BRUNO RODRÍGUEZ: EL GOBIERNO CUBANO ESTÁ 'PREPARADO' PARA ENFRENTAR LA LEY HELMS-BURTON

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, afirmó este lunes en Moscú que su país está preparado para hacer frente a la activación de los Títulos III y IV de la Ley Helms-Burton, medida que calificó como un "nuevo instrumento" de EEUU para endurecer el embargo contra el régimen.

"Estas medidas serán inaplicables, dado el ordenamiento legal cubano", dijo el canciller cubano una rueda prensa conjunta con su par ruso, Serguéi Lavrov, reportó EFE.

Rodríguez se refería a la reciente decisión del Gobierno de Donald Trump de activar los Títulos III y IV de la Ley Helms-Burton que permiten a los estadounidenses y a los cubanos nacionalizados en EEUU demandar en sus tribunales a compañías que lucran con terrenos o inmuebles que les fueron confiscados en la Isla tras la llegada al poder de Fidel Castro en 1959.

"Estamos preparados para enfrentar las consecuencias económicas que se deriven de ellas, sabiendo que siempre tendrán costos económicos y también humanitarios, pero que no conseguirán nunca doblegar la voluntad de nuestro pueblo", afirmó.

El ministro recordó que Cuba ya en 1996 se dotó de la Ley de Reafirmación de la Dignidad y Soberanía Cubanas (Ley 80), que defenderá los intereses de la economía nacional, de sus empresas, de sus ciudadanos y también de las contrapartes de comercio e inversión de terceros países.

"Ha habido una fuerte y amplia reacción internacional contra este nuevo instrumento, que endurece el bloqueo contra Cuba", dijo el canciller, y recalcó que las contrapartes de La Habana en comercio, inversiones, turismo y otros ámbitos "han expresado que persistirán en sus negocios legítimos" en la Isla.

"Y nuestro Gobierno ha dado todas las garantías de seguridad jurídica respecto a una ley que es totalmente inaplicable en nuestro país, tal como una ley cubana antídoto lo establece", agregó.

Además, destacó que la economía cubana "hoy es mucho más diversificada" y citó como ejemplo la exportación de servicios médicos (por estos días foco de denuncia de explotación), la industria farmacéutica y de biotecnologías y un "turismo fuerte y seguro".

Rodríguez denunció la decisión de Washington de activar los Títulos III y IV de la Ley Helms-Burton como lo que catalogó como "un paso más en la agresiva aplicación de las leyes norteamericanas contra terceros países, lo cual constituye una gruesa violación del derecho internacional y de la soberanía de todos los Estados".

Agregó que afecta también seriamente a los cubanos residentes en el exterior y, en particular, en EEUU, y dijo que "también conculca libertades civiles de los estadounidenses, como su libertad de viajar, por ejemplo".

Lavrov reafirma el apoyo de Moscú a La Habana

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia reafirmó el apoyo de Moscú a La Habana, su aliado estratégico, al comienzo de su reunión con Bruno Rodríguez.

"En 2019, cuando se cumple el 60 aniversario de la victoria de la revolución cubana, les aseguramos que continuaremos apoyando a nuestro aliado estratégico, Cuba", dijo Lavrov.

Agregó que Rusia sigue con "gran atención y simpatía los profundos cambios" que tienen lugar en la Isla y destacó los avances logrados por Cuba en diversos ámbitos como el socioeconómico y cultural pese a los muchos años del embargo estadounidese.

Lavrov adelantó que en el curso de las actuales conversaciones se firmará un "plan de consultas políticas" para el trienio 2020-2022, que permitirá imprimir más dinamismo a los contactos bilaterales y a la marcha de los proyectos conjuntos.

Rodríguez, a su vez, calificó el diálogo con Moscú de "siempre deseado y productivo", y el estado de las relaciones bilaterales de "excelentes", incluidos los proyectos conjuntos y el "potencial prometedor" para desarrollar los lazos aún más.

Recordó que ambos países disfrutan de un diálogo político "de muy alto nivel", con crecientes proyectos económicos y de interés mutuo "que marchan bien".

Rodríguez indicó que la reunión con Lavrov se produce "en medio de una situación internacional convulsa, de crecientes amenazas a la paz y la seguridad regional, que también alcanza la región de América Latina y el Caribe".

"Tenemos grandes coincidencias en nuestras posiciones de la agenda internacional y multilateral, y admiramos el papel de Rusia en la defensa y la preservación de la paz y la seguridad internacional", recalcó el ministro cubano.

Rodríguez agradeció a su aliado su "solidaridad" en relación con el embargo de EEUU, y a cambio denunció el "papel agresivo de la OTAN y el acercamiento a la frontera de la Federación Rusa" por parte de la Alianza Atlántica.

Asimismo, expresó la oposición de su Gobierno a "medidas coercitivas unilaterales" y a sanciones que "injustamente se aplican a la Federación" Rusa.

La Habana apoya un diálogo 'soberano" entre el Gobierno venezolano y la oposición

Rodríguez Parrilla también afirmó este lunes que La Habana alentará todo proceso de diálogo entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición que promueva unos "acuerdos absolutamente soberanos" entre venezolanos para solucionar la crisis en el país andino, en referencia al incipiente proceso en Oslo, precisó EFE.

"Cuba apoyará cualquier iniciativa dirigida a promover el diálogo respetuoso basado en la igualdad soberana, con estricto apego a los principios del derecho internacional, en particular el no uso, ni la amenaza del uso de la fuerza, la no injerencia y la no intervención en los asuntos internos de los Estados".

El titular de Exteriores agregó que, en este sentido, su Gobierno alentará "todo proceso de diálogo que tome en cuenta los intereses del pueblo de Venezuela con participación del Gobierno bolivariano y chavista en la dirección de alcanzar soluciones y acuerdos absolutamente soberanos y entre los venezolanos".

El sábado el Ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega informó de que los representantes del Gobierno de Maduro y de la oposición regresarán a Oslo esta semana, después de los encuentros preliminares que tuvieron lugar en días previos para entablar un diálogo político entre ambas partes.

Los gobiernos de Cuba y Rusia son, junto a los de China, Turquía y Nicaragua, fieles aliados del Gobierno de Maduro, frente a más de 50 países, entre ellos EEUU, que reconocen al jefe del Parlamento de Venezuela, Juan Guaidó, como presidente interino.

"Nosotros expresamos toda nuestra solidaridad con el presidente Nicolás Maduro Moros, legítimamente electo, con el Gobierno constitucional de ese país y con la unión cívico-militar de su pueblo", insistió Rodríguez Parrilla.

"Hay que rechazar tajantemente el intento de declarar vigente la Doctrina Monroe por el Gobierno de EEUU en un acto de dominación imperialista que pertenece a otra época", sostuvo.

http://www.diariodecuba.com/cuba/1558968791_46596.html

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image