LA MULATA SOLEDAD

Cástulo Gregorisch

La mulata Soledad,

del solar La Mariposa,

la de la pasa “estirá”,

la de la bemba carnosa.

La mulata Soledad,

jaranera y salpicona,

aretes en las “sorejas”,

con roja cinta en la moña.

La mulata Soledad,

chancleteando a toda hora,

chismeando con los demás,

habla más que las cotorras.

La mulata Soledad,

enredadora y de broncas.

tiene al solar intranquilo,

no muy bien que se comporta.

La mulata Soledad,

de guaguancó bailadora,

moviendo bien las caderas,

sensual y provocadora.

La mulata Soledad,

envidiada por las otras,

con su atractivo especial

que a los hombres alborota.

La mulata Soledad,

quien conoció en una tómbola

a Juanito “bofetá”,

chulampín de poca monta.

La mulata Soledad,

de Juanito se enamora,

cae en las garras del chulo,

se desgracia la bembona.

La mulata Soledad,

Juanito ahora la explota,

una más para su harén

en el barrio La Victoria.

La mulata Soledad . . .

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image