DONALD TRUMP CONDECORADO CON LA "MEDALLA DE LA VIDA" POR CIDEVIDA Y POR LA FUNDACIÓN LAWTON DE DERECHOS HUMANOS

El grito silencioso de las víctimas inocentes retumba en una nación para llegar a toda la humanidad. Millones de sus pequeñas víctimas fueron dignificadas cuando miles de activistas pro-vidas manifestaron que el aborto es un crimen de lesa humanidad y el derecho a la vida es un valor intrínseco de la persona humana.

Por primera vez un presidente americano en el ejercicio de su cargo, Donald Trump, se solidariza profundamente con las peticiones de los miembros de “La Marcha por la Vida” y en estas circunstancias trascendentes el Presidente declara para su país que el 22 de enero es el “Día Nacional de la Santidad Nacional de la Vida Humana.

Por esa actitud humanitaria, en defensa de los valores éticos-morales de la santidad de la vida humana desde su germinación y por resaltar como sujeto de derecho al niño por nacer, las instituciones Centro Internacional para la Defensa de Vida Humana (CIDEVIDA) y la Fundación Lawton de Derechos Humanos tienen el honor de otorgar al presidente Donald Trump su condecoración más alta: la “Medalla de la Vida”.

A todos los activistas pro-vidas, gracias por su amor altruista en la defensa de la vida humana como valor fundamental de nuestro comportamiento ético social. El mundo será mucho mejor con estas dignas conductas. "Aquel que salva una vida, salva al mundo entero". Y, sobre todo, si son esas vidas humanas, pequeñas, inocentes, indefensas y sin voz que viven en el seno materno.

Muchas gracias, desde La Habana, Cuba.

Dr. Oscar Elías Biscet

Presidente de la Fundación Lawton de derechos Humanos. Líder-Gestor del Proyecto Emilia.

Presidente de Honor del Centro Internacional para la Defensa de la Vida Humana.

Medalla Presidencial de la Libertad.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image