EL PANORAMA ACTUAL EN CUBA 'ES DESALENTADOR PARA PROYECTAR UNA VEJEZ DIGNA'

 

La socióloga Elaine Acosta habla con DIARIO DE CUBA sobre la reciente Encuesta Nacional de Envejecimiento de la Población.

La socióloga Elaine Acosta, especialista en envejecimiento poblacional, migración internacional y políticas de bienestar, comentó para DIARIO DE CUBA los resultados de la recién publicada Encuesta Nacional de Envejecimiento de la Población en la Isla.

El estudio, que realizó el Gobierno en las 15 provincias del país y el municipio especial Isla de la Juventud entre noviembre de 2017 y enero de 2018, evaluó la situación del 20,1% de la población cubana, que tienen actualmente 60 años o más.

Para Acosta, los resultados del estudio ofrecen nuevos elementos sobre el tema, pues el último de su tipo se había publicado en 2011. "La encuesta reafirma la rapidez y magnitud con que el proceso de envejecimiento poblacional se ha instalado en la sociedad cubana, lo que ha puesto a la Isla encabezando los procesos de envejecimiento de toda América Latina y el Caribe", señaló la socióloga.

"El único grupo poblacional que crece es el de 60 años y más, en especial el de 75 años y más, lo que alerta sobre un proceso de envejecimiento dentro del envejecimiento", señaló.

"Se puede concluir que, en el actual contexto, y de cumplirse las proyecciones de la población cubana, el escenario de crisis de los cuidados seguirá profundizándose y complejizándose. Por un lado, inevitablemente continuará en aumento la demanda de servicios de Geriatría, Gerontología, de Seguridad, Asistencia Social y Cuidados. Es de esperar a su vez un gran impacto sobre la economía, tomando en consideración la disminución del potencial de población con capacidad para el empleo y de la demanda de enseñanza a todos los niveles."

"Las consecuencias no se verán solamente en los servicios públicos de cuidado y en la economía, sino también en las mayores presiones sobre la familia, especialmente las mujeres, debido al déficit, inadecuación y deterioro de la oferta existente, así como en la desigualdad de acceso."

Los nuevos datos permiten a Acosta alertar también de la "feminización del envejecimiento en la Isla. Las mujeres no solo son mayoría entre las personas mayores (46,6 % de hombres y un 53,4 % de mujeres), sino que tienen una mayor esperanza  de vida que los hombres."

"El envejecimiento evidenciará aún más los problemas de cobertura de las prestaciones de seguridad social y la desigual distribución de la carga de cuidados en la vejez, que inciden en el aumento de situaciones de pobreza y vulnerabilidad social entre las personas mayores."

Acosta aseguró que los resultados del estudio "muestran la reproducción de desventajas de grupos históricamente desfavorecidos. En estos grupos se encuentran mujeres, personas mayores, negros/as, personas en situación de discapacidad o en situación de calle, así como comunidades en territorios de mayor retraso relativo."

"Otra de las consecuencias, a propósito de las desigualdades, remite a preguntarse por los diferentes modos en que es vivida y representada la vejez en Cuba a través de las prácticas de las personas y las instituciones sociales, particularmente cuando el estudio indica que predominan las representaciones de la vejez como pérdida/dependencia y de los cuidados como una 'carga'", apuntó.

La socióloga advirtió que los resultados de la encuesta evidencian realidades que "requieren de importantes cambios políticos, económicos y culturales en distintos niveles (normativos, políticos y programáticos) de la política social. Es un proceso que, dada su complejidad y envergadura, requerirá del concurso e integración de nuevos actores sociales (ONG, iglesias, el mercado, etc.), así como de las propias personas mayores y sus familias."

Acerca de las medidas tomadas por el Gobierno cubano para enfrentar el problema —aumentar la edad de jubilación, entregar casas a madres con tres o más hijos, etc.—, Acosta advierte que antes de evaluarlas se requiere preguntarse "si existe claridad respecto del diagnóstico acerca de las causas de la baja natalidad. Me temo que el problema es de tal complejidad y envergadura política, que resulta poco probable que medidas aisladas puedan solucionarlo."

También se pregunta si las medidas "responden a una política claramente trazada en un marco normativo de derechos, tanto de las mujeres como de las personas mayores. Cabe recordar que la situación actual de crisis de los cuidados en Cuba es crítica y a la fecha no se dispone de una política nacional que plantee una estrategia clara y sostenible para abordar el fenómeno del envejecimiento en Cuba."

"A su vez, hay que poner en sintonía las normativas nacionales, para que estén en consonancia con los estándares internacionales en materia de derechos y para que respondan a las necesidades específicas de la población mayor, sus familias y cuidadores."

"En síntesis, los problemas expuestos plantean la necesidad de una reforma del régimen de bienestar social cubano de tal manera que pueda satisfacer las necesidades económicas, sociales y de salud del avanzado envejecimiento de la población, la sangría poblacional provocada por las migraciones así como las nuevas demandas y problemas sociales que resultan de estos procesos y de su inadecuada gestión e intervención."

"Claramente, el panorama actual es desalentador para proyectar una vejez digna en la Isla", aseveró. 

https://diariodecuba.com/cuba/1580127073_8879.html

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image