EN ALEMANIA "LOS INMIGRANTES NO SON INTEGRABLES"

Por George Chaya

Christian Peter Dogs aseguró que la decisión del gobierno de Angela Merkel de abrir las fronteras es "una bomba de tiempo"

Christian Peter Dogs, reconocido psiquiatra, calificó la decisión de abrir las fronteras, como mínimo, de "polémica", y advirtió en TV que los inmigrantes "no son integrables", asimismo apuntó que este parte del gobierno de Angela Merkel es "una bomba de tiempo". El psiquiatra explicó que la Asociación de Psiquiatría Alemana describió a los inmigrantes musulmanes como agresivos, peligrosos y no integrables, agregando que los políticos no deberían llevar a Alemania al peligro. Aunque eso es exactamente lo que están haciendo, abusando de la sociedad alemana que generalmente no se opone a la inmigración sensata, sino a la imprudencia de la inmigración descontrolada.

"Las sociedades occidentales estaban abiertas a los inmigrantes mucho antes de la guerra siria, y es claro, para la mayoría de la gente racional, que el gran número de violaciones, los ataques de la yihad y las prácticas culturales abusivas son una amenaza para los países occidentales", agregó el prestigioso médico.

"Sin embargo, en lugar de concentrarse en esas amenazas y en el recuento de las víctimas, demasiados dirigentes están más preocupados por la corrección política, la politiquería y la imposición de falsas acusaciones de racismo e islamofobia", dijo Dogs.

Etiquetan erróneamente a las personas que tienen preocupaciones muy válidas sobre la inmigración, cuando lo cierto es que en esos asuntos la gente no está ni a la derecha ni a la izquierda, expresó el psiquiatra, señalando que los críticos de la migración masiva han sido tildados como "malos" y "gente de derechas", mientras que los informes de los problemas con respecto a la conducta de los recién llegados se han suprimido.

"El psiquiatra advirtió, además, que Alemania se enfrenta a una "bomba de tiempo" como resultado de la inmigración masiva de jóvenes que tienen "un potencial fanatismo para la agresión". "Esta es la bomba de tiempo que estallará en nuestro país", dijo Christian Dogs sobre la decisión de abrir las fronteras de Alemania en una entrevista televisiva en el programa de Peter Hahne en ZDF.

El médico explicó que la psiquiatría ha encontrado que el temperamento y la personalidad de las personas suelen fijarse a los 12 años, y afirmó: "los inmigrantes 'no' pueden entender nuestros valores", al mismo tiempo señaló que el proyecto de impartir clases sobre cómo asimilarse y comportarse en Alemania ha fracasado y es algo que tienen que aceptar.

"Hay personas que tienen un potencial loco interior para la agresión, porque han crecido rodeados por la guerra y la violencia. Han aprendido solo a luchar y ni siquiera saben el significado de vivir armoniosamente", dijo Dogs en la nota al periodista Hahne, quien lo interrogó sobre "el poder del miedo", tema central de las investigaciones para la Asociación Alemana de Psiquiatría que ha realizado. El médico dijo que el mayor error que cometen los políticos con respecto a la afluencia de inmigrantes es su respuesta negacionista a las preocupaciones de los ciudadanos sobre el tema, mientras que los informes de los problemas respecto al comportamiento de los recién llegados han sido suprimidos y no se efectúan desde finales de 2016.

Dogs dirige la clínica psiquiátrica Max-Grundig en Bühlerhöhe, es uno de los profesionales más reconocido por la Asociación Alemana de Psiquiatría, y lleva tiempo manifestando su preocupación por la gente que está genuinamente asustada y sintiéndose insegura. El médico declaró que su clínica trata a un gran número de personas que sufren trastornos de ansiedad severos y sienten miedo a salir de sus hogares desde la llegada masiva de los inmigrantes y de la cantidad de delitos en el país, en particular las jóvenes alemanas, que son víctimas de delitos sexuales asiduamente.

"Muchas personas se sienten completamente traicionadas por la política", dijo el psiquiatra, subrayando: "Es vital que los políticos entiendan seriamente los temores de los ciudadanos, el miedo es una emoción natural para la que estamos preprogramados, pero los políticos no deben conducir a los ciudadanos al peligro".

Desde el año 2015, cuando más de un millón de inmigrantes entró en Alemania por invitación de la canciller Angela Merkel, el gobierno se ha embarcado en una guerra contra el "discurso de rechazo a los migrantes", la policía ha realizado incursiones en hogares de personas sospechosas de publicar críticas a los inmigrantes, pero los mecanismos de monitoreo sobre los recién llegados es escaso o nulo, y en verdad eso no es correcto, declaro Dogs, "no se puede censurar a quienes están preocupados por la inmigración descontrolada, menos aún cuando el servicio nacional de inteligencia afirma que hay más de 1.800 yihadistas violentos en el país y que el número sigue creciendo.

El Director de la agencia nacional de espionaje Hans-Georg Maassen, ratificó las cifras que citó el doctor Dogs en una conferencia de prensa el pasado viernes en el Bundestag de Berlín. Al tiempo que advirtió acerca de una tendencia creciente en las escuelas primarias alemanas que están viendo un aumento en la popularidad de las ideas islámicas radicales entre los estudiantes, informó el diario Kronen Zeitung.

El número de yihadistas violentos va un aumento de forma dramática, en comparación con octubre del año pasado, cuando la agencia de inteligencia dijo que sospechaba que había 1.100 yihadistas en el país, lo que refleja un aumento del 64%, según las agencias de seguridad, dijo Dogs al mismo diario. El número de creyentes islámicos también ha subido en un año a más de 10.000 —por conversiones—, y el islam es la religión que más rápido ha crecido en Alemania.

El experto en radicalización islámica Florian Endres, que trabaja para la Oficina Federal de Migración y Refugiados (BAMF), dijo que el fenómeno que denuncia el psiquiatra Dogs no es nuevo y hay que prestarle atención a la salud mental y los temores de la población. Para Endres las investigaciones del doctor Dogs sobre psiquiatría infantil son herramientas sumamente necesarias y a las que el gobierno debería tomar seriamente porque "la mayoría de los niños obtienen su socialización desde el hogar en un ambiente islamista, es decir, de los propios padres que ya están radicalizados".

El aumento del extremismo islámico en las escuelas también ha sido vinculado por Dogs al número creciente de incidentes antisemitas violentos en ciudades como Berlín, donde la palabra "judío" se ha convertido en un insulto común en los patios escolares.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image