FUNDACIÓN E HISTORIA DEL PARTIDO REPUBLICANO DE EE.UU.

El Partido Republicano también conocido como el Grand Old Party, es uno de los dos mas importantes partidos políticos de los Estados Unidos, junto con el Partido Demócrata.

Los republicanos han ocupado la Casa Blanca durante 87 años desde su primer candidato a la presidencia John C. Fremont en 1856 hasta Donald J. Trump en 2019.

Historia

La extensión de la esclavitud en los territorios dividió el Partido Demócrata y el Partido Whig, y los opositores de la Ley Kansas-Nebraska[1] de 1854 organizaron el nuevo partido republicano.

Durante el siglo XIX el Partido Republicano se opuso a la extensión de la esclavitud a los nuevos territorios del país y, en última instancia, para la completa abolición de la esclavitud.[2]

En febrero de 1854, integrantes del desaparecido partido Whig habían comenzado a reunirse para discutir la formación de un nuevo partido. Una de esas reuniones, en Wisconsin el 20 de marzo de 1854, es recordado generalmente como la reunión de fundación del Partido Republicano.[3]

El nombre fue adoptado oficialmente por la convención estatal celebrada en Jackson, Michigan, el 6 de julio de 1854. En la primera Convención Nacional Republicana en Filadelfia en 1856, los republicanos nominaron a John Frémont como su primer candidato presidencial.

En 1860, Lincoln ganó la presidencia a pesar de las amenazas de secesión del sur y la guerra, recibió el 56 por ciento del voto popular y recibió veintisiete votos electorales. Antes de que Lincoln llegara a la presidencia, siete estados del sur votaron para abandonar la Unión en lugar de aceptar su elección.

El 1 de enero de 1863 emitió una proclamación de la emancipación, para Lincoln y muchos otros, el tema era la necesidad militar tanto como imperativo moral.[4] Entre los años 1874 y 1896, el partido Republicano y Demócrata se turnaron el control de la presidencia y el congreso, aunque gran parte del dominio lo obtuvieron los republicanos.

Durante las elecciones de 1880, 1884, 1892, el partido obtuvo un promedio de 57.7% del voto popular con una diferencia de 15 puntos de su rival el Demócrata, en 1912 el partido fue vencido por el demócrata Woodrow Wilson.

La gran Depresión fue el apoyo en el cual se sustento la victoria de Franklin Delano Roosevelt en 1932 y el New Deal, la versión estadounidense del Estado de Bienestar que unió diversas y distintas minorías raciales y religiosas y las victorias siguientes del Partido Demócrata (1932 y 1948) y la mayoría del Congreso excepto en 1946.

La crisis del Estado de Bienestar en los años ochenta permito que el partido Republicano mantuviera la presidencia por 12 años por medio de una propuesta neo liberal.[5]

El candidato republicano Ronald Reagan obtuvo una victoria en 1980, año en que también obtuvieron el control de la cámara alta. Reagan adopto una serie de reformas y una política económica neo liberal y social conservadora que le permitió la reelección en 1984 y la victoria de su entonces vicepresidente George H. W. Bush a la Casa Blanca.

Ideología

Los republicanos siguen lo que se considera una filosofía conservadora. Su creencia es que si bien el papel del gobierno es regular y supervisar la moralidad, no es la responsabilidad del gobierno atender a cada individuo.[6] Basandose en los principios de la responsabilidad personal, que los individuos determinar cómo quieren vivir su vida, y deben ser autorizados a tener éxito o fracasar en base a sus propios méritos, sin injerencia del Gobierno.

El partido republicano en el siglo XIX y desde su fundación era visto como un partido "progresista" en terminos de la abolición de la esclavitud de los negros y las divisiones internas de su entonces rival conservador el partido Demócrata.

Aunque ya para aquella época destacaba su defensa de la empresa privada, su rechazo a la injerencia del Estado en la economía y su frontal oposición a socialistas y comunistas.

En la mayor parte del siglo XX se hablaba de tres grandes tendencias en el Partido Republicano: liberales, conservadores y moderados.[7]

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image