Por Armando Ribas

 

Me he puesto a releer una frase que llama la atención y que dice: “Lo que natura non da salamanca non presta”. La interpretación de la misma es: “De poco o nada sirve el estudio, sin el talento natural”. Me voy a permitir algunas consideraciones al respecto. Si el talento hubiese sido determinante no se puede explicar que el mundo hasta hace unos doscientos años viviera como vivía Jesucristo.

No puedo evitar que ese pensamiento de Miguel Unamuno me hace recordar al Papa León XIII y su encíclica Rerum Novarum de 1891refiriéndose a la falacia de la igualdad todavía vigente escribió: “Afánanse, en verdad, por ella los socialistas; pero vano es ese afán contra la naturaleza misma de las cosas. Porque ha puesto en los hombres la naturaleza misma grandísimas y muchísimas desigualdades. No son iguales los talentos de todos, ni igual el ingenio, ni la salud, ni las fuerzas; y la necesaria desigualdad de estas cosas sigue espontáneamente la desigualdad en la fortuna. La cual es conveniente sí a los particulares como de la comunidad”.

Todo parece indicar que ta León XIII había leído la mano invisible de Adam Smith. Pero el problema que planteo ante la frase a la que me he referido sigue siendo entonces una pregunta fundamental. ¿Para que se usa la inteligencia? Y me surge otra pregunta ¿Cuál es el préstamo de salamanca que tiene resultado positivo?

Voy a comenzar con Hitler. ¿Fue la naturaleza o salamanca la que le permitió ser el dictador más poderoso del mundo a partir de su acceso al poder? Creo que a los hechos me remito, y no me cabe la menor duda de que la natuuraleza le dio, parece ser el cerebro de alemán. Pero voy a insistir en que lo importante no es la disponibilidad del talento sino el uso que se hace del mismo.

Al respecto me voy a permitir entonces  citar otro personaje criminal en la historia que fue Fidel Castro. No me cabe la menor duda de que el talento lo tuvo y le permitió apoderarse del poder político en Cuba, país que dependía económicamente de Estados unidos y en 1959 tenía el nivel de vida más alto de América Latina. A su llegada dijo: “Estamos aquí no por el Pentágono sino en contra del Pentágono”.

Creo que su éxito en la historia no se lo dio salamanca, pero el  mismo fue la desgracia en Cuba que aun padece. Su éxito personal a costa de la demagogia en Cuba es un hecho incontrastable. Se enriqueció y se hizo multimillonario en un país que moría de hambre a partir de su llegada.

En aquella época el pensamiento común era que Estados Unidos no permitiría un país comunista a 90 millas de La Florida. Pero oh milagro de la historia y llegó kennedy a la presidencia de Estados Unidos y en la batalla de Bahia de  Cochinos se negó en prestarle a los cubanos provenientes de La Florida el apoyo aéreo que le había prometido. Seguidamente durante la llamada crisis de lo misiles pactó con Krouchew y entregó a Cuba a la órbita soviética. Hoy se ihnora que esa decisión determinanra que toda la guerrilla en América Larçtina se organizase en la Habana y finnanciada en Rusia.

Hoy el mundo parece preocupado por la situación en Venezuela y se continúa ignorando los crímenes de los Castro. Y se ignora que el proyecto de Maduro es de crear otra Cuba en el continente con el apoyo y el ejército de Cuba.

Pero entonces volviendo a salamanca, es posible que el éxito de la maldad  está pendiente de salamanca. Me atrevería a proponer que el problema es el producto social del sistema en que se desarrolla la sociedad. Y voy a insistir entonces en que no es natura la socialista en Occidente, los líderes padecen el caso de Aristóteles.”La democracia destruye la república”. Y como antes he dicho el socialismo es la denominación dada por el Iluminismo a la demagogia. Por ello la social democracia  ha logrado que la Unión Europea hace diez años que no crece.

El riesgo ha llegado a Estados Unidos. País que desarrolló el sistema llamado capitalismo, que lo llevó por las cimas de la historia, y al que le debemos el mundo en que vivimos. Bien ahora tiene candidatos demócratas socialistas que ignoran que socialismo implica la violación de la Constitución americana.

La Argentina es un hecho insólito de la historia. Alberdi, Urquiza, Mitre y Sarmiento mediante, en 50 años (1853-1900) pasó de ser uno de los países más pobres a uno de los más ricos. Y ¿Cuál fue la causa? Argentina fue el tercer país del mundo en aplicar el sistema liberal que cambió la historia del mundo.

Entonces volviendo a natura, es evidente que el cambio en la historia no se debió al talento. Como ya he repetido hasta el cansancio, el mundo hasa hace doscientos años vivía como vivía Jesucristo. Es evidente que no fue la naturaleza la que donó sino lo que me atrevo a considerar un aporte de salamanca para lograr el sistema ético político que lo cambió. Hoy en nombre de la falacia de la igualdad se desconoce y se descalifica en términos de la política. Y también me atrevo a resaltar otro problema, no hay como luchar por los pobres para hacerse rico. Y por supuesto generan más pobres y en las elecciones votan por los que los crean.

Por si alguna duda cabía del role de la naturaleza en la historia ahí tenemos el corona virus y su doble impacto a la vida y a la economía. Nuevamente nos encontramos con Protágoras que ya había tomado conciencia hace más de 2500 años: “El hombre es la medida de todas las cosas, de las que son que son y de las que no son”.

Como puede ser que me equivoque que nunca en la historia se produjo un impacto tan mortal de la naturaleza en el hombre. Por tanto hoy es un hecho  que no tenemos otra alternativa de que el hombre encuentre la forma de superarla. Desde mi punto de vista el único impacto favorabe del virus es encontrar la concordia en el hombre y no la alternativa de la discordia que ha sido la guerra que ha sido la cosa que no es.