FANTASÍA Y REALIDAD

Por Hugo J. Byrne

Siempre existen opciones para el hombre libre, pero ignorar la realidad no es opción, sino insania, o… mala fe. A continuación una lista de ejemplos prácticos.

FANTASÍA: “las organizaciones terroristas alimentan su capacidad de propaganda y suman adherentes a causa de la crueldad del centro de detención de Guantánamo y los interrogatorios severos” (como “water boarding”).

REALIDAD: no existe la menor prueba documental de eso, pero hay amplia evidencia de lo contrario. Decenas de antiguos detenidos se han reintegrado a los grupos terroristas musulmanes después de ser puestos en libertad por las dos últimas administraciones (Bush y Obama). El presente ejecutivo parece inclinado a confiar nuestro futuro en la “buena voluntad” de estados criminales como Irán y Castrolandia. Demuestra gran interés por desertores y homosexuales (por la única razón de serlo) y a quienes ofendan a los símbolos nacionales (aunque se trate de quienes todo lo deben a sus compatriotas) mientras ignora olímpicamente el sacrificio de los veteranos.

FANTASÍA: la guerra en Siria e Irak es “sólo consecuencia de la invasión de Irak”.

REALIDAD: En 2009 la campaña de Afganistán progresaba eficientemente a pesar de la corrupción del gobierno de ese país y la situación en Irak estaba estabilizada gracias a la estrategia aplicada por el General Petraeus, a la que tanto Obama como Clinton se opusieron. De acuerdo a toda la plana mayor del Army en Irak, el gobierno de Washington rehusó presionar al de Bagdad para dejar un remanente de 10,000 tropas terrestres: después de anunciar por anticipado todo el proceso de retirada con fechas fijas y prometer no enviar más efectivos, Estados Unidos se ha visto forzado a estacionar 5,000 nuevos “consejeros” militares a la zona de combate en Mosul.

Esta es la situación creada por la ausencia de liderazgo de Estados Unidos durante la administración de Obama: Isis domina el territorio de Siria e Irak que aparece cubierta por el color ocre. En Siria controlan Raqqa y Palmyra, junto a la cuarta parte de su territorio en una franja que atraviesa el país desde el sur de Turquía hasta el noroeste de Irak. En Iraq controlan Mosul, la más importante ciudad del norte de ese país. Mientras escribo esto el ejército iraquí intenta retomar Mosul con el apoyo de los 5,000 “consejeros”

FANTASÍA: la eliminación de los regímenes de Gadafi en Libia y de Mubarak en Egipto, tuvieron un efecto beneficioso a la causa de occidente en esa área.

REALIDAD: en Egipto la “democracia” eligió a un enemigo cerval de Estados Unidos, como Muhammad Morsi, miembro prominente de la “Hermandad Musulmana”, quien afortunadamente está ahora en la cárcel. Ese grupo fue el que asesinara al presidente Sadat. En Libia hay total inestabilidad y los asesinos del Embajador de Estados Unidos y tres otros norteamericanos aún andan sueltos y sin problemas. Muchos de los miles de correos electrónicos del Departamento de Estado secuestrados por la señora Clinton, se relacionan al abandono perpetrado en Benghazi

FANTASÍA: los ataques terroristas contra Estados Unidos y sus aliados son mayormente perpetrados por los llamados “lobos solitarios”, sin relación o contacto alguno con grupos musulmanes terroristas. La administración se refiere siempre a todos ellos como “desarrollados aquí” (“home grown”).

REALIDAD: En un trabajo anterior escribí que casi sin excepción cada vez que las autoridades federales y en especial el Ejecutivo afirman eso, después tienen que admitir su “error”. El caso más flagrante sucedió en Fort Hood, Texas, cuando un musulmán terrorista gritando “alabado sea Alá” asesinó a más de una docena de soldados norteamericanos desarmados e hirió a otros tantos a mansalva. El asesino es un Capitán del Army, doctor en medicina, con evidencias circunstanciales pero sólidas de estar influenciado por el terrorismo musulmán. Fue condenado a largos años de prisión por un tribunal militar. Sin embargo, la administración Obama clasificó durante meses su crimen como “violencia en un centro laboral”. ¿Con qué propósito? Algunos creen que fue para negarles la compensación correspondiente a los familiares de las víctimas. Otros creen que fue para negarles a los muertos y heridos el honor del “Corazón de Púrpura”. Dejo la especulación a los lectores.

FANTASÍA: la ex Secretaria Clinton declara su oposición “consistente” a la guerra de Irak.

REALIDAD: En octubre 11 de 2002 la resolución de invadir Irak, fue aprobada por 77 senadores. Entre los 29 senadores demócratas que votaran a favor de la resolución estaba la señora Clinton, representando a New York. Entonces, como ahora, usaba su brújula política. Nunca ha sabido el significado de vergüenza o de ética.

FANTASÍA: El propósito estratégico de Obama es exterminar a Isis, mediante un proceso de desgaste y poco a poco deteriorar su capacidad ofensiva.

REALIDAD: Se trata de una repetición de Vietnam. En este caso no es ignorancia. El Ejecutivo sabe de sobra lo que hace. Lo sabía cuando recorrió toda esa zona que ha convertido en un caos en menos de ocho años, mientras se deshacía en disculpas por la “opresión de América” ante sus amigos muslimes. Lo sabía muy bien al inclinarse adulonamente ante el gordo rey de Arabia Saudita, poniendo su trasero más alto que su cabeza. Sabíamos que era orejudo. Nos demostró que era también desorejado.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image