UNA MOLÉCULA DETIENE EL DESARROLLO DEL ALZHÉIMER

Las características de la molécula ASS234 sugieren que se podría usar para tratar el deterioro cognitivo y la neurodegeneración de esta enfermedad.

El alzhéimer es un trastorno neurológico que afecta a uno de cada diez mayores de 65 años. Más allá de cualquier otro factor, hacerse mayor es el principal factor de riesgo. Conforme ha ido aumentando la esperanza de vida en todo el mundo, también lo ha ido haciendo el número de los afectados por esta enfermedad. Se trata de una patología neurodegenerativa compleja que conlleva no sólo la pérdida progresiva de capacidades cognitivas (memoria, lenguaje, aprendizaje), sino también trastornos psiquiátricos (ansiedad, depresión, apatía, agresividad). El alzhéimer todavía no tiene cura y desconocemos su origen. Pero aún así, se han realizado importantes avances en la detención de la enfermedad y la mejora de los síntomas cognitivos de las personas afectadas.

Desde hace años, los investigadores trabajan en la síntesis, el análisis y la evaluación de nuevas moléculas diseñadas para interaccionar con dianas celulares vinculadas a esta enfermedad. Ahora, científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad Autónoma de Barcelona han conseguido resultados positivos con una nueva molécula, llamada ASS234, que detiene el desarrollo de la enfermedad y mejora los síntomas cognitivos. Su estudio se ha publicado esta semana en la revista Journal of Psychiatry and Neuroscience.

El trabajo, realizado con ratones transgénicos con alzhéimer (portadores de genes humanos tratados para causar la enfermedad), evaluó la eficacia de un fármaco multipotente, capaz de actuar simultáneamente sobre diversas dianas cerebrales, en reducir la carga de placa amiloidea y la gliosis (alteración de las células del tejido nervioso por reacción ante un traumatismo) en la corteza y en el hipocampo.

La nueva molécula ASS234, patentada y desarrollada por los autores del estudio, está diseñada como un híbrido de dos moléculas conocidas. Uno de los compuestos es el donepezil(Aricept©)que se utiliza actualmente para tratar los déficits cognitivos del alzhéimer. El otro es el PF9601N, un inhibidor de la enzima monoaminoxidasa B (MAO B), con demostrado efecto neuroprotector en diferentes modelos experimentales de la enfermedad de Parkinson.

«El efecto de esta nueva molécula se debe, por un lado, a que bloquea la agregación o depósito en el cerebro de la proteína tóxica amiloidea, implicada en enfermedad de Alzheimer, y por otro, a que estimula la transmisión colinérgica y monoaminérgica, lo que mejora notablemente los síntomas cognitivos de la enfermedad», explica Ricardo Martínez Murillo, investigador del CSIC en el Instituto Cajal.

La molécula ASS234 estimula la transmisión colinérgica y monoaminérgica, muestra un efecto antiapotótico y antioxidante, y es capaz de disminuir la formación de oligómeros del β-amiloide (y, como consecuencia, reduce el número de placas de amiloide en ratones transgénicos). Asimismo, también muestra un efecto positivo sobre la recuperación de la memoria a corto plazo en ratones lesionados con escopolamina. Este trabajo se suma a otros previos que muestran la posible utilidad de la molécula ASS234 en la enfermedad de Alzheimer.

Más información en Journal of Psychiatry and Neuroscience.

http://www.investigacionyciencia.es/noticias/una-nueva-molcula-detiene-el-desarrollo-del-alzhimer-en-ratones-14539

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image