ZAPATERO ASEGURA ANTE LA OEA QUE EL DIÁLOGO VENEZOLANO SERÁ "LARGO, DURO Y DIFÍCIL"

A solicitud del Gobierno de Venezuela, el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero expuso ante el Consejo Permanente de la OEA la iniciativa de diálogo para solventar la crisis política en ese país sudamericano.

CARACAS.- REDACCIÓN

El expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero advirtió este martes que el diálogo que promueve entre el Gobierno y la oposición en Venezuela será "un proceso largo, duro y difícil".

"Soy consciente de que el tiempo apremia, un mes (desde el 19 de mayo que se anunció la mediación) puede ser contemplado como muy poco tiempo. Asumo que esto es urgente, perentorio, y que tiene que haber resultados, hechos", dijo hoy Rodríguez Zapatero ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

Preguntado por los periodistas si su iniciativa de diálogo incluirá el referendo revocatorio y la liberación de los políticos presos, Rodríguez Zapatero se limitó a decir que "todos aquellos (temas) que tengan que ver con las diferencias tienen que ser tratados como son tratadas las cosas en la alta diplomacia, con prudencia y discreción".

Momentos antes, durante su discruso ante el Consejo Permanente de la OEA, Zapatero defendió la "plena imparcialidad" de su iniciativa de mediación entre el Gobierno y la oposición en Venezuela, que se basa en "principios y convicciones muy firmes" de respeto a la democracia y a los derechos fundamentales y asegura que llegó a interesarse en el tema luego de que se lo pidiera un representante de la oposición venezolana.

"La tarea de mediación se va a producir y se está produciendo con plena imparcialidad, con la búsqueda de la objetividad y el equilibrio", afirmó Zapatero.

El expresidente español dijo "que quede constancia: llegué a interesarme por el tema porque me vino a ver una persona de la oposicón y yo respondí a esa llamada". Para despejar la nube de comentarios que se levantan sobre la escasa imparcialidad que tendría como mediador en este caso, dijo que se reúne más con la oposición que con el Gobierno venezolano.

Igualmente, Rodríguez Zapatero pidió a la OEA dar "una oportunidad" a la iniciativa de diálogo entre el Gobierno y la oposición de Venezuela, una labor que definió como "un proceso de paz preventivo".

"Demos una oportunidad al diálogo en Venezuela, entiendo esta tarea como un proceso de paz preventivo", dijo Zapatero en su discurso de media hora en la Organización de Estados Americanos (OEA) para explicar el estado de la mediación que encabeza junto a los expresidentes Leonel Fernández (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá) y bajo el auspicio de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

"Para un español tiene una especial trascendencia subrayar el respeto a la soberanía; supone el renunciar de antemano y como principio de actuación a cualquier intención de injerencia, así entiendo las relaciones internacionales, cooperación, diálogo, ayuda acercamiento", afirmó.

En clara alusión a las palabras del Secretario de la Organización, Luis ALmagro quien dijo más temprano que "el diálogo no es sólo sentarse a hablar sino que hay que comprometerse con la democracia", Zapatero dijo que "desconfía de quien quiere dar lecciones".

Zapatero, el único expresidente que ha logrado visitar al dirigente político en prisión, Leopoldo López,expresó que esa acción fue posible gracias al diálogo intenso que mantuvo con el presidente Maduro.

“Hay que trabajar porque la historia de Venezuela termine bien”

Un poco antes de dar su discurso ante el Consejo Permanente de la OEA, se reunió con periodistas acreditados ante el organismo continental a quienes dijo que el objetivo de la iniciativa de diálogo que lidera entre el Gobierno y la oposición venezolanos es "trabajar por que la historia de Venezuela termine bien".

"Voy a explicar el objetivo del diálogo, que resumiría en una frase, todos tenemos que tratar y trabajar por que la historia de Venezuela termine bien", dijo Zapatero

En la OEA le recibieron la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, y el embajador venezolano ante la OEA, Bernardo Álvarez, que fueron quienes le invitaron a participar en la sesión de este martes.

Rodríguez Zapatero fue elegido por la misión de mediación, auspiciada por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), para ejercer de portavoz en la sesión extraordinaria convocada este martes en la OEA por invitación de Venezuela, según una nota informativa dirigida a la presidencia del Consejo Permanente a la que tuvo acceso EFE.

Guerra de reuniones

Con esta invitación, Venezuela se adelantó a la sesión convocada el 23 de junio para debatir si la OEA aplica su Carta Democrática a Caracas, el instrumento jurídico al que ha recurrido el secretario general, Luis Almagro, para aumentar la presión sobre el Gobierno de Nicolás Maduro y que podría llevar a una misión de mediación (18 votos) o, en último lugar, a la suspensión de Venezuela del ente (24).

Unasur, alianza regional creada en 2011 con el impulso clave del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, anunció este sábado también para el día 23 una reunión de cancilleres con los tres expresidentes para "evaluar el avance del diálogo".

El cruce de convocatorias es muy revelador del actual momento de pugna entre Venezuela y Almagro, pero también entre la OEA, la Unasur y los diferentes actores políticos que buscan un papel en la crisis del país caribeño.

La misión de Venezuela en la OEA solicitó a última hora del lunes cancelar por "improcedente" la sesión extraordinaria del día 23 en la que está previsto debatir si se aplica a Caracas la Carta Democrática.

La plataforma de partidos opositores Mesa de la Unidad Democrática (MUD) reiteró hoy al Consejo Permanente de la OEA que en Venezuela no existe un diálogo y que el Gobierno de Maduro intenta "frenar" la activación del artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana.

http://www.diariolasamericas.com/4848_venezuela/3890002_zapatero-asegura-ante-la-oea-que-el-dialogo-venezolano-sera-largo-duro-y-dificil.html

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image