EL CEREBRO DEL ABUELO SE PARECE AL DEL NIETO

Luisa Fernanda Barbosa Gómez

En el cerebro de las personas de más de 70 años nacen tantas nuevas neuronas como en el cerebro de un adolescente.

Durante décadas los investigadores han intentado revelar las claves del envejecimiento en nuestro cerebro. En ratones, se sabe que la formación de nuevas neuronas, o neurogénesis, disminuye a lo largo de la vida. En cambio, hay un debate abierto sobre cómo cambia la neurogénesis en nuestro cerebro a medida que envejecemos. Un nuevo estudio, publicado en la revista Cell Stem Cell aporta más conocimiento para entender este debate.

Según los resultados del estudio llevado a cabo por el equipo de investigadores de la Universidad de Columbia y liderado por Maura Boldrini, las personas sanas de 70 años tienen tantas nuevas neuronas en el hipocampo como los adolescentes y los adultos jóvenes. El hipocampo es una región de nuestro cerebro, asociada con la memoria y otros procesos cognitivos, por lo que ha sido muy estudiada en relación con el envejecimiento.

Para su investigación, el equipo de Boldrini analizó el hipocampo de 28 personas fallecidas entre los 14 y 79 años. Una de las novedades de este estudio estriba en que se contó con el historial clínico detallado de los donantes. De esta manera se pudo verificar que no padecían ningún trastorno psiquiátrico ni enfermedades crónicas y que no consumían drogas o alcohol.

Para detectar la neurogénesis, los investigadores observan la presencia de marcadores: unas proteínas que se expresan en determinado momento de la vida de una neurona. Por ejemplo, la proteína Ki-67 solo se produce cuando las neuronas son jóvenes y, por tanto, es un indicador de que se están produciendo nuevas células. Con esta técnica, el equipo encontró que Ki-67 se hallaba en todos los cerebros por igual, sin importar la edad.

Más allá de la niñez

El resultado contradice el hallazgo obtenido por otro estudio reciente de la Universidad de California San Francisco, en el que se concluye que la neurogénesis en el cerebro humano se detiene en la niñez, alrededor de los 13 años. Boldrini explica que esta inconsistencia puede deberse a que la investigación previa analizó el cerebro de una población mixta, que incluía personas sanas y enfermas.

Finalmente, los investigadores encontraron que otros parámetros sí cambiaban con la edad. Entre esos, la creación de vasos sanguíneos. En los cerebros más viejos había menos vasos sanguíneos recién formados. Además, disminuía la formación de nuevas conexiones entre las células nerviosas, fenómeno conocido como neuroplasticidad.

«Es difícil estimar la cantidad de neuronas nuevas que surgen en el cerebro adulto, pero se calcula un total de 700 por día», indican los autores. Aún es temprano para intuir cuáles son las implicaciones de estos resultados. Sin embargo, el estudio abre una nueva posibilidad: en lugar de buscar tratamientos que estimulen la neurogénesis, la clave para prevenir el deterioro cognitivo asociado a la vejez puede estar en asegurar el suministro de sangre en las neuronas.

https://www.investigacionyciencia.es/noticias/el-cerebro-del-abuelo-se-parece-al-del-nieto-16285

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image