LAS NIÑAS RECIÉN NACIDAS RESPONDEN AL PARTO MEJOR QUE LOS NIÑOS

Un estudio desmonta el tópico del «sexo débil» y halla una clara asociación entre el sexo de un neonato y su capacidad para afrontar el estrés oxidativo y los procesos inflamatorios.

Aunque hace tiempo que se sabe que el sexo biológico es un factor determinante para la esperanza de vida (en general, las mujeres viven más que los hombres), son aún muchos los detalles que se desconocen sobre este fenómeno. Ahora, un trabajo efectuado por investigadores de la Universidad de Granada y el Hospital San Cecilio, de la misma ciudad, ha arrojado luz sobre uno de estos aspectos: las diferencias en el estrés oxidativo y la señalización inflamatoria en recién nacidos de uno y otro sexo, así como en sus madres.

Los resultados, publicados en la revista Pediatric Research, revelan que las niñas recién nacidas y sus madres se enfrentan de manera más eficaz a la agresión que supone el parto. Esto significa, por un lado, que las niñas responden mejor que los niños al estrés del nacimiento y, por otro, que el parto de una niña es menos agresivo para la madre que el de un niño.

La muestra estuvo formada por 56 mujeres embarazadas sanas, 27 de las cuales alumbraron niños y 29 dieron a luz niñas. Tras el nacimiento, los investigadores obtuvieron muestras de sangre del neonato, así como de la vena y la arteria del cordón umbilical. Después, las procesaron para analizar el estrés oxidativo y evaluar la señalización inflamatoria.

Se trata de la primera vez que se demuestra una asociación de este tipo con el sexo del neonato. Hasta la fecha no existía ningún estudio similar, ya que todos los trabajos anteriores evaluaban el estrés oxidativo y la inflamación en adultos.

Según Julio José Ochoa Herrera y Javier Díaz Castro, investigadores de la Universidad de Granada y autores principales del trabajo, «se abre así un interesante campo de investigación que se centra en el sexo del neonato como factor de riesgo para varias alteraciones funcionales, con importantes repercusiones en la esperanza de vida y desarrollo de patologías en su vida futura».

Los resultados parecen indicar que, además de condicionar el proceso del parto, el sexo del neonato podría influir también en el desarrollo de patologías futuras. En el momento del nacimiento, las niñas cuentan con unos sistemas enzimáticos más maduros que los niños, lo que implica un menor daño celular y un metabolismo más eficiente.

Más información en Pediatric Research

Fuente: Universidad de Granada

http://www.investigacionyciencia.es/noticias/las-nias-recin-nacidas-responden-al-parto-mejor-que-los-nios-14337

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image