LOS PRIMEROS MAMÍFEROS ERAN NOCTURNOS

Solo comenzaron a ser activos durante el día después de que los dinosaurios no aviares se extinguieron, hace unos 66 millones de años.

Una antigua teoría sostiene que el ancestro común de todos los mamíferos era nocturno. Ahora, un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores del Colegio Universitario de Londres y la Universidad de Tel Aviv, revela en qué momento comenzaron a vivir de día. También arroja luz sobre las primeras especies que adoptaron hábitos diurnos.

El trabajo, publicado en Nature Ecology & Evolution, analizó datos de 2415 especies de mamíferos actuales mediante algoritmos informáticos para reconstruir el comportamiento de los mamíferos ancestrales , que vivieron hace millones de años.

En el análisis se utilizaron dos árboles genealógicos de mamíferos correspondientes a dos hipótesis que describen la posible evolución de los mamíferos. Los resultados de ambos análisis muestran que los mamíferos adoptaron la actividad diurna poco después de que desaparecieran los dinosaurios. El cambio no sucedió en un instante: conllevó una etapa intermedia de actividad mixta, diurna y nocturna, que duró millones de años y coincidió con los eventos que terminaron con los dinosaurios.

«Nos sorprendió hallar una correlación tan estrecha entre la desaparición de los dinosaurios y el inicio de la actividad diurna en los mamíferos, pero observamos exactamente el mismo resultado utilizando distintos análisis», explica el autor principal, Roi Maor, investigador de la Universidad de Tel Aviv.

El equipo descubrió que los antepasados de los primates simios, como los gorilas, los gibones y los tamarinos, fueron los primeros en abandonar por completo la actividad nocturna. Sin embargo, los dos marcos hipotéticos evolutivos ofrecen distintos resultados sobre el momento en que se inició el cambio, por lo que los autores lo sitúan en una ventana temporal de hace entre 33 y 52 millones de años.

El descubrimiento concuerda con el hecho de que los primates simios son los únicos mamíferos que han desarrollado adaptaciones para ver bien a la luz del día. La agudeza visual y la percepción del color de los simios es equiparable a la de los reptiles diurnos y las aves, grupos que nunca abandonaron el nicho diurno.

«Es muy difícil establecer una relación entre los cambios de comportamiento de los mamíferos que vivieron hace tanto tiempo con las condiciones ecológicas de esa época, por lo que no podemos afirmar que la extinción de los dinosaurios propiciara la actividad diurna en los mamíferos. Sin embargo, observamos una clara correlación en nuestros hallazgos», agrega la coautora del estudio, Kate Jones, profesora del Colegio Universitario de Londres.

«Hemos analizado muchos datos sobre el comportamiento y la ascendencia de animales actuales por dos motivos: en primer lugar, porque el registro fósil de esa época es muy limitado y, en segundo lugar, porque el comportamiento como rasgo es muy difícil de deducir de los fósiles», explica el coautor Tamar Dayan, de la Universidad de Tel Aviv.

El equipo explica que se necesitan más investigaciones para reconstruir mejor el árbol genealógico de los mamíferos a fin de brindar una información más precisa sobre el momento en que las especies cambiarnos su actividad nocturna por la diurna.

Fuente: Colegio Universitario de Londres

Referencia: «
Temporal niche expansion in mammals from a nocturnal ancestor after dinosaur extinction». Roi Maor et al. en Nature Ecology & Evolution, publicado en línea, noviembre de 2017.

http://www.investigacionyciencia.es/noticias/los-primeros-mamferos-eran-nocturnos-15805

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image