RESPUESTA A PAQUITO DE RIVERA

Por Esteban Fernández

El saxofonista cubano Paquito D’Rivera habló súper bien de la valentía venezolana y lamentó que los cubanos "NUNCA hayan tomado el mismo camino" en una entrevista para la agencia EFE.

Muy difícil, por varias razones, responderle a Paquito: Una, porque me cae bien y siempre ha demostrado ser un sincero anticastrista. Para mi esas son las dos mejores cualidades que puede tener un ser humano: Chévere y patriota.

Segundo, porque admiro extraordinariamente la lucha desarrollada por el pueblo venezolano por su libertad. Y tres, porque es verdad que los cubanos actuales no han disparado ni un tiro al aire contra los castristas en décadas.

Si no hubiera utilizado la palabra NUNCA sobre la actitud y los esfuerzos del pueblo cubano en el intento sagrado de lograr la emancipación de la Isla me hubiera quedado callado y hasta le hubiera dado la razón a Paquito D'Rivera.

Donde falla monumentalmente este buen compatriota es al generalizar, porque al pluralizar le tiende por encima un mano de desprecio a la más sagrada de las causas, mientras oculta muchos combates, luchas, esfuerzos, demasiada sangre vertida recibiendo balas en el paredón de fusilamientos y tiros de gracia, y de miles y miles de años de cárcel en infrahumanas condiciones.

Ese NUNCA hace caso omiso de los miles de alzados en el Escambray, en las montañas del norte de Las Villas y Pinar del Río y las llanuras matanceras; de las mujeres que padecieron todo tipo de vejaciones y sufrimientos en la tenebrosa cárcel Manto Negro y otras nefastas prisiones. ¿No hubo valentía de parte de Cary Roque, de Iliana Curra, Nelly Rojas, de Alicia del Busto, de Ana Lázara, de mi inolvidable amiga güinera Olga “la enfermera” Marrero y de cientos y cientos de bravas mujeres?

Decir que no ha existido valentía del pueblo cubano es un verdadero insulto a las memorias de Pedro Luis Boitel, de Vicente Méndez, de Tony Cuesta, de Yarey, de Plinio Prieto, de "Francisco", de Eufemio Fernández, de Porfirio Ramírez, de Arnoldo Martínez Andrade y su hermano “Betín”, del joven Norberto Camacho, del "2506" Carlos Rodríguez Santana, la gloriosa Zoila Aguila "la Niña de Placetas" y de miles de mártires cuyos nombres es imposible señalar en tan corto espacio como el de este artículo.

¿No hubo valentía en Playa Girón, en los ataques comandos, en La Guerra por los Caminos del Mundo, en Alpha 66, en Fort Jackson, en Comando L? ¿Desconoce Paquito la lucha de los Movimientos Nacionalistas? ¿No les han hablado de Orlando Bosch, de Guillermo Novo, de Santiago Alvarez, de Aldo Rosado, Alvin Ross, de Virgilio Paz, Pedro Remón, de Henry Agüeros, de Horacio Minguillón, de Hector Cornillot, de Tony de la Cova, de Félix Rodríguez, de Juan García Cárdenas, de José Dionisio Suárez Esquivel?

¿No sabe de los esfuerzos de Andrés Nazario Sargen, de Jorge Más Canosa, de Luis Posada Carriles, de Manolo Ray Rivero, de Manuel Artime, de Roberto Martín Pérez, de Luis Crespo, de Héctor Fabián, de Alejandro del Valle?

Creo que Paquito, para ganarse de nuevo las simpatías que gozaba entre los patriotas cubanos, debe hacer otro escrito rectificando, pidiendo disculpas y dando a conocer sus respetos y admiración por tantos mártires, presos, mutilados, que esta lucha ha producido. Hasta el titulo se lo voy a dar: GLORIA ETERNA A LOS COMBATIENTES CUBANOS.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image