CACEROLA NO TUMBA GOBIERNO…PERO SI LO DESQUICIA.

Por: Carlos Vilchez Navamuel

http://www.carlosvilcheznavamuel.com

El título de este comentario no es mío, lo copié del muro de Facebook de mi amigo, Víctor Quintero, un venezolano radicado aquí en Costa Rica, preocupado y enterado de lo que sucede en su país y de quien leemos constantes y atinados comentarios, este es uno de ellos y lleva razón al decir: “Cacerola no tumba gobierno. Pero si lo desquicia. Deberían programar cacerolazos diarios, total no cuesta nada.

Wikipedia nos explica que “El cacerolazo también conocido como cacerolada, caceroleada o caceroleo— es una forma de protesta en que los manifestantes hacen saber su descontento mediante ruido acompasado (típicamente golpeando cacerolas), sea a una hora acordada de antemano o en forma espontánea. Los manifestantes pueden participar desde sus propias casas y sin necesidad de concentrarse en un lugar determinado, asomándose a ventanas y balcones o en los antejardines de las casas, y blandiendo rítmicamente los objetos que tienen a mano (comúnmente cacerolas, ollas y otros utensilios domésticos; de ahí su nombre), pudiendo de esta manera alcanzar la protesta un alto grado de adhesión y participación. Al igual que otros tipos de manifestaciones, un cacerolazo puede ser auto convocado por un grupo de personas, o bien respondiendo al llamado de una fuerza política u otro tipo de organización, generalmente en contra de un gobierno o de determinadas decisiones o políticas gubernamentales, y más raramente en pro de una causa”.

La misma fuente nos dice que “Los primeros cacerolazos de los que se tiene registro, que tuvieron lugar en Chile entre 1971 y 1973, este tipo de protesta se había circunscrito casi exclusivamente a Sudamérica, aunque posteriormente se la ha visto también en España, en donde se le llama cacerolada, y en Italia”.

El recibimiento que le dieron al presidente Maduro en Margarita con cacerolas en mano y gritándole que renuncie es una pequeña muestra del sentimiento de una mayoría abrumadora de venezolanos que quieren el revocatorio o la renuncia del presidente más malo que ha tenido ese país.

El periódico peruano, La República, reportó con videos así la noticia: “Dispuestos a acabar con la crisis, cientos de ciudadanos rechazaron a Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, con un masivo cacerolazo cuando llegó hasta la localidad de Villa Rosa, en Isla Margarita, donde tenía previsto realizar un acto político. Maduro no tuvo más remedio que cancelar todo y correr junto a su escuadrón de seguridad, entre insultos y empujones, hasta uno de los autos en los que había llegado hasta el lugar. Incluso, se dice que algunos guardaespaldas intentaron atropellar a los protestantes para abrir paso y escapar”.

http://larepublica.pe/mundo/799667-venezuela-nicolas-maduro-fue-rechazado-con-masivo-cacerolazo-en-isla-margarita-videos

Los ciudadanos de Villa Rosa están señalando un camino a todos sus compatriotas, vaya donde vaya Maduro, el presidente debería ser recibido a cacerolazo limpio, en paz y de acuerdo a la constitución, para recordarle lo cansados que están de su nefasto gobierno y del desprecio que le tienen.

Los venezolanos también podrían dar uno o dos cacerolazos al día, al fin de cuentas como dice mi amigo, eso no cuesta nada, pero desquicia a cualquiera.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image