LA CULPA EN LA CRISIS MIGRATORIA CUBANA

Por Angélica Mora Beals

Hay tres culpables, uno de ellos vulnerable.

Una vez más, no puedo callarme y pido por los emigrantes cubanos que están en el limbo, como pedí hace más de veinte años por los del éxodo del 94.

La culpa de lo que ocurre es de ellos por haber salido de la Isla, pero también pesa sobre quienes gobiernan en La Habana y la actual administración estadounidense, quienes formaron la base de la actual crisis migratoria. Los hombres y mujeres hoy varados, se limitaron a aprovechar el resquicio que tienen de huir ante la falta de libertad y la miseria existente en Cuba.

Por supuesto que todos debieron quedarse en la Isla para exigir cambios al régimen, pero la actual diáspora sabe que la lucha siempre la gana La Habana, a menos que todo el pueblo se alce y exija.
Pero eso es "leche derramada" y hay que enfrentar la actual crisis, como se enfrentaron los pasados tres éxodos.

Para buscar remedio a la situación hay que, primero, suprimir la Ley de Ajuste Cubano, que motiva a los cubanos a huir y acogerse a ella.
Hay que exigir al gobierno castrista que respete los derechos humanos y mejore la economía usando el dinero que ya tiene en las arcas fiscales.

Se debe dejar en claro en documentos, que éste será el último grupo legal que va a entrar a EEUU y que una vez en territorio estadounidense los migrantes serán localizados en cualquier estado de la Unión. Los que tengan familiares deberían ser entregados a estos núcleos ya establecidos.

A partir de una fecha fijada por USA y Cuba no se debería permitir un nuevo éxodo, ni llegada de ningún cubano a los Estados Unidos.
Los nacionales deberán quedarse en la Isla y exigir allí sus derechos, tal como lo han hecho en los países centroamericanos cuando no les han permitido seguir viaje a EEUU.

Esto, sería justicia.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image