¿CÓMO ES QUE SABEN?

Angélica Mora Beals

La frustración por la derrota en miembros del gobierno de Venezuela no se ha dirigido a golpearse el pecho con alaridos de "MeaCulpa", como habría sido lo natural luego de lo que aconteció el 6 de diciembre en las parlamentarias, sino que se ha dirigido al pueblo venezolano, culpándolo directamente por haber perdido las elecciones.

La situación es igual al viejo cuento del marido, que cuando le contaron que su esposa lo engañaba en el salón de su casa, fue enfurecido y vendió el sofá donde se llevaba a cabo el adulterio.

Empleando igual criterio, Nicolás Maduro ha dirigido su venganza contra los empleados públicos ordenando el despido de miles que votaron por la oposición, en vez de reconocer sus errores.

La persecución y despidos masivos se han centrado contra los trabajadores que apoyaron a la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en las elecciones legislativas a traves de los votos. El Gobierno está también buscando identificar a beneficiarios de sus programas de vivienda que votaron por la oposición, para despojarlos de sus inmuebles.

Gracias a esos sufragios la oposición obtuvo una mayoría calificada de dos tercios en los comicios legislativos del pasado 6 de diciembre y puso fin a 16 años de dominio chavista en el Parlamento.

Asimismo, tras la derrota, Maduro y otros miembros de su gobierno han tratado de asustar a la población afirmando en apariciones en la televisión que la oposición intentará privatizar empresas y recortar garantías a la clase trabajadora.

Hay que recordar que se están viendo los efectos de un país por más de 16 años en manos de ineptos a quienes les ha interesado más servir los intereses del gobierno de Cuba que la patria donde nacieron por lo cual, todo lo absurdo de las situaciones de caracter kafkiano de todos esos años, no es mera coicidencia.

Todo comenzó en 2003.

El abogado opositor José Graterol ha calificado los despidos como venidos de una nueva lista parecida a la de Tascón, que se hizo pública durante el gobierno de Hugo Chávez.

La Lista Tascón, recopilada por el diputado Luis Tascón, quien falleció en agosto de 2010, era el registro ilegal de las personas que habían firmado una planilla para poder activar el referendo revocatorio contra del gobierno de Hugo Chávez, realizado en agosto del 2004.

El disgusto por la derrota provocó que el mandatario ordenara despedir a todo el que había votado por el SI, en el plebiscito

Si bien Tascón declaró que la lista había sido comprada a un alto jefe de la asociación civil "Súmate", declaraciones previas suyas indicaban que había fotocopiado las firmas con permiso del Consejo Nacional Electoral durante cuatro días.

El CNE habría facilitado estas firmas por solicitud directa del Presidente Hugo Chávez, justificando las acciones de Tascón como medio de demostrar el "intento de fraude" de la oposición.

En aquel entonces sindicalistas, directores de organismos y gerentes de empresas del Estado aplicaron los criterios de discriminación laboral de la lista.

“El fantasma de estar entre esos nombres siempre nos ha acompañado, y por eso nos dedicábamos a ir a trabajar, sin hablar de política, porque nunca se sabía quien nos podía escuchar...", me comentaba Luisa, una empleada caraqueña que trabajaba en uno de los ministerios públicos.

Marcos, otro de mis contactos, explicaba que él no se metía en la polítca, pese a trabajar en el gobierno. "Nos dan franelas (pulovers) y nos dicen que si somos leales nos premiaran el esfuerzo... y te invitan a inscribirte en el partido, porque dicen que debes agradecer a la revolución porque tienes trabajo con posibilidades de ascenso si eres leal al proceso, .pero yo no participo ni en firmas ni marchas".

Elecciones del 2012

Las elecciones presidenciales de Venezuela para el período 2013-2019 fueron el proceso electoral llevado a cabo el 7 de octubre de 2012 en Venezuela, en el que fue reelecto el presidente Hugo Chávez para un cuarto mandato consecutivo.

Las principales coaliciones que disputaron la elección fueron el Gran Polo Patriótico (GPP), que respaldaba la reelección de Hugo Chávez, y la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que estuvo representada por Henrique Capriles Radonski, candidato electo en elecciones primarias, celebradas el 12 de febrero de 2012.

El hecho de apoyar a la oposición en el 2012 le costó caro a miles de trabajadores, quienes fueron castigados con la remoción de los cargos o traslado a empleos lejos de sus hogares. Se alegó que se les despedía "porque eran empleados de confianza y habian fallado en la lealtad". En Maracaibo fueron trasladados decenas de funcionarios a seis horas de la capital zuliana.

Origen de la franela o pulover "Roja Rojita"

En 2006, en un acto en el estado Anzoátegui, el entonces ministro de Energía y Petróleo y presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, afirmó que la petrolera era “roja rojita” y debía usarse por todos los trabajadores, como una forma de compartir el modelo socialista del presidente Hugo Chávez.

El mandatario, muy complacido, dijo que Ramírez se merecía el Premio Nobel por la frase, y el rojo político se extendió por toda la administración pública, empresas del Estado, gobernaciones y alcaldías en manos del oficialismo. Era la mejor forma posible de identificación visual.

Elecciones Parlamentarias

Y se llegó al 6 de diciemebre del 2015 con las elecciones parlamentarias donde el pueblo volcó su frustración contra el gobierno de Nicolas Maduro a través del voto en contra, incluso muchos sabiendo que podrian perder sus empleaos.

El abogado venezolano Alberto Jiménez Ure, me escribió sus razones desde Mérida, "Votamos en contra porque la Nación ha sido sometida a penurias vejatorias y extremas jamás vistas, que parecen propias de un «Fatídico Experimento Contra-Contracultural» y optamos por no temer más, enfrentándolos mediante «sufragio» que es la forma más civilizada que teníamos a mano, para anunciarle a quienes alguna vez recibieron «mandatos» que estaban ellos fuera de la Ley.

Pero el gobierno de Nicolas Maduro no se da por vencido y como castigo inició los despidos masivos de los empleados públicos

El Origen de la nueva Lista

Muchos se preguntan cómo es que el gobierno de Nicolás Maduro sabe quien votó por quien en las pasadas elecciones.

La respuesta está en el Departamento de Comunicaciones de Venezuela, activado y puesto al día por el gobierno cubano a través del máximo técnico en la materia, el general Ramiro Valdés, ministro de Tecnología en la Isla y quien viaja frecuentemente a Caracas, en vuelos que llegan a aeropuertos militares, donde sus llegadas no son registradas.

Cuando Hugo Chavez tomó posesión del gobierno en 1999, el Comandante Ramírez viajó a Caracas como "asesor", para arreglar los problemas de "falta de energía" de la nueva nacion socialista.

El 4 de febrero de 2010, por cadena de radio y televisión, Hugo Chávez, anunciaba que Valdés, estaba al frente de una comisión técnica que abordaría todos los problemas eléctricos del país.

Varios chistes corrienron entre los venezolanos indicando que el visitante sí sabía de electricidad porque la había aplicado por años a los disidentes cubanos.

El dirigente caraqueño, Américo Martín, alertaba que Valdés era fundador del G2, los servicios de inteligencia de Cuba, fue ministro del Interior y toda su experiencia era en seguridad. Señalaba que por el contrario, la Isla tenía un retraso muy grande en materia ,en relación con Venezuela, y los especialistas cubanos no tenían nada que ofrecerle a los venezolanos.

Pero parece ser que Ramiro Valdés, aunque no arregló el problema eléctrico de Venezuela, tuvo la habilidad de dejar instalados los circuitos que permiten al gobierno de Nicolás Maduro saber quien votó por quien, leer lo que se escribe en las redes sociales y escuchar las conversaciones telefónicas.

Con razón el abogado José Graterol ha protestado que con los despidos ordenados por Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, se están violando los derechos del pueblo a la libertad de expresión, al trabajo y el uso de las redes sociales e Internet.

Los consejos y la maquinaria para estas violaciones llegaron directamente desde La Habana.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image