EL CONSEJO DE SEGURIDAD DE LA ONU SE REÚNE DE URGENCIA ESTE MARTES POR VENEZUELA

—El Consejo de Seguridad de la ONU hará reunión urgente sobre Venezuela este martes. A pedido de Estados Unidos, el Consejo de Seguridad de la ONU se reune de manera urgente este martes para discutir la crisis en Venezuela tras los eventos ocurridos durante el fin de semana, cuando la oposición y su apoyo internacional intentaron ingresar las donaciones al país y el Gobierno de Nicolás Maduro lo impidió.

Además, Estados Unidos solicitó que la reunión del Consejo, que comenzará a las 15 horas, sea abierta, según indicaron diplomáticos.

En los choques entre fuerzas de Maduro y los civiles que buscaban la entrada de la ayuda murieron cuatro personas en la frontera de Venezuela con Brasil, según la ONG Foro Penal. Asimismo, cientos resultaron heridos en los choques en las fronteras con Colombia y Brasil.

Aunque Rusia apoya al Gobierno de Maduro, diplomáticos indicaron que es poco probable que llame a un voto de procedimiento para intentar bloquear la reunión, como lo hizo el 26 de enero, cuando el Consejo también se reunió a instancias de Washington para discutir especialmente la crisis en Venezuela.

En esa oportunidad, Rusia, China, Sudáfrica y Guinea Ecuatorial se opusieron al pedido de Estados Unidos de discutir la crisis de Venezuela en el Consejo integrado por 15 países, mientras Costa de Marfil e Indonesia se abstuvieron. Sin embargo, la reunión tuvo lugar de todos modos porque nueve países votaron a favor.

La jefa de política de la ONU, Rosemary DiCarlo, informará al Consejo sobre la situación en Venezuela, mientras continúan las negociaciones sobre un proyecto de resolución estadounidense que respaldaría "el inicio inmediato de un proceso político que lleve a elecciones libres, justas y creíbles" en el país suramericano con la presencia de observadores internacionales.

No obstante, se mantiene la posibilidad de que la propuesta sea vetada por Rusia, que preparó su propio proyecto de resolución que denuncia los "intentos para intervenir" en los asuntos de Venezuela y expresa su inquietud por "amenazas del uso de la fuerza" contra el Gobierno de Maduro.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, se declaró el domingo "conmocionado" por la muerte de civiles en Venezuela y urgió a "hacer todo lo posible para evitar una mayor escalada".

La situación en Venezuela ha dividido a los Estados miembros de la ONU, donde decenas de países como Rusia, China, Irán, Corea del Norte, Siria, Cuba, Nicaragua y Bolivia todavía apoyan a Maduro.

—Grupo de Lima apoya transición democrática en Venezuela "sin uso de la fuerza". El Grupo de Lima, reunido este lunes en Bogotá, aseguró que la transición democrática en Venezuela tiene que ser llevada a cabo por los ciudadanos de ese país "pacíficamente y en el amparo de la Constitución".

El organismo "reitera su convicción de que la transición a la democracia debe ser conducida por los propios venezolanos pacíficamente y en el marco de la Constitución y el derecho internacional, apoyada por medios políticos y diplomáticos, sin uso de la fuerza", indicó el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, al leer la resolución adoptada por los miembros del Grupo de Lima.

Asimismo, en la declaración se expresó "el derecho de todos los venezolanos a vivir en democracia y libertad y, por consiguiente, reiteran su respaldo a la celebración de elecciones libres y justas, abiertas a la participación de todas las fuerzas políticas, con acompañamiento y observación internacional, organizadas por una autoridad electoral neutral y legítimamente constituida", reseñó EFE.

A renglón seguido, enfatizó en que unas nuevas elecciones democráticas "exigen la salida inmediata de Nicolás Maduro y el cese de la usurpación, respetando la autoridad constitucional de la Asamblea Nacional y al presidente encargado, Juan Guaidó".

El Grupo de Lima se reunió este lunes en Bogotá, con la presencia del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence y de Guaidó, mandatario interino de Venezuela, para estrechar el "cerco diplomático" a Maduro después de que el intento de ingresar ayuda humanitaria a ese país acabara en violencia.

El organismo también le pidió a la Corte Penal Internacional (CPI) que "tome en consideración" la "grave situación de Venezuela y la denegación del acceso a la asistencia humanitaria, que constituye un crimen de lesa humanidad".

"Solicitar a la Corte Penal Internacional que tome en consideración la grave situación humanitaria en Venezuela, la violencia criminal del régimen de Nicolás Maduro en contra de la población civil, y la denegación del acceso a la asistencia internacional, que constituyen un crimen de lesa humanidad", apuntó el documento.

Esta solicitud se enmarca en "el curso de los procedimientos que adelanta en virtud de la solicitud presentada por Argentina, Canadá, Colombia, Chile, Paraguay y Perú el 27 de septiembre de 2018, y posteriormente refrendada por Costa Rica y Francia, y bienvenida por Alemania", que acusa a Maduro de crímenes de lesa humanidad.

En el documento también se condenó las "acciones deliberadas del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro que, sin considerar el sufrimiento de la población", prohibió el ingreso de ayuda humanitaria el pasado sábado para paliar la crisis que vive ese país.

En ese sentido, el Grupo de Lima denunció "ante la comunidad internacional al régimen ilegítimo de Maduro por estar sometiendo intencionalmente a los venezolanos y a la población más vulnerable a una sistemática privación de alimentos y medicinas y de acceso de servicios básicos para asegurar su permanencia en el poder".

También, se resolvió mantener una coordinación con los representantes del Gobierno de Guaidó, tanto en sus relaciones bilaterales como en las organizaciones internacionales a las que pertenecen y en los foros multilaterales en los que participan, con miras al retorno de la democracia y la reconstrucción económica" de Venezuela.

De igual manera, el Grupo de Lima hizo un llamado a las fuerzas armadas a "reconocer al presidente encargado, Juan Guaidó, como su comandante en jefe", y los exhortó a que, "fieles a su mandato constitucional de estar al servicio exclusivo de la Nación y no al de una persona, cesen de servir como instrumentos del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro para la opresión del pueblo venezolano y la violación sistemática de sus derechos humanos".

Igualmente, pidieron a los países que aún mantienen vínculos de cooperación con "el régimen ilegítimo" de Maduro que "ayuden a facilitar la búsqueda de soluciones que abran paso al proceso de transición democrática y la convocatoria de elecciones libres, justas, transparentes y creíbles".

http://www.diariodecuba.com/internacional/1551140202_44833.html

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image