TRISTEZA, ÉTICA Y JUSTICIA

Por Armando Ribas

“Ver en calma un crimen es cometerlo" José Martí.

No puedo evitar la tristeza que siento ante el recuerdo del dolor que me causara la necesidad de abandonar el país en que naciera en búsqueda de libertad hace 60 años. Como dijo David Hume: “Nadie puede evitar sentir lo que siente”. Hoy padezco la celebración de los 500 años de la fundación de La Habana y los 30 años de la caída del Muro de Berlín.

En estas celebraciones el mundo ignora los 60 años de creación del Muro del Malecón en La Habana con la llegada de Fidel Castro y la permanencia de éste. O sea, el destrozo causado por los Castro y los crímenes cometidos durante estos 60 años en que persiste la pobreza de los cubanos y la falta de libertad y la riqueza de los Castro en nombre de la igualdad. Si alguna duda cabe del comunismo de Fidel, basta saber que tan pronto llegó al poder nacionalizó toda la propiedad privada.

Castro llegó a la Habana por la recomendación que le hiciera Eisenhower a Batista de que abandonara Cuba y dejara llegar a Fidel Castro. Hecho que fuera reconocido por el entonces embajador americano en Cuba Earl. T. Smith en su obra “El Cuarto Piso”. Y siguiendo los pasos de la política americana en Cuba llegó Kennedy que traicionó a los cubanos en Bahía de Cochinos por no prestarle el apoyo aéreo prometido. Y seguidamente en la crisis de los Misiles pactó con Krouchew y entregó a Cuba a la órbita soviética.

Asimismo, me conmueve el hecho de la persistente campaña universal por los crímenes del Chapo Guzmán y su enriquecimiento por la colaboración con el narcotráfico, en tanto que se continúan ignorando los crímenes de los Castro y su contacto con el narcotráfico. Por ello igualmente se ignora que toda la guerra de guerrillas en América Latina fue organizada en la Habana y financiada por la Rusia olvidada de Dostoievski y Crimen y Castigo, y encarnada en Marx y el Manifiesto Comunista.

Otro hecho prevaleciente de la situación de Cuba fue el reciente acuerdo de Obama con Raúl Castro, que implica una contradicción política. Preocuparse por la dictadura de Maduro e ignorar que el ejército cubano es la esencia del poder en Venezuela. Así la contradicción es evidente pues la política de Venezuela es un intento de ser otra Cuba en el continente.

Las últimas noticias respecto a Colombia es que las Farc han roto el acuerdo reciente firmado en Cuba y vuelto a sus ataques. Y no olvidemos tampoco que Fidel Castro era socio de las Farc y aparentemente esa fue la razón por la que el acuerdo se firmó en la Habana.

Y siguiendo con mi desprecio por la izquierda, a la que considero el crimen de la historia fundado en la falacia de la igualdad paa lograr la desigualdad de los que la buscan. El carácter de la izquierda se manifiesta dictatorialmente en el comunismo y democráticamente en el socialismo. Pero la falacia de su ética se manifiesta se expresa en el desconocimiento de los crímenes dicttoriales del communismo-Cuba- y el empobreciiento que provoca en la sociedad la democracia socialista. Y veamos lo que sucede hoy con la economía francesa.

Para esos crímenes de la historia basados en la etica de la izquierda Chile es un ejemplo magno. Si no hubiese sido por Pinochet Chile habría sido la segunda Cuba en el continente. Ese hecho se desconoce asi como también que fue a partir de Pinochet y los Chicago boys que Chile pasó a ser la primera economía de América Latina. Se le considera genocida y lo metieron preso. Y otro hecho que hoy se ignora que fue Francisco Franco quien salvó a España de ser comunista siguiendo los pasos del gobierno socialista al que derroto en la guerra civil española. Y más tarde la salvó de ser nazi cuando en la segunda guerra mundial pactó con Inglaterra no osstante que había sido Hitler quien lo apoyó aereamente en la guerra civil española. Pero hoy por supueso se le sigue acusando de dictador y no que salvó a España del comunismo y el nazismo que como reconoce Jean François Revel son las dictaduras más crueles de la historia.

Y por último como siempre digo no menos importante es la situación reciente de Bolivia donde ya el nuevo presidente de Argentina Alberto Fernandez pretende alojar al dictador boliviano Evo morales y por consiguiente romper relaciones con el nuevo gobierno boliviano que solo pretende unas correctas elecciones en el futuro próximo. Decisión que tendría un costo económico para Argentina que importa gas de Bolivia. Y en fin no puedo evitar la tristeza que me causa la situación que he descrito respecto a Cuba y la permanencia del Muro del Malecón mientras se pretende celebrar los 500 años de la Habana.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image