MADRID ESPERA QUE LOS REYES PUEDAN VER A 'LA MAYOR PARTE' DE LA SOCIEDAD CIVIL CUANDO VIAJEN A CUBA

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación de España, Alfonso Dastis, confió este martes en que cuando los reyes viajen a la Isla, previsiblemente en un futuro próximo, puedan verse "con la mayor parte del pueblo cubano que sea posible", dejando así abierta la puerta a un encuentro con la disidencia, según reportó Europa Press.

Durante un desayuno informativo organizado por la agencia de noticias en Madrid, Dastis no aclaró si serán los monarcas los que viajen primero a Cuba o será el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

"No puedo contestar a esa pregunta", afirmó, y aseguró que el Gobierno español desea que "se den las condiciones para que puedan ir los dos".

"Querríamos que fuera en este año", dijo el ministro de Exteriores, sin aclarar si la intención es que ambos viajes se produzcan antes de que termine 2017.

Preguntado específicamente sobre un posible encuentro de los reyes con representantes de la disidencia, Dastis contestó: "Haremos todos lo posible para que la visita de los reyes sea un contacto con la mayor parte del pueblo cubano que sea posible".

Lo que sí está claro es el interés de Madrid por fomentar las relaciones con el régimen cubano para consolidar la posición de las empresas españolas en Cuba.

La versión del Gobierno español es que quiere "acompañar" a La Habana en su apertura al exterior y está trabajando para impulsar el intercambio comercial y cultural de ambos países.

El camino para que tanto los reyes como Rajoy viajen a la Isla quedó allanado el pasado abril, tras la visita a España del ministro de Asuntos Exteriores, Bruno Rodríguez, quien fue recibido tanto por los monarcas como Rajoy.

La última vez que el régimen recibió a los reyes de España y a un presidente del Gobierno fue en 1999, durante el mandato de José María Aznar. Sin embargo, ese viaje estaba justificado por la celebración en La Habana de una Cumbre Iberoamericana. En aquel entonces Aznar visitó a opositores.

El anterior ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, viajó dos veces a la Isla, pero en ninguna se reunió con la disidencia. Tampoco lo hicieron los dirigentes europeos que han viajado a la Isla. Solo lo hizo el entonces presidente estadounidense Barack Obama en su visita de marzo de 2016.

España aprobó la condonación de casi 2.000 millones de euros de deuda cubana. Madrid tiene además pendiente fijar a qué va a destinar 275 millones de euros que, en lugar de perdonarse, deben invertirse en proyectos de interés común para ambas partes y, por tanto, beneficiarán directa o indirectamente a empresas españolas.

http://www.diariodecuba.com/cuba/1495536548_31324.html

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image