivar la agricultura parece que Raúl Castro decidió quemar las naves y sacrificar a algunos ministros y funcionarios. Además, con esta situación desesperante, no nos extrañe que hasta el barrigón envejecido de Díaz Canel sea también pasado por la guillotina.

PATRIA O MUERTE

La experiencia nos demuestra que en un país gobernado por tiranos la traición y hasta la desobediencia se pagan con la muerte. Por eso los cobardes se apuran a expresar su incondicionalidad al mandamás. “Sacuda la mata presidente. Todavía quedan muchos corruptos por caer”, advertía uno de los lame botas en el diario digital Cuba Debate. El coro de las cotorras entona su canción de despedida.

3-19-24

EL MUNDO

EL TIEMPO