EL MEJOR SEGURO DE VIDA SON SUS PROPIAS CELULAS.

Ram?ón Castellanos, MD

Hace unas semanas consulte a José, señor muy respetable de 76 años que venia buscando una segunda opinión sobre la posibilidad de usar células madre para curar un tipo de leucemia que padecía. Sus células en su medula ósea sencillamente habían dejado de funcionar y cada vez tenia menos glóbulos rojos, blancos y plaquetas.

A pesar de haber visitado el departamento de Oncología en Hospitales locales como la Universidad de Miami , Baptist y Mercy, ninguno le había ofrecido una solución de trasplante , le habían dicho que lo mas probable es que falleciera en el intento.

Déjenme aclarar que el StemCell Miami, el Instituto líder en nuestra comunidad en la aplicación de Células Madre Autologas (AA) y particularmente yo, no trabajo con caso de cáncer, este caso da pie a uno de mis sueños que podría haber salvado a José y a muchos otros como el.

Déjenme ser mas explicito, José, tiene sus células de medula ósea enfermas por la leucemia. La idea es buscar un donante que tenga el código HLA lo mas parecido a José, el próximo paso seria irradiar a José, para matar todas sus células enfermas y ponerle la medula sana de la otra persona para que repoble su medula con células sanas. El riesgo es obvio, durante la irradiación pudiera fallecer, o si las células del donante no prendieran, irremediablemente llegaría el fin de una infección o sangramiento.

Pero todo podría haber sido diferente si José hubiera podido guardar en un banco, sus células veinte o treinta años atrás.

Hoy día tenemos la capacidad de guardar las células en nitrógeno liquido con técnicas especiales de conservación celular , las cuales han demostrado que una vez que se descongelen, cinco , diez o veinte años después, mas de un noventa y ocho porciento de las células conservan su vitalidad.

El hecho que no tengamos el banco no significa que un día no pueda hacer mi sueño realidad, y ese es el motor que hace levantarme cada día y ayudar a miles de pacientes, por eso además le doy gracias a Dios de haberme permitido estar en el epicentro de esta revolución en la medicina que son las Células Madre.

Si José hubiera podido guardad sus células, varias infusiones de ellas podrían haber curado su leucemia, sin la necesidad de encontrar un donante y utilizar sus propias células y veinte o treinta años mas jóvenes.

En nuestro Instituto como dije nos dedicamos a la aplicación de Células Madre Autologas a enfermedades como la artritis y desgaste de la rodilla, rotura de meniscos, la reparación de discos dañados o desgastados en la región lumbar o del cuello, el implante de células en tendones rotos en el hombro, muñeca y tobillo. A reparar lesiones de la cadera , el ciático así como restaurar la perdida o daño en los nervios como la famosa neuropatía periférica. Otras veces a cerrar ulceras abiertas en la piel o mejorar la deficiencia de la sangre en los vasos de las piernas. Algo difícil de imaginar veinte años atrás.

Pero todo esto lo hacemos con las células en el mismo instante que la obtenemos o colectamos, pero que tal si pudiera descongelar una porción de sus células almacenadas hace veinte años e inyectársela pura o mezclada con sus células actuales.

A pesar de que no hay estudios en humanos, estoy casi seguro que el resultado seria al menos dos veces mejor que lo que puedo lograr actualmente, que por cierto es incomparable mejor que cualquier producto natural, artificial o de ingeniería genética , comparable con la cirugía pero sin sus terribles complicaciones, y si digo la palabra “terrible” porque embolismos pulmonares, accidentes vasculares, paros cardiacos durante la operación, infecciones y septicemia son algunas de las complicaciones reales de las cuales no tiene mucha oportunidad de sobrevivir una persona.

José se despidió de mi con una sonrisa, comprendiendo que su remedio llegaría muy tarde para el, sentí un dolor en mi corazón por no poder ayudarlo. Pero mas temprano que tarde se que mi sueño se hará realidad y podremos ayudar a muchos José . Por el momento continuare mi batalla para establecer las células madre como un tratamiento y mejorar aquellos que tenemos, pero sobre todo establecer un banco de Células Madre como el mejor seguro de vida que pudiera comprar.

Para una consulta gratis con el equipo de StemCell Miami o para mas información nos puede llamar al (305) 598-7777 . Si desea escribirnos para algún comentario o pregunta de células madre hágalo a stemdoc305@gmail.com

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image