¡DINERO PARA QUÉ!

Fernando J. Milanés, MD

Se recuerdan de la frasecita de Fidel Castro “armas para qué?”. Resulto que la respuesta que entonces pocos vislumbraron fue “para tenerlas todas nosotros”. Ahora el hermanísimo plantea “riquezas para qué?”.

Desgraciadamente todavía existen muchos que creen, creyeron?, en la supuesta apertura económica que llevaría al pueblo a una economía de libre empresa y un futuro democrático.

A nosotros, los que no podíamos entender un cambio de ese tipo coexistiendo con una tiranía y control de la riqueza, se nos apodó como retrógrados, viviendo en el pasado e históricos.

Los autócratas nunca permitirán que les quiten sus fortunas, ni el gobierno. Solo permitirán pequeñas aperturas para eliminar la burocracia y cuando esas medidas les perjudiquen las eliminaran.

La última medida de suspender las licencias a muchas clases de “cuentapropistas”, frena la posible expansión de una nueva clase no sometida, y alerta a los ilusos de que el gobierno de Cuba manda y que tiene y aspira a continuar teniendo el control absoluto de la población.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image