SE DUPLICARON LAS DENUNCIAS DE TERRORISMO EN EL REINO UNIDO

Por George Chaya

Después de los ataques en Londres y Manchester, la policía lanzó una línea telefónica especial para denunciar actividades sospechosas y logró detener a 123 personas que estaban por viajar a Irán y Siria. Quejas de la comunidad musulmana por actos de islamofobia.

Con el lanzamiento del nuevo programa de prevención contra el terrorismo por parte del gobierno británico, el número de denuncias sobre posibles ataques terroristas se duplicó en el último mes.

Según informó la BBC, el programa funciona a través de una línea abierta para denuncias telefónicas que conecta directamente a una central policial que de inmediato emite una alerta a todas las dependencias de seguridad londinenses.

Según declaraciones de Simon Cole, vocero principal del Consejo Superior de la Policía Nacional en materia de lucha contra el terrorismo y la prevención de la radicalización de personas en territorio británico, "los habitantes de Londres se han mostrado participativos y satisfechos con la modalidad de prevención contra el terrorismo implementada por el gobierno". El portavoz declaró que "la cantidad de denuncias han duplicado las alertas desde que los yihadistas realizaran los mortales ataques de principios de este año en Londres y Manchester".

Cole dijo que la policía recibió alrededor de 200 denuncias de civiles en el marco del programa conocido como "Prevención Ciudadana del Terrorismo" el último mes de Julio.

Desde que en marzo Gran Bretaña sufrió el primero de cuatro ataques terroristas que causaron numerosas víctimas. El funcionario destacó que esa cifra es significativa y alcanza el doble del número de denuncias que los agentes de "prevención" habían recibido en los meses previos a los ataques.

"Las denuncias de la ciudadanía están aumentando, por lo que necesitamos más personal policial en las calles para brindar un marco de seguridad adecuado a la amenaza. Nuestros expertos están preocupados por el comportamiento de grupos de jóvenes hijos de inmigrantes y nacidos en el país en virtud de que la mayor cantidad de denuncias refieren a conductas de estos muchachos, ya sea porque deambulan por las calles o en las zonas de mezquitas", dijo Cole a la BBC.

Para la agencia de noticias en lengua árabe, Al-Arabiya; "el Programa de Prevención ha sido durante mucho tiempo el capítulo más controvertido de los intentos del gobierno para hacer que los ciudadanos británicos se involucren de forma activa contra el extremismo violento". Sin embargo, Al-Arabiya denuncia que "la medida de las autoridades resulta muy peligrosa porque puede desatar una ola de actos islamófobos contra la comunidad musulmana londinense". Con ello, la agencia árabe justifica la resistencia que mostro Sadiq Khan, el alcalde de Londres, tanto a su implementación como a la puesta en práctica del Programa.

Mientras tanto, muchos musulmanes que residen en Londres manifestaron estar muy molestos y contrariados con el programa y han denunciado que "se utiliza como herramienta de espionaje a la comunidad islámica", al tiempo que será una razón más por la que los jóvenes se radicalicen al sentir que son tratados como ciudadanos de segunda categoría por ser musulmanes. Aunque Cole negó estas acusaciones efectuadas por líderes religiosos de la comunidad musulmana que incluso han denunciando una persecución con sesgos de islamofobia.

Los comentarios de Cole sobre el programa de prevención tratan de mantener la calma y el equilibrio entre la ciudadanía y la comunidad musulmana en Gran Bretaña, y se han efectuado unos días después de que Dean Haydon, el oficial que lidera el Comando Anti-terrorista de Londres, dijo que el programa está logrando "resultados fantásticos".

"Todos los involucrados en el programa deben trabajar para mejorar la confianza y comprensión de la ciudadanía, debemos desafiar mitos nocivos y ser muy transparentes en nuestro enfoque", agregó Cole.

Gran Bretaña se mantiene en el "nivel Uno de amenaza", el más alto, aseveró el funcionario, lo que significa que un nuevo ataque es muy probable.

Cole repasó los últimos ataques islámicos en Gran Bretaña. En marzo, un hombre apuñalo a un policía y mató a cinco personas después de atropellar a un gran número de peatones en el puente de Westminster en Londres antes de ser abatido en la puerta misma del parlamento. A ello le siguió un atentado suicida en un concierto de música pop en Manchester que ocasionó la muerte de 22 personas, al mes siguiente ocho personas murieron cuando tres terroristas islámicos atacaron a peatones en las calles de la ciudad y apuñalaron a personas en restaurantes y bares cercanos. En consecuencia, Cole indicó que, si debía escoger, prefería "que algunas personas se molesten por el programa antes que vuelva a suceder algo terrible y trágico".

Según la fuente policial, el número de denuncias recibidas de la ciudadanía en lo que va de 2017 desde la implementación del programa "Prevención", es ampliamente superior a 2016 y años anteriores. El promedio de denuncias recibidas en lo que va del año alcanzó un total de alrededor de 6300. Las otras denuncias fueron hechas por ciudadanos comunes a los cuerpos policiales y a las agencias de seguridad gubernamentales en persona.

El programa ayudó a las autoridades a detener a 123 personas que intentaban viajar a Siria en mayo y junio de 2017, según Cole, agregando que entre el 60 y 70 por ciento de las denuncias están relacionadas con la posible participación de individuos británicos de religión musulmana en ataques terroristas dentro del país.

Sin embargo, Al-Arabiya señalo que un alto porcentaje se relaciona con el extremismo derechista y actitudes fóbicas a la comunidad musulmana británica. Los funcionarios dijeron que efectivamente, hay denuncias sobre presuntos extremistas de derecha y sin minimizar la amenaza indicaron que no exceden del 2 por ciento.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image