LA CONVENCIÓN ABIERTA QUE POSTULÓ A ABRAHAM LINCOLN

(Chicago, mayo de 1860)

La historia de cómo Abraham Lincoln, primer presidente americano del Great Old Party o Partido Republicano, fue nominado por su partido, es la historia de cómo pueden acabar las brokered conventions, convenciones en las que no se alcanzan nominados en la primera votación. De hecho, Lincoln no era el favorito para ser elegido en aquella convención, la segunda del Partido Republicano, en mayo de 1860 en Chicago. El favorito era William H. Seward, senador por Nueva York. Seward mandó a Chicago a sus delegados junto con su manager político, Thurlow Weed. En la propia ciudad, los republicanos hicieron contruir un centro ex professo para la convención, apodado "The Wigwam", con una capacidad para más de 10.000 personas.

Seward aspiraba a contar con 233 votos para obtener la nominación, y casi un tercio lo tenía sólo de la delegación de Nueva York. ¿Quién podría desbaratar sus planes? No desde luego el candidato de Pennsylvania, Simon Cameron, quien no tenía mucho más que sus 54 delegados de su estado. Tampoco Salmon P. Chase con sus 46 delegados básicamente también de su estado, Ohio. Menos Edwin Bates, a pesar de ser el editor del más importante periódico de entonces.

Seward y Weed sabían que no jugaban en casa, ya que Illinois (el estado donde se encuentra Chicago) tenía a Lincoln como favorito. Weed esperó a que en una segunda votación pudiera hacerse con los votos de Illinois ofreciendo un puesto vicepresidencial a Lincoln (quien era representante de Illinois).

Lincoln preparó a conciencia la estrategia para la convención. Persuadió a la delegación de Illinois a votar por él en bloque. Les proporcionó una detallada guía táctica que incluía la cláusula de 'no establecer pactos que me aten'. Mientras, Lincoln esperaba en Springfield los resultados (los candidatos no acostumbraban entonces a estar presentes en las convenciones). Lincoln confiaba en que Seward no obtendría los votos necesarios en la primera votación, mientras él quedaría en segundo lugar. Su estrategia se enfocó en ganar la nominación en una tercera votación o siguientes gracias a su particular táctica y a una delegación entusiasta.

Los hombres de Lincoln no dejaron cabo suelto, y empezaron a desplegar sus tácticas. Hicieron sentar a los seguidores de Nueva York de Seward lo más lejos posible de otras delegaciones con las que podrían negociar. Imprimieron cientos de papeletas falsas con el objetivo de desplazar a las delegaciones de Seward. Nombraron para dirigir el grupo a las dos voces más sonoras, una de las cuales era famosa por 'ser capaz de atravesar el Lago Michigan'.

Los dos primeros días de convención se dedicaron a cuestiones administrativas. Weed gastó ese tiempo ofreciendo champán y haciendo promesas. David y Judd, por parte de Lincoln, lo gastaron en establecer pactos con todas las delegaciones que no querían ver a Seward nominado. Consiguieron en estas jornadas el compromiso de los 26 votos de Indiana y de bastantes estados de Nueva Inglaterra, como New Hampshire y Maine, consolidando el segundo lugar para la primera votación.

Pennsylvania era más difícil de convencer, así que Davis optó por hacer caso omiso de la directrices de Lincoln acerca de las promesas en su ausencia, y obtuvo un compromiso de apoyo de Pennsylvania a Lincoln en la segunda votación al ofrecer un puesto a Simon Cameron.

Finalmente llegó el tercer día. Se contaban del orden de 1000 los uniformados hombres en defensa de Seward, quienes llegaron a la convención tras atravesar la ciudad cantando realmente triunfales. Para su horror, vieron que no tenían acceso, ya que los hombres de Lincoln habían tomado sus asientos falsificando los tickets de entrada. Aun así, Seward contaba con sus principales apoyos. Cuando se citó su nombre para ofrecerlo a nominación, los aplausos inundaron el recinto. Pero cuando se citó a Lincoln, se dice que el ruido era ensordecedor.

Tras la primera votación, Seward obtuvo 173 votos, tal como esperaba. Lincoln quedó el 2º con 102 votos. Cameron recibió 50, Chase 49 y el resto mucho menos. Inmediatamente se llamó a una segunda votación. Vermont fue el primer estado en volcar sus intenciones de voto inesperadamente, y votó por Lincoln con sus 10 votos. Lincoln empezó a ganar pequeños apoyos, pero Seward aún se mantenía sólido. Cuando Pennsylvania tuvo que votar, creció la expectación. En la primera votación esta delegación había dado 4 votos a Lincoln, en la segunda ya eran 48. Los seguidores de Seward empezaron a ponerse fuera de sí. La segunda votación se saldó con 148 votos para Seward y 141 para Lincoln.

Comenzó la tercera votación, y Lincoln empezó a recoger nuevos votos mientras Seward los perdía. Cuando Lincoln estaba acercándose a la mayoría necesaria, de repente todos los ojos se volvieron a D. K. Cartter de Ohio, quien anunció tartamudeando "Anuncio Señor Presidente, el cambio de 4 votos de Mr Chase al señor Abraham Lincoln". La mayoría necesaria se había alcanzando. Tras un silencio enorme, la audiencia prorrumpió en vítores y gritos.

Abraham Lincoln, apodado 'Abe', fue nominado y ganó las presidenciales para el nuevo Partido Republicano con el 38,9% del voto, siendo el 16º presidente de los Estados Unidos. Nombró a Seward secretario de Estado y a Cameron secretario de guerra, a Chase del Tesoro y a Bates fiscal general.


 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image