Por  Esteban Fernández

 

No hay dudas del enorme daño que hace fumar y lo noto cada vez que voy a un doctor. Una de las cosas más increíble del mundo es haber dejado de fumar e ir a un médico con alguna dolencia. Desde el momento en que usted le acepta al galeno que “Hace 15 años fumaba” ya sabe que “tenga lo que tenga” el médico le va a achacar su padecimiento al cigarro.

“Doctor, tengo un dolor en el dedo gordo del pie” y ya usted sabe que pronto va a venir la pregunta “¿Usted fuma?” Y respondemos: “No, dejé el vicio hasta cinco años” y el médico inmediatamente responde: “¡Ah, bueno, eso mismo es, ese dolor en el pie es producto de haber aspirado el humo del cigarro!”

¿Por cuánto tiempo fumó? Esa es otra pregunta terrible que nos desarma por completo. “¿Doctor, tengo tremendo dolor en la rabadilla?” Y le decimos: “Bueno, yo fumé allá en el parque de Güines desde que tenía 15 años”. Ya usted sabe que ese dolor de espalda es producto de haberse fumado dos cigarrillos de “Kool Mentolados” hace 60 años…

Y ¿usted no se ha dado cuenta que cuando uno fuma le miente al galeno?: “¿Cuántos cigarros se fuma?” “Oh, doctor, solamente me fumo cuatro cigarritos al día y no los inhalo” …Pero, si deja de fumar ya dejamos de mentir y decimos “¡Oh, yo me fumaba dos cajetillas al día!” … Supongo que es porque creemos que es más heroico dejar de fumarse dos cajetillas al día que tres Marlboro.

Y… entonces yo he optado por radicalmente mentir y jamás aceptar que ni he visto una caja de cigarros en un comercial de televisión o una valla anunciadora. Yo tengo un médico en el “Hospital de Veteranos” que es sensacional, es reumatólogo, y ni idea tiene de que yo fumé y yo le simplifico su trabajo. Se lo he negado rotundamente.

Lo veo cada seis meses y le pido que antes de verme me envíe al laboratorio, me haga todo tipo de exámenes de sangre, Rayos X en los pulmones, me examinen el corazón, un PSA de la próstata, y cuando yo voy a verlo (voy al seguro) no tiene necesidad de echarle la culpa al cigarro y sólo me dice: “¡Todo es perfecto!” … Hasta la próxima visita. El día en que desgraciadamente me encuentre algo mal me lo dirá y entonces seré yo el que le diga: “¡Oh, Dr. eso debe ser porque cuando dejé de fumar en el año 2000 ya me había fumado como 14 mil cigarrillos y cien tabacos” …

De todas maneras, cuando uno llega a cierta edad ya el médico deja de echarle la culpa al cigarro y se los achaca a la vejez ... El oculista dice: “Tienes un poquito de cataratas, pero PARA TU EDAD eso es normal...Lo que me incomoda de esto es que logra que algunos fumadores no dejen el vicio, porque pensarán: "Para qué dejar de fumar si de todas maneras ya el daño está hecho y dentro de 40 años todavía estaré sufriendo las consecuencias de haber fumado"...

Y más me molesta que al mismo tiempo si un tipo dice que: "Hace dos semanas que no huelo cocaína, ni me inyecto heroína ni consumo píldoras de opio" la gente lo aplaude y hasta lo presentan en programas televisivos como héroes.