ESPAÑA DESMANTELA UN LABORATORIO DE DROGAS DE DISIDENTES DE LAS FARC CERCA DE MADRID

Su plan pasaba por montar un centro de operaciones para distribuir cocaína por toda Europa.

La Brigada Central de Estupefacientes de la Policía Nacional de España desmanteló un laboratorio con capacidad para producir media tonelada de cocaína mensual a cargo de disidentes de la guerrilla colombiana Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en un poblado aledaño a la ciudad de Toledo.

Casasbuenas, una comunidad de poco más de 200 habitantes, era el escondite de Frente 21, uno de los grupos del narcotráfico más importantes de Colombia, integrado por exguerrilleros, y cuyo plan, de acuerdo con la Policía, pasaba por montar un centro de operaciones en España para después distribuir cocaína por toda Europa, reportó el diario español El Confidencial.

En la operación fueron incautados 150 kilogramos de coca base, siete de cocaína lista para su distribución, siete toneladas de productos químicos utilizados como precursores, un revólver y más de 100.000 euros. Los miembros de la organización detenidos son tres dominicanos, cinco colombianos y un español.

El comisario de la Brigada de Estupefacientes, Antonio Martínez Duarte, responsable de la investigación en España, que se remonta a comienzos de 2019, contó: "Lo que pretendían era distribuir a distintos puntos de Europa y a distintas organizaciones de España. Se han detectado contactos con personas de organizaciones gallegas, de Valencia... Pero también de Italia".

"Forman parte de la disidencia de las FARC, que es como se refieren las autoridades colombianas a todos aquellos que tuvieron la oportunidad de entregar las armas y acogerse al proceso de paz, pero decidieron seguir en la selva y dedicarse a las actividades terroristas y de tráfico de droga", dijo.

La estrategia usada por los exguerrilleros es similar a la utilizada en ocasiones anteriores por el cártel del Golfo o los Boyacos, grupos que buscan montar 'sucursales' en países como España, "para lo que necesitan gente de su máxima confianza" que pongan en marcha toda la red en el lugar elegido.

El Frente 21 también había montado un laboratorio de menor envergadura en Guadalajara. En este caso, su función era la "adulteración y corte de la cocaína", con lo que iban "reduciendo la pureza y de un kilo podían sacar hasta tres" para aumentar beneficio.

De forma paralela, las autoridades colombianas desmantelaron otro laboratorio del Frente 21 en la selva de Tolima, en el que arrancaba todo el proceso de la droga que llegaba a Europa.

El Ejército de Colombia irrumpió en la base de los narcos días después de la operación llevada a cabo en España, y se produjo un enfrentamiento entre las fuerzas armadas y el Frente 21, cuyos miembros lograron escapar, agregó el reporte.

En este laboratorio, con capacidad para producir 1.500 kilos de cocaína al mes, se incautaron 260 litros de base de cocaína en proceso, 400 kilogramos de hoja de coca, útiles para el procesamiento y miles de litros de diferentes precursores.

"Lo realmente extraordinario y que da una entidad especial a esta operación es que gracias a la colaboración internacional se han podido desmantelar dos laboratorios: uno en origen y otro en destino, deshaciendo así toda la infraestructura", subrayó Duarte.

https://diariodecuba.com/internacional/1575827549_7479.html

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image