MADURO Y LA FARSA DE LAS ELECCIONES

Por Angélica Mora Beals

Muchos se preguntan ¿para qué desarrollar el caro espectáculo de Nicolás Maduro en auto-ungirse candidato a las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo próximamente?

La Asamblea Nacional Constituyente cubana decretó que éstas deben realizarse este año, antes del 30 de abril.

Por qué el dictador de Venezuela no nos ahorra el show y se proclama de una vez por todas "Presidente enaeternam dona eis Domine".
Sería bueno que de una vez por todas Maduro diga: "Yo Soy el dictador de Venezuela Eterno, porque así me lo han pedido en la Habana, quiera el pueblo venezolano o no...". Sería más honrado.

Lo que pasa es que Nicolás Maduro todavía quiere hacer creer al mundo que en Venezuela hay democracia y prosigue con la farsa del diálogo... en el que son tontos los que acuden a Santo Domingo, pensando que algo puede cambiar.

Asimismo, el sangriento tirano, mueve las turbinas del Consejo Nacional Electoral (CNE), fija fecha e inaugura la campaña presidencial -donde corre solo- con bailoteos de zamuro bien nutrido, mientras sus focas aplauden enardecidas sus ridiculeces.

Olvidense de un candidato opositor como el empresario Lorenzo Mendoza, a quien Maduro -si éste se presenta- se lo va a comer ¡¡¡con zapatitos!!!

Recuerden que las máquinas de votación estan arregladas para darle el triunfo al Déspota.

Habría que decir, como al final de las viejas zarzuelas: ...

Señores, señoras... la comedia ha terminado, (((( en este caso se ha reiniciado)))), perdonad sus muchas faltas.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image