¡ARMAS PARA DEFENDERNOS, COÑO!.

Por Esteban Fernández

Estoy hasta la misma coronilla de la cobardía liberal, del Cantinfleo de Obama y de la campaña brutal en contra de las armas fuego. A los cubanos que no nos fastidien con ese cuento chino porque allá muchos cubanos cayeron en la trampa de “¿Armas para qué?”. Por lo tanto, mejor que vayan a otro perro con ese hueso.

Los gobernantes en todos y cada uno de los países del mundo al ser atacados ponen a sus fuerzas armadas en estado de guerra, lanzan ardientes arengas a la nación y son hasta capaces de brindarles armas a los ciudadanos decentes y aguerridos para defender a la patria.

Y atacan con todos los hierros a los que osen poner en peligro a la población. Aquí actualmente es todo lo contrario: nos embisten y en lugar de desprestigiar a los agresores y ponerlos en la picota pública, lo que hacen es lanzar virulentas diatribas contra las armas de fuego, contra los republicanos, contra los conservadores. ¡No arruguen que no hay quien planche!

Ese debía ser el momento preciso para que el presidente y sus subalternos utilizaran la coyuntura y unieran monolíticamente a todos los patriotas norteamericanos. ¡Qué cada ciudadano se comporte a la altura de George S. Patton!

Lo que tienen que hacer es llamar a la Guardia Nacional en todos los Estados y en todas las ciudades para poner en cada centro comercial, en donde se celebre un desafío deportivo, donde haya un desfile, soldados armados hasta los dientes. Y que el FBI y la CIA se ocupen de caerles encima como sanguijuelas a cuando sospechoso de simpatías con los terroristas pulule al país. Nada de garantías constitucionales para los que intentan acabar con la paz y tranquilidad del mundo todavía libre. Aquí no hay que acabar el armamento hay que acabar con los hijos de perras.

Y eliminar de una vez y por todas a las MOCHILAS. Yo me pregunto ¿Por qué en los Estados Unidos a cuanto tonto -o enemigo de la humanidad- le da la gana anda con un backpack en sus espaldas? En lugar de acabar con los fusiles ¿por qué no prohíben las mochilas?. Usted va, por ejemplo, a un estadio de pelota y puede ver a miles de innecesarias alforjas que fácilmente pudieran ocultar las bombas destructoras.

Y yo le preguntaría al presidente: Si 10 saboteadores manejan al unísono 10 guaguas y las tiran contra cientos de inocentes personas aglomeradas en 10 lugares diferentes ¿usted saldría como una fiera a pedir que sean eliminados todos los buses del país y atacaría a la M.T. A.?

¿Es idea mía o Barack Obama parece estar más enardecido contra sus adversarios políticos que contra los terroristas? ¿No lucen un millón de veces más agresivos sus voceros y los izquierdistas de MSNBC contra la Asociación Nacional de Rifles que contra ISIS?

¡Está bueno de paños calientes, ni de la basura del “políticamente correcto”! Y él que honestamente esté en desacuerdo con las armas de fuego yo le digo simplemente que está equivocado, que aquí por culpa de ellos y de los actuales gobernantes nos van a achicharrar a todos. Siempre yo he escuchado decir que él que no sirva para apretar el gatillo que sirva de escudo a los que se van a fajar para salvaguardar la libertad de esta gran nación.

Y es muy importante que todos tengan presentes y sepan que los enemigos jurados de U.S.A. si no tienen AK-47 y AR-15, entonces tienen cuchillos, ollas de presión, machetes y hasta con cuchillas de afeitar les van a cortar las cabezas a todo el que encuentren desarmado y comiendo lo que pica el pollo.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image