GUERRA “SECRETA” CONTRA EL ESTADO ISLÁMICO EN LIBIA

TÚNEZ.- RICARD GONZÁLEZ

Aunque ninguno de estos gobiernos lo ha confirmado, la prensa internacional asegura que EEUU, Francia y el Reino Unido realizan "operaciones encubiertas" contra la milicia yihadista.

Mientras los líderes de las potencias occidentales sopesan llevar a cabo una intervención militar en Libia contra la filial local del autodenominado Estado Islámico (EI), unidades de élite y operativos de sus fuerzas especiales ya están en el país magrebí preparando el terreno. Aunque ninguno de estos gobiernos lo ha confirmado, durante las últimas semanas, varios artículos aparecidos en la prensa internacional aseguran que Estados Unidos, Francia y el Reino Unido ya llevan a cabo "operaciones encubiertas" contra la milicia yihadista.

Italia, un país clave en cualquier intervención por su proximidad y relaciones históricas con Libia, también añadirá efectivos durante las próximas semanas. Así pues, la guerra contra la EI en Libia ya no es un secreto.

Durante meses, los líderes de Occidente presionaron a los actores políticos libios para que formaran un gobierno de unidad nacional. De acuerdo con sus planes, debería haber un reparto de papeles en la batalla contra la milicia yihadista: los aviones y "drones" occidentales bombardearían desde el aire las posiciones del EI, mientras que las milicias locales ejercerían de infantería, siempre bajo la coordinación del gobierno de unidad.

El pasado 30 de marzo, el Gobierno de unidad propuesto por la ONU en otoño y presidido por Fayez Serraj desembarcó en Libia. Sin embargo, en lugar de sustituir a los dos gobiernos paralelos y enfrentados desde 2014 para hacerse con las riendas del país, se ha añadido a estos. Ni el Ejecutivo de Tobruk ni el de Trípoli aceptan la legitimidad de Serraj. Así pues, Libia cuenta ahora con tres gobiernos diferentes, lo que impide el consenso necesario para lanzar una ofensiva común contra el Estado Islámico.

Por esta razón, han resurgido los rumores sobre una intervención unilateral occidental. El primer ministro italiano, Matteo Renzi, ha reconocido el pasado lunes haber recibido “presiones” para enviar unos 5.000 soldados a Libia. Los analistas sospechan que la presencia desde hace meses de operativos en la región podrían tener como objetivo preparar el terreno para la intervención. De momento, se cree que han llevado a cabo misiones de reconocimiento, de recolección de inteligencia, así como de evaluación y formación de varias milicias rivales al EI.

Operativos en la región

A mediados de diciembre, fue revelada la presencia de tropas de EEUU en la ciudad de Wattia, muy cercana a la ciudad de Sabrata, al oeste del país. Precisamente, fue en esa localidad que EEUU bombardeó un presunto campo de entrenamiento de EI a mediados de febrero matando unos 50 militantes. Por su parte, el diario Le Monde ha informado que unidades del Ejército francés y de sus servicios de inteligencia están ejecutando operaciones en Libia junto con EEUU y el Reino Unido. Además, añadía que algunas fuentes en el este del país, en la región de Bengasi, habían confirmado la presencia de operativos franceses.

En cuanto a los británicos, se encontrarían en la ciudad de Misrata, situada a unos 100 kilómetros al este de Trípoli, según el Daily Telegraph. Su misión sería "ofrecer entrenamiento táctico" a varias milicias hostiles al EI. Libia cayó en un estado de completo desgobierno tras la guerra civil de 2011, y actualmente su territorio se ha convertido en una especie de reino de taifas troceado entre cientos de grupos armados locales.

De acuerdo con The New York Times, el Pentágono ya ha ofrecido a Obama una lista de 30 o 40 objetivos contra el Estado Islámico distribuidos por todo el país para lanzar una ofensiva. Sin embargo, el Departamento de Estado sostiene que una intervención militar prematura podría dificultar la reconciliación entre las dos grandes coaliciones enfrentadas, cada una con un gobierno y un parlamento, clave de bóveda para que Libia deje de ser un estado fallido. Expertos de los think tanks Carnegie y ICG también alertan de que esta opción agravar los conflictos bélicos entre las diversas milicias.

Según las estimaciones del Departamento de Defensa de EEUU hechas públicas por la prensa estadounidense, el Estado Islámico cuenta con unos 6.500 combatientes en Libia, aproximadamente el doble de los que disponía hace apenas medio año. Washington ha detectado que a medida que los países limítrofes de Siria e Irak han reforzado el control de sus fronteras, dificultando la llegada de nuevos voluntarios al llamado "califato", muchos simpatizantes yihadistas se han dirigido a Libia, que ya constituye el segundo bastión del EI.

En concreto, se ha observado la llegada de numerosos militantes subsaharianos. La milicia yihadista controla una amplia franja de territorio alrededor de la ciudad de Sirte, además de células distribuidas por toda la geografía del país magrebí.

http://www.diariolasamericas.com/4851_eeuu/3788122_guerra-secreta-contra-estado-islamico-en-libia.html

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image