Cosme Beccar Varela

 

Cada vez está más claro que este gobierno tiene un proyecto que exige la suma del poder público, calificada por el art. 29 de la Constitución Nacional como “traición a la Patria”, al servicio de una ideología de izquierda que intenta convertir la argentina en una segunda Venezuela, bajo la dirección del castrismo cubano y que para eso usa como excusa la peste del “coronavirus”. No sé qué duda puede quedar acerca de esto cuando por un simple decreto del  fantoche presidencial ha encarcelado en sus domicilios a la totalidad de los 44.000.000 del país, hecho inédito y surrealista, que las víctimas aceptan con extraña sumisión inducidas por el terror al famoso virus difundido insistentemente desde el gobierno y desde todos los medios de prensa.

Esta es una maniobra política tan audaz y avasalladora que parece imposible que se esté realizando a la luz del día y sin resistencia. Todo un pueblo marcha con la cabeza gacha rumbo a la tiranía, el hambre y la sumisión al neo-comunismo al estilo venezolano y los políticos de la “oposición” no parecen tener interés en salvarnos de ese horrible destino.

Excepto una joven senadora de la Provincia de Buenos Aires, Felicitas Beccar Varela quien hace pocos días hizo unas declaraciones a través de la red electrónica que  tuvieron una gran repercusión en la opinión pública, aunque no en la prensa, comprometida como ya dije en la maniobra tiránica del gobierno.

Se refirió a la liberación de los presos que se rebelaron en las cárceles y advirtió que esos delincuentes podían ”formar patrullas y amenazar a los jueces” y atentar contra la propiedad (y las vidas de los ciudadanos honestos, agregaría yo). Esto lo dejaron pasar porque hay muchos que lo dicen y tanto que hoy Fernandez y Kicilloff anunciaron que no apoyan esa liberación porque “es asunto de los jueces”.  

Pero lo más importante que dijo y que pocos dicen (pero sí este periódico “La botella al mar” en el que ya escribí, desde el 11 de Marzo ppd. seis artículos haciendo la misma denuncia) es que “el “coronavirus” es utilizado “como excusa para fundir a las empresas para luego estatizarlas”, así dijo la Senadora..

¡Eso causó la más contundente reacción del kirchnerismo que es el que está embarcado en la maniobra política denunciada en los dos primeros párrafos de este artículo, y sospecho que también la cobarde alarma de su propio partido (“Juntos por el cambio”) que no está haciendo oposición alguna a las atrocidades del oficialismo! La misma tarde del día en que se conocieron las declaraciones de la valiente senadora, me llegaron rumores de que había sido silenciada con no sé qué amenazas provenientes del gobierno y de su partido. Los tiranos temen que  esa denuncia llegue a la opinión pública y sea posible que la argentina se salve del triste futuro que le tienen preparado, cosa que los ideólogos marxistas en el poder no quieren aceptar.

Yo he dicho lo mismo que ella, como explico más arriba, en seis artículos ampliamente fundados pero no me han intimado a callar. ¿Por qué? Porque yo no soy Senador, no comprometo al partido “Juntos por el cambio” y no tengo prensa. Tengo miles se subscriptores de “La botella al mar”, pero éstos prefieren no darse por enterados, aunque la Patria se pierda. Por eso los “cerebros” de esta siniestra operación prefieren fingir que no existo. Si me atacaran, la difusión de mi denuncia sería mucho mayor. 

Más adelante dice la Senadora Felicitas Beccar Varela: “El “coronavirus”es una excusa para cerrar la economía, cerrar las fronteras y que todos los comercios e industrias se fundan para luego empezar a estatizar. Comprar las empresas a precios muy baratos y si no se las pueden comprar, te las sacan”, denunció la Senadora provincial quien puntualizó que el kirchnerismo irá “por el sector agropecuario que es lo poco que va a quedar en pie”. Y agregó: “con este plan del Poder Ejecutivo la gente se va a empobrecer y de lo único que va a poder vivir es de la asistencia del Estado”…”la clase media  baja que tenía una empresita o era monotributista va a pasar a depender de una asignación, o lo que sea, hasta que se reconstruya; eso va a ser la agonía eterna”, analizó.

“A ellos (N: al gobierno) no les importa la pobreza generalizada, les importa el poder y depender de Cuba y de Venezuela donde los únicos ricos son los del gobierno asociados con cinco empresarios que tranzan con la corrupción, es el modelo al que vamos”… “No creamos todo lo que están diciendo desde el PEN (N: ¡Nos están dando como información exclusiva la que proviene del ministro abortista y mentiroso Gonzalez Ginés! ¿Quién puede asegurar que dice la verdad? Inclusive es ridícula. Hoy, por ejemplo, anuncian 7 muertos de ayer. De esos, dos son de 92 y 96 años y uno de 86. No dicen la causa de las muertes. “La Nación”, 30/4/2020). Morirse se muere la gente todos los días. Sólo con leer los avisos necrológicos de “La Nación” de hoy se leen 33 muertos, y no del “conronavirus”, siendo, además, que no todas las familias de muertos publican los avisos CARÍSIMOS de “La Nación”.

“O nos levantamos pronto y nos despertamos o estos nos llevan puestos y terminamos, en serio, bajo la excusa del “coronavirus”, como Venezuela”- “Estamos al borde de torcer el destino o levantar las cosas e irnos del país, porque vienen por todo”, concluyó

¡Valiente Felicitas!  ¡Eso es lo que hay que decir! No importa si no te hacen caso. ¡Dios lo ve todo, aún nuestros pensamientos!  Lo que dijiste queda dicho. Si nuestros compatriotas no se despiertan, peor para ellos... y para nosotros. 

CONVOCATORIA

Ahora me acaba de llegar una convocatoria para salir todos a la calles el 10 de Mayo, (porque el gobierno ya está anunciando que prorrogará la cuarentena) y exigir terminar con esta burla siniestra. ¡No lo permitamos! Salgamos a la calle. ¡Se acabó la mentira! Se están aprovechando de nuestra cobardía haciendo alarde de su poder total para destruir el país y nuestras libertades constitucionales que incluyen la de transitar por el todo el territorio nacional, la de  entrar y salir de él y la de trabajar y ejercer toda industria lícita. Además, este gobierno, gobernando por decreto y por simples “comunicados” está violando la Constitución por adueñarse de la suma del poder público contra el art. 29 incurriendo en el delito de traición a la Patria y no puede ser obedecido contra la ley. Si seguimos sumisos a esta tiranía dejaremos de ser un pueblo para ser una cabaña de esclavos y los esclavos no tienen Patria ni derechos.