UNA VEZ MÁS, SE SALVA EL RÉGIMEN

Angélica Mora Beals

El gobierno cubano tiene en estos momentos dos tablas de flotación: las relaciones con los Estados Unidos y un nuevo éxodo.

Pudiera ser estrategia o asunto de suerte, pero lo concreto es que una vez más el gobierno de Cuba está a salvo económicamente, pese a que está a punto de desaparecer la fuente financiera que lo sostiene
Con la ayuda de Venezuela en peligro ante la toma de posesión de un nuevo parlamento, el régimen cubano tiene ahora a Washington como la tabla de salvación en el turismo y en múltiples negocios e inversiones.

Además cuenta lateralmente con Moscú, dispuesto a invertir de nuevo en su antiguo socio, por motivos estratégicos.

El gobierno cubano tiene en estos momentos dos tablas de flotación: las relaciones con los Estados Unidos y un nuevo éxodo
El régimen de la Habana ha visto complaciente el cuarto éxodo de su historia, más complicado que los anteriores que eran solo huídas en balsas o rústicas embarcaciones, hacia la Tierra de Libertad.
Este ha resultado problemático para países como Costa Rica, que han tenido compasión de los emigrantes, pero no para La Habana que ha contemplado indiferente el drama como si no le concerniera y sin levantar un dedo para ayudar en la crisis.

Este éxodo es más de tipo económico, formado por cubanos aburridos de no poseer nada y con el mismo futuro de tener que entregarse, como sus padres y abuelos, a una vida donde falta lo más indispensable.

Los cubanos que huyen han visto cómo en la isla los jerarcas del régimen no se privan de nada. La austeridad y el "apretarse el cinturón" es para el ciudadano de a pie y no para los miembros de la familia gobernante, que pueden vivir en forma opulenta y darse vacaciones en sitios exóticos a bordo de yates donde nada falta, salvo la vergüenza.

Ante ese panorama, el cubano prefiere lo más fácil que es huir, y no quedarse y enfrentar y luchar contra el régimen, causante de todos sus males.



 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image