MISMAS FÓRMULAS, MISMOS RESULTADOS

Por: Carlos Vilchez Navamuel

http://www.carlosvilcheznavamuel.com

Los costarricenses y los latinoamericanos deberían despertar y entender que mientras se aplique el mismo sistema político y económico con ideas socialistas no se podrán obtener resultados diferentes. No se necesita ser sabio, brillante o muy preparado para saber que si se aplican las mismas fórmulas los resultados siempre serán los mismos, es lo mismo que usar la tabla de multiplicación, 2 x 2 serán siempre 4, no hay discusión.

En política, como en cualquier otra materia, las mismas ideas, los mismos programas, el mismo modelo político o económico, producen los mismos resultados. No nos engañemos con falsos candidatos que ofrecen cambios, el último que lo hizo nos gobierna en estos tiempos y no ha hecho otra cosa más que lo mismo que los anteriores, no cumplió con las promesas de campaña, ha mentido, no ha parado de pedir que se aprueben más impuestos y no ha querido reducir los gastos.

A los demagogos, los populistas y a todos aquellos que desean el poder por el poder no les interesa cambiar nada de nada, por eso sus propuestas siempre son las mismas y por eso los resultados son los mismos.

En el 2011 Juan Carlos Hidalgo del Cato Institute nos recordaba lo siguiente: “Un vistazo a los últimos 25 años nos demuestra lo absurdo que es justificar otro paquete de impuestos recurriendo simplemente al argumento de que es necesario aumentar la carga tributaria. Como indicó un reportaje reciente de El Financiero (21/01/11) “Entre 1985 y el 2009 se han realizado al menos 15 reformas importantes en legislación tributaria sin que se registre un aumento significativo en la carga alguna vez”. Es decir, durante un cuarto de siglo los políticos nacionales han apostado por aumentar los impuestos sin que la carga tributaria subiera de manera correspondiente”.

http://www.nacion.com/archivo/baja-carga-tributaria-Costa-Rica_0_1173882681.html

Los costarricenses desde hace más de 30 años esperamos ver nuevas carreteras y un sistema de transporte moderno, hasta el momento muy pocas cosas se han hecho al respecto, la población ha crecido y con ello el número de vehículos, sin embargo las políticas que han utilizado han sido las mismas con iguales resultados y lo que tenemos es una infraestructura que poco ha cambiado, de allí el caos vial que tenemos. MISMAS FÓRMULAS, MISMOS RESULTADOS.

Las empresas públicas o instituciones como el ICE, la CCSS, RACSA, CNP, INVU, IMAS o RECOPE no hacen nada por cambiar el sistema que utilizan en sus administraciones y en sus responsabilidades, en este año hemos visto lo que sucede allí, los altos salarios, los pluses, las gollerías y los abusos son el común denominador. Mismos actos, mismos resultados, con graves consecuencias.

Lo mismo sucede en los ministerios de Educación, de Hacienda, de Seguridad, de Justicia, de Salud, del MOPT, de Ciencia y Tecnología, y en todas las instituciones del país que tienen y se guían por un sistema viejo que produce los mismos resultados.

La mayoría de los partidos políticos se aferran a su modelos ideológicos que han prevalecido en los últimos 40 años, los cambios que hemos obtenido han sido muy pocos, la libertad económica fue cercenada por mucho tiempo y aún estos partidos con sus programas se niegan a una mayor apertura y a modernizar el aparato productivo. Mismo sistema, mismo resultado, si no cambiamos hacia otro modelo no obtendremos los resultados que necesitamos para mejorar como sociedad y como individuos.

Si no cambiamos el modelo y reducimos el Estado, el pueblo seguirá “camellando” para mantener a los burócratas privilegiados, no se construirán las carreteras, puentes y túneles que se necesitan, no tendremos un sistema educativo moderno, el sistema de salud y de pensiones colapsará y, más temprano que tarde estaremos en una vergonzosa situación similar a la de Grecia. Bueno recordar aquí lo que dijo el genio Albert Einstein: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Por ahora estamos haciendo lo mismo.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image