EMOTIVO ENCUENTRO DE LUCY ECHEVERRÍA CON EL DR. OSCAR ELÍAS BISCET

(Redacción)

El pasado viernes 29 de julio, el Dr. Biscet fue recibido con un emotivo abrazo en su hogar del suroeste de Miami por la Sra. Lucy Rodríguez Echeverría, hermana de José Antonio Echeverría, el hombre que protagonizó el acto más valiente en la lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista. El 13 de marzo de 1957, José Antonio cayó abatido a balazos cuando, junto a un grupo de valientes, atacaron el Palacio Presidencial con el fin de ajusticiar al dictador y devolver a Cuba la libertad y la democracia.

En esta visita a Lucy Echeverría, acompañaron al Dr. Biscet su esposa Elsa, el Sr. Roberto Azcuy, del Partido Unión por Cuba Libre y nuestro director Alfredo M. Cepero, del Partido Nacionalista Democrático de Cuba.

 
 Este primer encuentro pareció más bien el intercambio entre personas que se han conocido por mucho tiempo. Porque estas dos figuras estelares y emblemáticas de nuestra epopeya libertaria comparten principios e ideales que los identifican. Ambos creen en la providencia de un Ser Supremo que determina los destinos humanos y están dedicados a servir a Cuba sin esperar otra recompensa que la satisfacción del deber cumplido.

Su conversación estuvo centrada en los principios y en la ideología que conducirán un día a la Cuba por la que cayeron José Antonio y tantos otros héroes y mártires de los últimos 57 años. La química fue inmediata porque estuvo cimentada sobre comunidad de principios religiosos--Lucy católica y Biscet bautista--y la decisión de poner el amor y el servicio a la patria por encima de cualquier interés material. El sello que identifica a los verdaderos patriotas.

Lucy explicó a Biscet la labor que realiza la Fundación José Antonio Echeverría otorgando becas a jóvenes universitarios con el fin de crear futuros líderes que dediquen sus energías al servicio de sus pueblos. Mencionó asimismo que la familia Echeverría salió de Cuba muy temprano en el proceso revolucionario por discrepar del régimen totalitario-comunista implantado por los Castro.

 
 Biscet por su parte, narró sus comienzos en la lucha como defensor de la vida de los no nacidos, después la creación de la Fundación Lawton de Derechos Humanos y, por último, la creación del Proyecto Emilia como antesala a las estructuras políticas que sean capaz de canalizar las aspiraciones del pueblo cubano una vez caída la tiranía. Quienes tuvimos la fortuna de ser testigos de excepción de este encuentro que consideramos históricos salimos del mismo con fuerzas renovadas para llevar a su conclusión esta lucha por la libertad de Cuba.
 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image