DESCUBRIMIENTO DEL MAR DEL SUR

(25 de septiembre de 1513)

Vasco Nuñez de Balboa fue el líder de la hueste que descubrió el actual Océano Pacífico, decisivo para la política económica hispana durante la Colonia.

El día jueves 25 de septiembre de 1513, una expedición española, pionera en la exploración de la zona meridional del istmo de Panamá, avistó desde la cordillera del Chucunaque una inmensa masa oceánica. Emocionada por su hallazgo, la hueste descendió a las zonas llanas, con la intención de llegar a la costa. Nadie pudo advertir entonces la enorme extensión de este mar, que pronto sería profusamente representado en las cosmografías americanas de los tiempos coloniales.

Cuando los conquistadores se dirigían al litoral, se enfrentaron con los guerreros del cacique Chiapes, hombre reputado entre los indígenas del Darién. Los aborígenes fueron vencidos fácilmente, y varios de los derrotados se subordinaron a la expedición hispana, que se dividió entonces en tres grupos para explorar la ribera marítima. El primero en llegar a la playa fue el contingente liderado por Alonso Martín, quien habría sido el primer europeo en navegar por estas aguas, a bordo de una pequeña canoa.

Vasco Núñez de Balboa, líder de la hueste, fue informado del éxito de sus subordinados. Junto a 26 hombres, con quienes bajó desde las serranías, tomó posesión -en nombre de Dios y la Corona- del gran océano ubicado tras el margen occidental de América. Ello ocurrió el 29 de septiembre de 1513, día de San Miguel Arcángel, con cuyo nombre se bautizó a la bahía que acogió este acto fundacional.

"Mar del Sur" fue la denominación escogida para estas aguas incógnitas, dada la perspectiva visual que se obtiene desde las costas del Darién panameño, donde la línea del horizonte queda relegada a los confines más australes. Este nombre fue sustituido progresivamente por el de "Océano Pacífico", que surgió durante el célebre viaje de circunnavegación iniciado por el portugués Hernando de Magallanes (1480-1521), y que fue llevado a término por la nave Victoria, al mando del español Juan Sebastián Elcano (1476-1526). El buen clima y la quietud de las aguas que acompañaron a los navegantes desde que abandonaron el extremo meridional del Cono Sur hasta que llegaron a las Islas Molucas, habría originado el nombre de Mare Pacificum entre los tripulantes de la flota.

Magallanes, a bordo de la Trinidad y al servicio de los Reyes de España, ingresó al Mar del Sur el 27 de noviembre de 1520, tras recorrer el estrecho que hoy lleva su nombre, y que aún hoy invoca la cautela de los marinos en virtud de la bravura de su oleaje y de su clima impredecible. Tras Magallanes, muchos navegantes europeos emularían esta gran travesía. El descubrimiento de este paso fue decisivo para la política económica hispana, pues, en virtud del Tratado de Tordesillas, significó la apertura de una ruta comercial soberana hacia el lejano Oriente y los puertos americanos que se desarrollarían junto al Pacífico.

Entre los eruditos que han sido cautivados por el carácter épico del descubrimiento del Mar del Sur se encuentra el gran investigador chileno José Toribio Medina (1852-1930), quien, en una brillante memoria histórica, presentada a la Universidad de Chile, escribió sobre las gestas de Balboa y Magallanes.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image