LA PRIMERA MINISTRA THERESA MAY ANUNCIA LA SALIDA DEL REINO UNIDO DEL MERCADO ÚNICO EUROPEO

La jefa de gobierno subrayó que tampoco está interesada en mantener la unión aduanera tal y como está concebida. La libra esterlina se recuperó tras el anuncio, después de días en retroceso.

LONDRES.- La primera ministra británica, Theresa May, anunció hoy que Reino Unido saldrá del mercado común como parte del proceso del "Brexit" y que en vez de ello negociará un tratado de libre comercio con la Unión Europea (UE) que le permita el mayor acceso posible al bloque.

En un discurso en Londres en el que delineó los objetivos de su Gobierno en las negociaciones que debe mantener con la UE para la salida de Reino Unido, May destacó asimismo que quiere "controlar la cantidad de personas que entren" al país desde el resto de Europa porque el volumen de inmigrantes "genera presión" sobre la vivienda, los servicios públicos y la educación.

La jefa de gobierno subrayó que tampoco está interesada en mantener la unión aduanera tal y como está concebida. La libra esterlina se recuperó tras el anuncio, después de días en retroceso.

Reino Unido no quiere ser una especie de miembro a medias o "cualquier otra cosa que nos deje medio adentro, medio afuera". "No queremos quedarnos con las migas si nos vamos".

Pese a ello, subrayó: "Estamos dejando la Unión Europea, no estamos dejando Europa."

También destacó que su intención no es socavar el mercado común ni que la UE de desmorone. "No quiero que eso pase", dijo, Reino Unido tiene interés en que el bloque tenga éxito.

El referéndum del 23 de junio de 2016, en el que los británicos aprobaron por una estrecha mayoría salir de la UE, lo que se conoce como "Brexit", no fue un rechazo de los valores compartidos. Reino Unido seguirá siendo un aliado confiable de los otros 27 países de la UE, añadió.

Pese a ello, añadió que Reino Unido ya no pagará "las grandes sumas de dinero" con las que contribuía al bloque cada año.

Respecto del ritmo al que planea llevar a cabo el proceso, un tema que enfrenta a su país con la Comisión Europea, la jefa de Gobierno no descartó un "proceso en fases" para abandonar la UE después de los dos años de negociaciones formales, a fin de evitar que haya inseguridad para las empresas o inestabilidad durante el periodo de transición entre la actual relación y la futura.

"Con esto no quiero decir que vayamos a buscar una especie de status de transición ilimitado en el que nos encontremos para siempre atrapados en un purgatorio político permanente", sentenció.

Por otro lado, adelantó que el Parlamento deberá aprobar en las dos cámaras el acuerdo final sobre el "Brexit" al que se llegue antes de que entre en vigor. Sin embargo, no hizo ninguna mención a consultar al Legislativo antes, durante el proceso, tal como reclaman los diputados.

Este acuerdo no estará listo antes de la primavera (boreal) de 2019, después de la fase de dos años de negociaciones que comenzará con el anuncio formal de salida de Reino Unido. May ya adelantó que hará esta petición a más tardar a finales de marzo de este año.

Durante y después del discurso, la libra esterlina subió un uno por ciento hasta los 1,2347 dólares, con lo que recuperó toda la caída que había sufrido en los días previos.

Los inversores financieros esperaban con ansia los anuncios de la primera ministra para tener una mayor claridad sobre la política del Gobierno. El lunes la libra llegó a caer temporalmente por debajo de los 1,20 dólares por primera vez desde octubre.

May lleva meses enfrentando presiones para presentar sus planes para el "Brexit". Hoy mostró una hoja de ruta de 12 puntos que entre otros prevé una línea dura en lo que respecta a la inmigración de ciudadanos de otros países europeos. En el futuro no podrán viajar y trabajar en el país libremente como hasta ahora. "El número de inmigrantes es demasiado alto", aseguró la dirigente conservadora.

El tema de la inmigración fue una de las claves en la campaña del referéndum en el que finalmente se aprobó el "Brexit".

Londres tampoco seguirá reconociendo la jurisdicción del Tribunal de Justicia de la UE. Estas dos cuestiones son obligatorias para que un país forme parte del mercado común.

Pese a ello, May subrayó que Londres quiere seguir siendo un aliado. "Queremos comprar sus productos y venderles los nuestros y comerciar con ustedes de la forma más libre posible", dijo.

También advirtió a la UE de las consecuencias de tomar represalias, en alusión a las especulaciones acerca de que el resto de los 27 podría adoptar una posición dura frente a Reino Unido.

Un acuerdo de "Brexit" que castigue a su país sería "un acto catastrófico de autolesión". "Para Reino Unido, ningún acuerdo es mejor que un mal acuerdo", aseguró.

Asimismo, adelantó que su país podría modificar su modelo económico, lo que alimenta las teorías que ya circulaban últimamente acerca de que podría bajar el impuesto de sociedades para convertirse en un paraíso fiscal. "Tendríamos la libertad de establecer impuestos competitivos y elegir estrategias para atraer a las mejores empresas y a los mayores inversores a Reino Unido".

El "camino puede ser incierto a veces" pero su objetivo es transformar a Reino Unido en "una gran nación comercial que sea respetada en todo el mundo y fuerte, confiable y unida a nivel nacional".

Finalmente, rechazó las críticas por supuestamente haberse demorado en dar detalles sobre sus planes y dijo que el "Brexit" es un asunto que debe ser analizado largamente y que el Gobierno no se verá presionado para decir más de lo que debe decir "por muy frustrante que pueda ser para algunos".

http://www.diariolasamericas.com/mundo/may-anuncia-la-salida-reino-unido-del-mercado-unico-europeo-n4112548

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image