LA PÍLDORA DE LA MAÑANA SIGUIENTE

Angélica Mora Beals

Después de abrazarse luego del triunfo, después de pasarse un pañuelo por el rostro y respirar profundo para calmar los nervios y el corazón, los venezolanos deben pesar que aunque todo es color de rosa, la batalla en sí no ha terminado.

Por el contrario, recién se inicia, con los lobos replegados estudiando los nuevos ataques.

Que no se piense, ni por un minuto, que los máximos dirigentes del gobierno de Venezuela van a entregarse tan fácilmente.
A partir de ahora, la lucha del chavismo y sus acólitos será feroz para no aceptar cambios, aunque al principio dejarán que los nuevos parlamentarios hagan el trabajo sucio de enderezar el país y sacarlo del abismo en que se encuentra.

Luego de esta labor, se pondrán intransigentes, no accederán a nada, menos aún de liberar a los presos políticos y tratarán de arrebatar lo conquistado por la oposición.

Porque esas son las directrices provenientes de La Habana: agacharse por ahora como una palma en la tormenta. Los mandamases castristas saben a la perfección las técnicas de la sobrevivencia luego de la derrota: Lo demostraron ante el derrumbamiento de la Unión Soviética, la Caída del Muro de Berlín, la Muerte de Hugo Chávez... en la que salieron todavía más fuertes en la desgracia.

Por eso, no esperen buena voluntad de los derrotados. Manténganse atentos a las acciones de Nicolás Maduro y especialmente de Diosdado Cabello, quien ha pasado a ser el Hombre Clave en el nuevo capítulo de la lucha en Venezuela.

Cabello es el Hombre de Raúl Castro, lo ha sido siempre, porque es el más astuto y versado en las intrigas de todos los que integran el grupo pro castrista.

Verán que será Cabello a partir de ahora, quien llevará la batuta de la politica venezolana, sin contemplaciones, porque nunca las ha tenido en el pasado y empleando los viejos trucos enseñados por los Amos de La Habana.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image