EL RÉGIMEN PIDE A LA ONU CANCELAR LA PRESENTACIÓN DE UNA CAMPAÑA POR LOS PRESOS POLÍTICOS CUBANOS

El régimen cubano se quejó este domingo del lanzamiento de una campaña a favor de los presos políticos, anunciado para el próximo martes en la ONU, y pidió al secretario general del organismo, António Guterres, que lo cancele por considerar que "viola las normas y la Carta" de Naciones Unidas, reporta EFE.

La embajadora cubana ante la ONU, Anayansi Rodríguez, pidió en una carta enviada a Guterres que se realice una investigación interna "a fin de determinar las responsabilidades por las violaciones" que señala en la misiva.

El Departamento de Estado de Estados Unidos anunció que el este martes, 16 de octubre, se lanzará la campaña "Jailed for What" ("Encarcelados para qué") a favor de unos 130 prisioneros políticos cubanos, en la Sala del Consejo Económico y Social (ECOSOC) de la ONU.

En el lanzamiento, la oradora será la diplomática estadounidense Kelley E. Currie, tras lo cual se llevará a cabo un foro en el que participará el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

Para la embajadora de La Habana, con dicha acción "se intenta empañar el nombre de Naciones Unidas en un acto en contra de un Estado miembro, en contravención de los propósitos y principios de la Carta de Naciones Unidas".

"Bien ameritaría que el Gobierno de Estados Unidos transformara su campaña de ignominia por perdón sentido y reparación al pueblo cubano por los daños ocasionados por los 56 años de bloqueo", afirmó.

En su carta a Guterres, Anayansi Rodríguez dijo además que las normas relativas al uso de las salas de conferencias establecen "claramente" que solo se realizarán eventos que estén en consonancia con los propósitos y principios de la ONU y "estén justificados por pertinencia para la labor de la organización".

La embajadora opinó que el evento viola "de forma flagrante" dichas normas y solicitó que se cancele.

Por su parte, en director general de Estados Unidos en la Cancillería cubana, Carlos Fernández de Cossío, acusó a Washington de "fabricar pretextos para conducir a un clima de mayor tensión bilateral", informó el sitio en internet de la Cancillería cubana.

Dijo que Estados Unidos pretende retomar la campaña contra Cuba en el área de los derechos humanos y para ello "acude a las acusaciones fraudulentas y a campañas difamatorias".

Agregó que el Gobierno estadounidense dedica cada año recursos millonarios "para atentar contra el orden constitucional cubano, interferir en los asuntos internos y financiar a individuos que actúan como agentes de una potencia extranjera, lo que en Cuba es ilegal, al igual que lo es en los Estados Unidos y en otros países".

Criticó que "recientemente se han incorporado a las estructuras de política exterior del Gobierno figuras de reconocida trayectoria anticubana, capaces, como ya lo han hecho en el pasado, de fabricar falsedades que han quedado desenmascaradas y documentadas públicamente, incluso por el Congreso de los Estados Unidos".

El Gobierno cubano no reconoce a la disidencia interna y califica rutinariamente a sus integrantes de "contrarrevolucionarios" o "mercenarios" al servicio de intereses extranjeros. Niega que en las cárceles de la Isla existan presos políticos y sostiene que se trata de delincuentes comunes.

En los foros internacionales, La Habana no acepta críticas a su desempeño en derechos humanos. Asimismo, califica de "anticubanos" a los exiliados que rechazan su política.

http://www.diariodecuba.com/cuba/1539599688_42424.html

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image