WASHINGTON ABRE SU EMBAJADA EN JERUSALÉN Y EL EJÉRCITO ISRAELÍ MATA A 52 PALESTINOS EN PROTESTAS EN GAZA

Estados Unidos inauguró este lunes su embajada en Jerusalén a la misma hora en que hace 70 años se proclamaba en Tel Aviv (donde estaba hasta ahora dicha sede diplomática) el Estado de Israel, reporta EFE.

El traslado desencadenó una oleada de protestas en la Franja de Gaza, donde 52 personas murieron y otras 2.000 resultaron heridas en incidentes violentos con el Ejército israelí, que abrió fuego contra la multitud que se acercaba a la valla de separación con Israel.

Más de 40.000 personas participaron en la llamada "Gran marcha del retorno", que desde el pasado 30 de marzo ha sido convocada durante siete viernes consecutivos, así como los días 14 y 15 de mayo, para protestar contra el traslado de la embajada y reclamar el regreso de los refugiados palestinos.

"En nombre del 45 presidente de los Estados Unidos de América (Donald Trump), os damos la bienvenida oficialmente, por primera vez, a la Embajada de Estados Unidos, aquí en Jerusalén, la capital de Israel", declaró la hija del mandatario, Ivanka Trump, al descubrir la placa en la que hasta ahora fue sede consular estadounidense.

"Gracias, Trump, por tener el coraje de cumplir tus promesas", agradeció el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en referencia a la promesa de trasladar la embajada que el presidente estadounidense hizo cuando estaba en campaña para las elecciones que lo llevaron a la Casa Blanca.

"Presidente Trump, con reconocer la realidad usted ha hecho historia", afirmó el jefe del Gobierno israelí, quien destacó la amistad entre los dos gobiernos: "No tenemos amigos mejores en el mundo, ustedes defienden Israel y defienden Jerusalén. Gracias", dijo.

Estados Unidos se convirtió así en el primer país en tener embajada en Jerusalén desde 2006, cuando se cerró la última, en cumplimento de la posición de consenso alcanzada por la comunidad internacional, desde que en 1980 la ciudad (cuya mitad oriental fue ocupada por Israel en la Guerra de los Seis Días, de 1967) fue proclamada unilateralmente capital de Israel.

Guatemala seguirá los pasos de Estados Unidos y trasladará su embajada a Jerusalén el día 16, en una ceremonia a la que asistirá el presidente, Jimmy Morales.

Paraguay hará lo propio el 21 o 22 de mayo, también con la asistencia de su presidente, Horacio Cartes.

La delegación estadounidense estuvo integrada por el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin; el subsecretario de Estado, John Sullivan; la hija de Trump, Ivanka, y su esposo, Jared Kushner.

Donald Trump participó en el acto en una videoconferencia en la que defendió a Israel como "una nación soberana con el derecho a determinar su propia capital" y añadió que Estados Unidos "falló durante años en reconocer lo obvio".

El presidente estadounidense insistió en que sigue comprometido con un acuerdo duradero entre israelíes y palestinos, pese a que la decisión de trasladar la embajada a Jerusalén llevó a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) a descartarle como mediador.

"Nuestra mayor esperanza es por la paz, y Estados Unidos está comprometido en la paz en Oriente Medio, y en respetar el statu quo en Jerusalén" declaró.

"Cuando haya paz en esta región, recordaremos este día y veremos que el camino hacia ella empezó con el reconocimiento estadounidense de la verdad", afirmó Kushner, asesor presidencial de Trump y encargado de liderar el equipo de la Casa Blanca para impulsar la vuelta a las negociaciones.

"Trasladar la embajada a Jerusalén es, ante todo, un reconocimiento de la realidad", pero también "un paso para avanzar por la paz en la ciudad, en la región y en todo el mundo", declaró Sullivan.

El traslado fue condenado por el primer ministro libanés, Saad Hariri, quien lo calificó como una nueva "catástrofe" para los palestinos.

El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, acusó a Israel de "masacrar a innumerables palestinos a sangre fría mientras protestan en la prisión al aire libre más grande del mundo".

La alta representante de la política exterior de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, pidió "contención" y "coraje" a israelíes y palestinos para cesar la violencia en Gaza y "retomar el diálogo".

Disturbios en Ramala y manifestaciones en Hebrón, Nablus y Belén

Según el Ministerio de Salud palestino, la mayoría de los 52 muertos en las protestas de este lunes son jóvenes de entre 20 y 30 años y al menos cinco de ellos adolescentes: uno de 14 años, otro de 15 y tres de 16.

Además, 2.410 personas han tenido que ser atendidas, más de la mitad de ellas por heridas de bala o metralla, otras por golpes y contusiones, y el resto por asfixia a causa de la inhalación de gases lacrimógenos.

En Ramala se congregaron más de 3.000 personas, que marcharon hacia el puesto de control militar israelí de Qalandia, donde se registraron disturbios con 35 heridos y atendidos por asfixia. También hubo manifestaciones menores en Hebrón, Nablus y Belén.

Los organizadores de la Gran Marcha del Retorno, que se inició el 30 de marzo, llamaron a los palestinos "a mantener todos los frentes de lucha abiertos contra la ocupación".

"Consideramos a Estados Unidos y a la ocupación responsables de la sangrienta masacre de hoy en Gaza", subrayaron.

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, convocó una huelga general para este martes, día en que los palestinos conmemoran la Nakba (catástrofe) que para ellos supuso la creación de Israel.

El teniente coronel Jonathan Conricus, portavoz del Ejército israelí, dijo a periodistas que "esta es la octava semana de la violencia orquestada por Hamás, y ha habido un nivel de violencia sin precedentes, en el que han tratado de plantar explosivos en la valla en tres diferentes puntos e intentado penetrar en Israel".

Los islamistas, aseguró, "envían a civiles a la frontera para que sus operativos entren después a matar a civiles israelíes y también son culpables de quemar y destruir la parte palestina del cruce de Kerem Shalom", afirmó.

A su juicio, "Hamas está matando a Gaza" y se puede ver "un claro patrón" para empeorar la situación humanitaria en la Franja, mientras que Israel lo que intenta hacer es "defender sus hogares".

"No vamos a permitir ninguna infiltración en Israel, ni riesgos para los civiles israelíes, por parte de miembros de Hamás o de hordas de gente tratando de romper la valla", advirtió.

El Ejército realizó este lunes varios ataques aéreos a infraestructuras militares de Hamás alejadas de los puntos de las manifestaciones.

La Casa Blanca también responsabilizó a Hamás de la violencia.

"Hamás está intencionalmente y cínicamente provocando esta respuesta y, como ha dicho el secretario de Estado (Mike Pompeo), Israel tiene derecho a defenderse", declaró en una rueda de prensa el portavoz adjunto de la Casa Blanca, Raj Shah.

Preguntado sobre si Estados Unidos ha pedido a Israel que modere sus acciones y si cree que tiene alguna responsabilidad, Shah se limitó a contestar que "no".

http://www.diariodecuba.com/internacional/1526328186_39330.html

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image