DECLARACIÓN DE BALFOUR

(2 de noviembre de 1917)

La tierra de Israel es la cuna del pueblo judío y el pueblo ha tenido allí una presencia continua desde hace milenios. Los judíos se han esforzado para reconstituir su hogar nacional desde la destrucción del Reino de Judea en el año 70 DEC. El cumplimiento exitoso de este objetivo se inició en el siglo XIX. Tal como fuera conceptualizado por Theodor Herzl en su libro "El Estado Judío" en 1896, el movimiento político para retornar a la patria judía comenzó a establecer instituciones nacionales en el Congreso Sionista en 1897.

2. La Declaración Balfour fue una de las primeras medidas adoptadas por un importante protagonista internacional a fin de reconocer el derecho del pueblo judío a restablecer la soberanía sobre su hogar nacional.

Expedida el 2 de noviembre de 1917 por el ministro de Exteriores británico, Lord Arthur James Balfour, la declaración afirma:

"El Gobierno de Su Majestad contempla favorablemente el establecimiento en Palestina * de un hogar nacional para el pueblo judío y hará todo lo posible para facilitar la consecución de este objetivo, quedando claramente entendido que no se hará nada que pueda perjudicar los derechos civiles y los derechos religiosos de las comunidades no judías existentes en Palestina ni los derechos y el estatus político del que gocen los judíos en cualquier otro país".

[* Es importante tener en cuenta que "Palestina" hace referencia a la zona geográfica en ese momento, y no a alguna entidad política soberana o independiente existente.]

El reconocimiento por parte de la Comunidad Internacional

3. El reconocimiento internacional del derecho inalienable del pueblo judío para restablecer la soberanía en su patria ancestral siguió rápidamente a la Declaración Balfour.

De manera significativa, la Sociedad de Naciones [precursora de las Naciones Unidas] reconoció este derecho en su resolución del 24 de mayo de 1922 para establecer el Mandato en Palestina / Tierra de Israel. En ese acto legislativo internacional, la Sociedad de las Naciones le asignó a Gran Bretaña la responsabilidad de poner en marcha la Declaración Balfour, con el objetivo del " establecimiento de un hogar nacional para el pueblo judío en Palestina." El mandato jurídicamente vinculante de la Sociedad de las Naciones reconoció la "conexión histórica del pueblo judío" a la zona conocida precisamente como la Tierra de Israel / Judea / Tierra Santa.

El mandato de la Sociedad de Naciones de 1922 transformó la Declaración Balfour y su llamamiento para el establecimiento de un hogar nacional para el pueblo judío desde una posición política en una obligación legal internacional aceptada por la comunidad internacional en su conjunto.

El reconocimiento en el documento del Mandato:

4. Este reconocimiento se expresa claramente en el documento del Mandato:

"Considerando el reconocimiento que de ese modo se le ha dado al vínculo histórico del pueblo judío con Palestina y a las bases para reconstituir su hogar nacional en ese país." [Preámbulo]

"El Mandatario deberá ser responsable de poner al país en tales condiciones políticas, administrativas y económicas que aseguren el establecimiento de un hogar nacional judío, tal como se establece en el preámbulo, y el desarrollo de instituciones de auto-gobierno, y también para salvaguardar la los derechos civiles y religiosos de todos los habitantes de Palestina, sin distinción de raza y religión “. [Artículo 2]

Los Legítimos Derechos de los judíos

5. La importancia tanto de la Declaración Balfour como de la resolución de la Sociedad de las Naciones radica en el reconocimiento internacional de los derechos preexistentes naturales, históricos y jurídicos del pueblo judío a su tierra natal, en la que se registró una presencia judía continua a lo largo de los siglos. El reconocimiento oficial por parte de la comunidad internacional de los lazos históricos del pueblo judío con la tierra se acentúa aún más por el lenguaje utilizado en la resolución del Mandato de la Sociedad de las Naciones. El Mandato de Palestina / Tierra de Israel llama específicamente a "reconstituir" el hogar nacional del pueblo judío, no a constituir algo nuevo.

La Comunidad Internacional y el Establecimiento del Estado de Israel

6. La Declaración Balfour, la resolución de la Sociedad de las Naciones y el posterior Plan de Partición de las Naciones Unidas en 1947, todos reconocen el derecho del pueblo judío a un Estado soberano en su patria histórica. Estas decisiones internacionales desempeñaron un papel importante en impulsar el apoyo para el establecimiento del futuro Estado de Israel.

https://embassies.gov.il/santiago/NewsAndEvents/Pages/Declaracion-Balfour.aspx

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image