EXPEDICIÓN DE LEWIS Y CLARK

(1804-1805)

La expedición de Lewis y Clark fue la primera llevada a cabo por estadounidenses que cruzó el oeste del actual Estados Unidos. Los expedicionarios partieron de cerca de San Luis (Misuri), pusieron rumbo oeste y atravesaron gran parte de Norteamérica hasta alcanzar la costa del océano Pacífico.

La expedición fue encargada por el presidente Thomas Jefferson inmediatamente después de la compra de Luisiana en 1803. Estaba compuesta por un selecto grupo de oficiales voluntarios del ejército de Estados Unidos bajo mando del capitán Meriwether Lewis y de su amigo, el subteniente William Clark. Su peligroso viaje duró desde mayo de 1804 hasta septiembre de 1806. El objetivo principal era explorar y cartografiar el territorio recién adquirido, abrir una ruta segura a través de la mitad occidental del continente y establecer presencia estadounidense en la extensa zona antes de que Gran Bretaña u otros poderes europeos trataran de reclamarla.

Los objetivos secundarios de la expedición eran científicos y económicos: estudiar la fauna y la flora del territorio, su geografía y el establecimiento de tratos comerciales con los indígenas locales. La expedición regresó a San Luis cargada de mapas, dibujos y diarios que fueron presentados al presidente Jefferson.

El viaje

«Dejamos Pittsburgh este día a las 11 horas con un grupo de 11 personas, 7 de los cuales son soldados, un piloto y tres hombres jóvenes a prueba que se han ofrecido a acompañarme en este viaje».5 6 Con estas palabras, escritas el 31 de agosto, de 1803, Meriwether Lewis comenzó su primera anotación en su libro de viaje en la épica Expedición de Lewis y Clark hacia el océano Pacífico.

Lewis proclamó que la boca del río Dubois (sobre la margen este del Misisipi, enfrente de la boca del río Misuri) fue el punto oficial de partida de la expedición, aunque los dos meses y medio que les llevó descender el río Ohio pueden ser considerados el comienzo real.

Clark realizó la mayoría de los preparativos mediante cartas enviadas a Jefferson. Compró dos grandes recipientes y cinco baldes más pequeños con sal, una tonelada de carne de cerdo desecada y medicinas.

El grupo, compuesto por 33 personas, incluía 29 individuos que habían sido reclutados y entrenados en el campamento de invierno de 1803-04 en Camp Dubois, cerca de lo que hoy es Hartford, en el entonces Territorio de Illinois. El 14 de mayo de 1804 ese grupo partió desde Camp Dubois y comenzaron lo que sería su histórico viaje. El 20 de mayo se encontraron con Lewis en Saint Charles, y el grupo siguió el curso del río Misuri hacia el Oeste.

La expedición comenzó a remontar el río Misuri a bordo de una embarcación fluvial («keelboat») de unos 17 metros de largo (55 pies) y dos piraguas más pequeñas. A medida que viajaban remando río arriba, Clark pasaba gran parte de su tiempo en la embarcación, trazando el rumbo y haciendo mapas, mientras que Lewis estaba a menudo en tierra, estudiando las formaciones rocosas, el suelo, los animales y plantas que encontraban a lo largo del camino.

Pronto dejaron atrás a La Charrette, el último asentamiento blanco sobre el río Misuri. La expedición continuó el cauce del Misuri atravesando lo que actualmente es Kansas City, y Omaha, Nebraska. El 20 de agosto, de 1804, falleció el sargento Charles Floyd, aparentemente por una apendicitis, la única muerte que ocurrió durante toda la expedición. Floyd fue enterrado en Floyd's Bluff, en las cercanías de lo que actualmente es Sioux City, Iowa. Durante la última semana de agosto, Lewis y Clark habían llegado al comienzo de la región de las Grandes Llanuras, que abundaban en uapitíes, ciervos, bisontes, y castores. Comenzaban a penetrar en territorio sioux.

Los miembros de la expedición fueron siempre en busca de los indios, con la esperanza de que serían pacíficos, aunque armados por si no lo fueran. Por cuestiones de seguridad, Lewis y Clark acampaban siempre que podían en las islas de río, y montaban guardias por la noche. A finales de julio, cuando ya habían viajado más de 1.110 kilómetros (600 millas) por el río todavía no habían visto un solo indio. La primera tribu sioux que encontraron, los Yankton Sioux, eran más pacíficos que sus vecinos los Teton Sioux también conocidos como los Lakota que se encontraban más al oeste sobre el río Misuri. Los Yankton Sioux se mostraron desilusionados por los regalos que recibieron de Lewis y Clark —cinco medallas— y les previnieron a los exploradores sobre los Teton Sioux. Los Teton Sioux recibieron los regalos con una mal disimulada hostilidad. Un jefe exigió que Lewis y Clark le entregaran un bote como pago por permitirles el paso a través de su territorio. Al observar que los indios se tornaban más peligrosos, Lewis y Clark se prepararon para pelear. A último momento, cuando la lucha estaba por comenzar, ambos bandos depusieron su actitud. La expedición continuó rápidamente en dirección al oeste (remontando el río) hasta que la llegada del invierno los detuvo en el territorio de la tribu Mandan.

Durante el invierno de 1804–05, el grupo construyó el fuerte Mandan, cerca de lo que actualmente es Washburn. Durante el invierno la expedición mantuvo buenas relaciones con la tribu Mandan que vivían cerca del fuerte. Fue en el fuerte Mandan que Lewis y Clark emplearon a un trampero parte indio que hablaba francés llamado Toussaint Charbonneau, cuya joven esposa india shoshone llamada, Sacajawea, (pronunciado Sa-ka-ga-wea) sirvió de traductora de la expedición con los shoshones y nez percé

En abril de 1805, algunos miembros de la expedición fueron enviados de regreso a sus hogares desde Mandan, en lo que se llamó «el grupo de regreso». Junto con ellos se envió un informe con el relato de los descubrimientos de Lewis y Clark, 108 especímenes botánicos y zoológicos (que incluían algunos animales vivos), 68 especímenes minerales, y el mapa de Clark de los Estados Unidos. Así mismo, periódicamente, enviaron a Jefferson otros especímenes, incluido un perrito de la pradera que Jefferson recibió vivo en una caja.

La expedición continuó a lo largo del curso del Misuri hasta sus nacientes y a caballo por sobre la Divisoria continental de América, en Lemhi Pass. Descendieron de las montañas en canoas, siguiendo el curso de los ríos Clearwater, Snake, y Columbia, pasaron por Celilo Falls y por lo que actualmente es Portland. En este punto, Lewis avistó el Mount Hood, una montaña que está muy cerca del océano.

Clark escribió en su diario: «Ocian [sic] in view! O! The Joy!». Una anotación en el diario posee el título «Cabo desilusión en la desembocadura del río Columbia en el Gran Mar del Sur u océano Pacífico».7 Aquí los sorprendió el segundo invierno que debió afrontar la expedición, por lo que sometieron a votación si debían acampar sobre la margen norte o sur del río Columbia. El grupo acordó acampar sobre la margen sur del río (hoy Astoria), y construyeron el fuerte Clatsop para pasar el invierno. Mientras invernaban en el fuerte, los hombres realizaron los preparativos para el viaje de regreso hirviendo agua de mar para obtener sal, cazando uapitíes y otros animales salvajes, además de relacionarse con las tribus nativas. El invierno de 1805-06 fue muy lluvioso, y tuvieron dificultades para abastecerse de carne. Nunca pudieron consumir salmón del Pacífico porque los peces solo regresan al río para reproducirse durante los meses de verano.

Los exploradores comenzaron su viaje de regreso el 23 de marzo, de 1806. Para su regreso, Lewis y Clark utilizaron cuatro canoas de troncos tallados8 que les habían comprado a los indígenas, además de una que robaron en venganza por un robo anterior. Menos de un mes después de haber partido desde el fuerte Clatsop, abandonaron sus canoas porque trasladarlas en la zona de cascadas requería un enorme esfuerzo.

El 3 de julio, luego de cruzar la Divisoria Continental, la expedición se dividió en dos grupos de manera que Lewis pudiera explorar el río Marías. El grupo de Lewis, formado por cuatro hombres, se puso en contacto con algunos indios pies negros. El encuentro fue cordial pero durante la noche los pies negros intentaron robarles las armas. En la lucha, mataron a dos indios, que fueron los únicos indígenas muertos por la expedición. El grupo de cuatro miembros: Lewis, Drouillard, y los hermanos Field, atravesaron 160 km durante un día antes de volver a acampar.

Mientras tanto, Clark había penetrado en territorio Crow. Los crow eran conocidos por ser hábiles ladrones de caballos. A la noche, los caballos de Clark desaparecieron, aunque no avistaron ningún Crow. Lewis y Clark viajaron por rutas separadas hasta encontrarse en la confluencia del río Yellowstone y el Misuri el 11 de agosto. El grupo de Clark había descendido por los ríos flotando en bull boats (pequeñas embarcaciones recubierta por una piel de bisonte, con un armazón interior ligero de madera). Al encontrarse, uno de los cazadores de Clark, Pierre Cruzatte, que era ciego de un ojo y tenía dificultades en el otro, confundió a Lewis con un uatipí y le disparó, hiriendo a Lewis en el muslo. A partir de allí, los grupos se juntaron y rápidamente regresaron a su hogar utilizando el río Misuri. Llegaron a San Luis el 23 de septiembre, de 1806.

El Cuerpo de Descubrimiento volvió con información importante sobre el nuevo territorio de los Estados Unidos y la gente que vivía en ella, así como sus ríos y montañas, plantas y animales. La expedición realizó una muy importante tarea ayudando a levantar mapas del subcontinente norteamericano.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image