EL SINDICATO DEL RÉGIMEN PIDE 'APOYO' PARA DÍAZ-CANEL Y SU TUTOR RAÚL CASTRO

El recién designado presidente, Miguel Díaz-Canel, y su tutor, Raúl Castro, encabezaron este martes el desfile del Primero de Mayo en La Habana, para el cual, como es habitual, el Gobierno movilizó a decenas de miles de personas.

"Nos asisten muchas razones y argumentos para convertir este Primero de Mayo en una demostración de apoyo a nuestra Revolución", dijo en el discurso central Ulises Guilarte, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), único sindicato legal en la Isla y que responde a los intereses del Gobierno.

El régimen no ha dejado de llamar a la "unidad" en las últimas semanas y desde que Raúl Castro pasó la silla de presidente de los Consejos de Estado y de Ministros a Díaz-Canel.

El nuevo presidente acudió vestido con camisa blanca y gorra de béisbol, mientras Raúl Castro lo acompañó con su uniforme de general.

Guilarte dijo que el desfile se realizaba en apoyo "al primer secretario del Partido, compañero Raúl, a la continuidad de nuestra Revolución, en el Estado y el Gobierno, presidido por el compañero Díaz-Canel", reportó la AFP.

Raúl Castro permanecerá al menos hasta 2021 al frente del Partido Comunista, organización a la cual la Constitución castrista otorga el control sobre el resto de los poderes del Estado.

Acompañaron al general y Díaz-Canel en la tribuna más de 1.400 invitados de 34 países y 66 organizaciones sindicales y "solidarias", según los reportes oficiales.

Los participantes en el desfile portaban banderas y telas con consignas y corearon frases como "Raúl, seguro, a los yanquis dale duro".

"Denunciamos la agresiva e injerencista actuación del Gobierno de los Estados Unidos", dijo Guilarte en su discurso y reclamó "el cese del genocida bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a Cuba, que ahora se recrudece", en alusión al giro de la política hacia La Habana realizado por la Administración Trump.

Desfiles similares se produjeron en las cabeceras provinciales. Según la CTC, participaron unos seis millones de cubanos en esta jornada, más de la mitad de la población del país, de 11,2 millones de personas.

Para estos desfiles, el Gobierno suele movilizar a los cubanos a través de centros de trabajo, estudio y barrios. La asistencia puede pesar en la evaluación de trabajadores y estudiantes.

Los trabajadores cubanos no tienen derecho a huelga, manifestación ni sindicación independiente. La CTC es una correa de transmisión de las directivas del Gobierno, principal empleador en el país.

http://www.diariodecuba.com/cuba/1525187484_39065.html

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image