LOS PADRES INFLUYEN EN EL DESARROLLO DE LA ATENCIÓN SOSTENIDA DE LOS HIJOS

Un estudio del movimiento ocular revela que la mirada distraída del adulto afecta la capacidad de atención del niño durante el juego.

Cuando los padres desvían la atención del juego con su hijo cada dos por tres, sea para atender un mensaje en el teléfono móvil o para repasar el correo en la tableta digital, esa conducta comporta consecuencias negativas en la capacidad atencional del bebé. Investigadores de la Universidad de Bloomington en Indiana han comprobado que los niños se entretienen durante más tiempo con un juego si el padre o la madre se implica también en el entretenimiento sin apartar la atención de él. Al parecer, existe una conexión entre el tiempo que un padre mira un objeto y el tiempo que un niño presta atención a ese mismo objeto.

«Los cuidadores que parecen distraídos o que apartan con frecuencia la mirada mientras juegan con su hijo influyen negativamente en la capacidad de atención del bebé en una etapa clave del desarrollo», afirma Chen Yu, autor principal de la investigación.

Juguetes compartidos

Para el estudio, los investigadores sentaron a una serie de padres con sus respectivos hijos, de entre 11 meses y un año de edad, frente a frente en una mesa sobre la que se encontraban diversos juguetes. Tanto los adultos como los niños llevaban puesto en la cabeza un casco con cámara, la cual registraba el movimiento ocular de cada uno de los participantes en todo momento.

Los experimentadores indicaron a los probandos que podían jugar con cualquier objeto de los que habia sobre la mesa. Para no influir en la interacción durante el juego, no dieron instrucciones a los adultos sobre cómo debían actuar ni con qué jugar. No obstante, observaron que podían dividir a los progenitores en dos grupos: padres que dejaban a los niños que dirigieran el juego y padres que intentaban guiar a su hijo en la manera de entretenerse.

Influencia en el desarrollo posterior

Comprobaron que los niños se interesaban más por el juguete si los padres también prestaban atención a ese objeto. Con todo, la mejor estrategia para garantizar la atención del bebé consistía en dejarle escoger el juguete con el que pasar el rato. En ese caso, se mostraban atentos incluso si la madre o el padre apartaba la mirada del entretenimiento por un breve espacio de tiempo. En cambio, los padres que querían imponer a su hijo el juguete con el que debían jugar juntos, lograban que el hijo perdiera pronto el interés.

El tiempo que un niño puede mantener la atención en una tarea es un indicador importante de su éxito educativo y el desarrollo posterior en competencias cognitivas como el lenguaje y la resolución de problemas, señalan los autores. Aunque las diferencias en la capacidad de atención observadas en el reciente estudio se refieren solo a unos cuantos segundos, ese tiempo resulta suficiente para diferenciar cuándo los hijos perciben que sus padres se comportan de manera distraída, añaden. «El impacto de unos segundos más o menos puede parecer pequeño, pero cuando eso ocurre durante sesiones de juego diarias a lo largo de meses y durante una etapa crítica en el desarrollo mental, el efecto aumenta», afirma Yu

Más información en Current Biology

Fuentes: Spektrum.de / Daniela Zeibig y Universidad de Bloomington en Indiana

http://www.investigacionyciencia.es/noticias/los-padres-influyen-en-el-desarrollo-de-la-atencin-sostenida-de-los-hijos-14208

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image