CUANDO LAS HIENAS DETERMINAN LA AGENDA

Alfredo M. Cepero

Director de www.lanuevanacion.com

Sígame en: http://twitter.com/@AlfredoCepero

Imitando el vaticinio demencial del Tercer Reich de Adolfo Hitler, Meliá se prepara para seguir explotando a sus obreros cubanos por una eternidad.

Quienes seguimos de cerca los acontecimientos internacionales nos preguntamos con frecuencia cómo son posibles las siderales contradicciones en las políticas de muchos países y organizaciones con respecto a las tiranías de Cuba y Venezuela. La tiranía cubana lleva 60 años no sólo oprimiendo a nuestro pueblo sino exportando guerra, miseria y muerte a otros países del Continente Americano. Venezuela es el caso más destacado y más prolongado. Sin Fidel Castro no habría existido un Hugo Chávez. Sin Hugo Chávez no habría surgido un Nicolas Maduros. Sin estos tres demonios Venezuela sería hoy un país próspero y un pueblo libre.

Siguiendo este silogismo de causas y efectos el árbol bajo el cual se cobijan los enemigos de la libertad en América tiene sus raíces en La Habana. Mientras haya tiranía cubana habrá tiranía venezolana. Lo lógico sería cortar primero las raíces de la tiranía cubana sin la cual se caerían irremisiblemente las ramas de la tiranía venezolana. Pero la lógica es un estorbo para quienes anteponen la avaricia a los principios. Como las hienas, son carroñeros oportunistas que se alimentan de animales muertos. En esta fábula, los animales muertos son los cubanos domesticados por la tiranía cubana y ofrecidos como esclavos a los intereses foráneos.

Para ilustrar mis afirmaciones paso a ofrecerles algunos ejemplos. El primero, es esa madre de todos los pantanos que son las Naciones Unidas. Como ha hecho por más de medio siglo, la Asamblea General de la organización adoptó una resolución en noviembre del año pasado condenando el embargo de los Estados Unidos contra la tiranía cubana. La resolución fue adoptada por 189 votos a favor con sólo dos en contra, los Estados Unidos e Israel.

Como contraste inusitado, la tiranía venezolana no ha sido objeto de tal solidaridad por parte de la ONU. Por el contrario, la organización envió a Caracas a su Alta Comisionada para los derechos humanos, la comunista congénita Michelle Bachelet, con instrucciones de que hablara con los usurpadores gubernamentales y los líderes de la oposición. Para conservar los privilegios y beneficios de su opulento cargo, la admiradora de Fidel Castro decidió condenar a Nicolas Maduro y alinearse a regañadientes con la oposición venezolana. Resumió su informe diciendo: "Existen motivos razonables para creer que se han cometido graves violaciones de los derechos económicos y sociales en Venezuela"

Por su parte, la Unión Europea ha ido más allá de las Naciones Unidas con sus medidas para financiar a la tiranía cubana antes que denunciarla. Una tiranía que mantiene al pueblo en la más abyecta miseria mientras sus jerarcas enriquecen sus arcas. La UE ha llegado al extremo de denunciar al Gobierno de Donald Trump ante la Organización Mundial del Comercio por su decisión de permitir a los ciudadanos norteamericanos demandar al régimen de Cuba por propiedades que le fueron robadas.

La razón detrás de esta decisión es que esta medida de Trump pone en peligro el monopolio hotelero que subsiste gracias a la coalición entre las cadenas multinacionales europeas y el Partido Comunista Cubano. Y para no dejar dudas, la UE envió una carta al Secretario de Estado, Mike Pompeo, donde le advierte que tomará todas las represalias posibles. Esto incluye confiscar empresas estadounidenses como compensación por las empresas europeas en Cuba.

Por su parte, la anacrónica e inútil OEA también ha participado en este circo de la infamia contra un pueblo abandonado a su suerte de esclavitud y miseria. El peor de todos, el solapado comunista chileno José Miguel Insulza. En el curso de sus diez años (2005-2015) al timón de la OEA, Insulza hizo gestiones infructuosas para el regreso de la tiranía cubana al seno de la organización. Al mismo tiempo, actuó como subalterno de Hugo Chávez a cambio de contar con los votos de las islas caribeñas, beneficiarios del petróleo venezolano, en las múltiples elecciones que lo mantuvieron en el cargo.

En épocas más recientes, otra organización ha exigido libertad para el pueblo de Venezuela al mismo tiempo en que ha ignorado la esclavitud del pueblo cubano. El Grupo de Lima (abreviado en ocasiones como GL), es una instancia multilateral que se estableció tras la denominada Declaración de Lima, el 8 de agosto de 2017 en la capital peruana. Bajo la sombrilla de este grupo se reunieron representantes de 14 países con el objetivo de dar seguimiento y buscar una salida pacífica a la crisis en Venezuela. Entre otras cosas, exige la liberación de los presos políticos, pide elecciones libres, ofrece ayuda humanitaria y critica la ruptura del orden institucional en el país sudamericano. ¡Una vez más, de mi Cubita nada.!

Pero la más dolorosas de todas las traiciones y la más despreciable de las conductas mercantilistas ha sido la de España, una nación a la que muchos cubanos por mucho tiempo llamamos nuestra "Madre España". Todo empezó desde los primeros días de la fraudulenta revolución castrista. Franco y Castro profesaban ideologías diametralmente opuestas pero se sentían identificados por sus orígenes gallegos, su formación jesuita y su odio vitriólico a los Estados Unidos. Era tan importante para Franco mantener la amistad con los Castro, que cuando su embajador Juan Pablo de Lojendio se enfrentó a Fidel Castro en los estudios de la televisión cubana, el dictador ubicó al funcionario diplomático en otro destino y dijo a sus más allegados : "Con Cuba, cualquier cosa menos romper".

Años más tarde, el corrupto Juan Carlos I siguió los pasos de su mentor Francisco Franco. En una de las enfermedades de Castro, el Rey declaró que hacía votos por la rápida recuperación del tirano. Le puso la consabida "tapa el pomo" cuando más tarde fue a La Habana para participar en el entierro de Fidel Castro. En el curso del sepelio, el monarca fue retratado junto a algunos de los líderes políticos más controvertidos del mundo como Evo Morales (Bolivia) o Daniel Ortega (Nicaragua). Muchos españoles se mostraron indignados ante tal deplorable conducta.

Por su parte, los políticos españoles han dado prioridad a los intereses económicos de las empresas españolas que explotan a los obreros cubanos en la Isla por encima de la libertad del pueblo de Cuba. Tanto Mariano Rajoy, del Partido Popular, quien gobernó por siete años, como Jose Luis Rodriguez Zapatero, del Partido Socialista Obrero Español, quien gobernó por 8 años, trataron a la tiranía con guantes de seda. Ambos han demostrado ser tiñosas del mismo plumaje.

Para tener una idea de la complicidad de las empresas españolas con la tiranía de Cuba bastan unas pocas estadísticas. Las más de 200 firmas españolas radicadas en la Isla dicen estar preparadas para resistir un eventual endurecimiento del embargo por parte de los Estados Unidos. También resulta revelador que la única asociación de empresarios extranjeros en Cuba--con 250 socios y 25 años de existencia--es la española. Este grupo representa, un cuarto de las empresas foráneas acreditadas en la Cámara de Comercio local.

Entre todas ellas, la más despreciable y explotadora ha sido Sol Meliá con diez hoteles de lujo a lo largo de la Isla. Imitando el vaticinio demencial del Tercer Reich de Adolfo Hitler, Meliá se prepara para seguir explotando a sus obreros cubanos por una eternidad. Por eso el año pasado renovó sus licencias de operación hasta el 2042 y prometió invertir otros 400 millones de dólares. Y en colmo del cinismo, cuando fueron confrontados con la amenazas de reclamaciones por parte de los legítimos dueños de las propiedades que operan, sus gerentes afirmaron: 'somos meros gestores hoteleros'.

Estas declaraciones contrarias a toda realidad sólo pueden ser hechas por gente cegadas por la avaricia e ignorantes de la historia. Porque, tal como una vez los echamos de nuestra patria en nuestras guerras de independencia, esta vez les pasaremos la cuenta por sus abusos, sus explotaciones y sus prebendas. Si no lo hacemos no merecemos ser libres.

7-31-19

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image