GOLPES AL TERRORISMO SUNITA Y CHIITA

George Chaya

La victoria del Ejército iraquí al retomar la ciudad de Ramadi puede marcar el principio del fin de la ofensiva a gran escala del Estado Islámico.

El Ejército de Irak proclamó el lunes la victoria completa sobre los combatientes del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en ingl[es) en la capital de la provincia de Anbar, al oeste de Bagdad. Este es el primer gran triunfo de las fuerzas regulares iraquíes desde que la ciudad cayó en manos del ISIS, en un fulminante asalto de los yihadistas 18 meses atrás.

La captura de Ramadi, emblemática ciudad de mayoría sunita en el valle del río Éufrates y segunda en importancia en la zona al oeste de la Bagdad, priva de su mayor victoria militar a los islamistas del Estado Islámico desde que lanzó formalmente la constitución del califato.

Los yihadistas se apoderaron completamente de Ramadi en mayo de 2015, luego de meses de resistencia del Ejército y después de que las tropas del gobierno huyeran ante una derrota catastrófica propinada por los combatientes de ISIS, donde las pérdidas de vidas, vehículos militares y armamento del Ejercito fueron altísimas.

En las últimas cuatro semanas, el Ejército rodeó la ciudad y posteriormente lanzó su ofensiva para retomarla la semana pasada, en lo que configuró el último esfuerzo operacional del Ejército iraquí para apoderarse de la administración central de Ramadi el domingo pasado por la noche.

El vocero de las Fuerzas Armadas iraquíes en la zona, Coronel Sabah al Numani, declaro a Al Arabiya: "El siguiente paso es limpiar los bolsones de elementos terroristas y algunos francotiradores que pudieran existir en la ciudad". Sin embargo, aclaró que casi la totalidad de los elementos del ISIS fue expulsada, dada de baja en combate o huyó entre el día viernes y el sábado pasado, abandonando sus puestos militares.

La cadena Al Arabiya mostraba anoche escenas de la televisión estatal iraquí donde las tropas del Ejército, vehículos y tanques avanzaban por las calles de Ramadi en medio de escombros y edificios derrumbados. Algunos distritos parecían haber sido completamente destruidos por el avance de los militares.

Un funcionario de Defensa estadounidense declaró, bajo condición de anonimato, que la campaña contra el Estado Islámico en Ramadi fue apoyada por EEUU pero no confirmó si las fuerzas del gobierno de Irak habían limpiado absolutamente la ciudad de la totalidad de los elementos del ISIS.

La televisión también mostró ayer celebraciones en ciudades principalmente chiitas al sur de Bagdad por la victoria en Anbar, la gente bailaba en las calles y ondeaban banderas iraquíes en edificios y automóviles.

Ramadi ha sido liberada de los terroristas del ISIS y ello podría ser una derrota pesada para la expansión del califato de Abu Bakr al Bagdadi y pondría a prueba las capacidades militares del ISIS en las próximas semanas para mantener otras ciudades, pueblos y aldeas bajo su dominio en virtud de que la intención del Ejército iraquí es continuar con las operaciones.

Al mismo tiempo, en otro impactante incidente que tuvo menos espacio en la prensa occidental, pero recalienta la zona de conflicto con el terrorismo sunita y también el chiita, en una inusual entrevista ofrecida al portal de internet saudita con sede en Londres Elaph, el titular del Ministerio de Exteriores israelí, Dore Gold, confirmó al sitio saudita que el Ejército de Defensa de Israel y su Fuerza Aérea ha desbaratado intentos de transferir misiles antiaéreos avanzados para el grupo terrorista libanés chiita –favorable al régimen sirio– Hezbollah.

Se trata de la primera vez que un funcionario israelí hace una declaración de estas características sin la cobertura del anonimato. Gold expresó que Israel logró desbaratar el traslado de misiles SA-22 de fabricación rusa al Líbano a través de operaciones aéreas en cercanías al Valle del Bekka.

El funcionario israelí declaro: "Nosotros no tomamos partido ni interferimos en la guerra civil siria". Y agregó: "Nuestro interés está basado en proteger nuestras fronteras y para ello marcamos líneas rojas. Cuando vimos allí que hay quienes intentan transferir misiles rusos desde los arsenales sirios a Hezbollah, tuvimos que interrumpir esa actividad, lo hicimos en las ultimas horas y no la permitiremos en ningún momento".

Gold se negó a precisar si el Ejército de Defensa de Israel bombardeó más arsenales sirios, pero indicó que "Israel no permite ni permitirá que nadie viole su soberanía, ni la transferencia de armas que socaven la supremacía aérea israelí y que pongan en peligro a los ciudadanos de su país".

A principios de diciembre, el primer ministro Benjamín Netanyahu admitió por primera vez que Israel opera militarmente en Siria; pero Gold confirmó exactamente lo que estas operaciones implican. Se trata de detalles que hasta ahora habían sido solamente revelados por fuentes extranjeras.

"Nosotros operamos en Siria cuando es necesario impedir que ese país abra un frente contra Israel transfiriendo armamento a aquellos que desean atacarnos y causar daño a nuestros ciudadanos", expresó Netanyahu. "Operamos para que Irán no abra otro frente terrorista en el Golán y para desbaratar la transferencia de armas particularmente letales desde el régimen de Siria a los terroristas de Hezbollah en Líbano, y seguiremos haciéndolo cuando sea necesario en dirección a nuestro derecho de defensa", añadió el primer ministro.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image