MENTIRAS, MICRÓFONOS Y VIDEOTAPE

Angelica Mora Beals

Un Cuento que bien pudiera ser realidad, en la isla de las Maravillas: "Creo que cada habitación de cada hotel, cuenta con un buen sistema de escuchas...".

La convocatoria no pudo realizarse el fin de semana, como lo había ordenado El Jefe. Todos los de la Cúpula gobernante habían apagado los móviles el viernes. como precaución para no ver arruinado con llamadas, otro fin de semana, como estaba siendo costumbre de un tiempo a esta parte.

Pero todo plazo se cumple y llegó el lunes. Los miembros del gobierno activaron sus celulares y se encontraron con decenas de mensajes, donde eran convocados en forma "urgente" -donde quiera que estuvieran- a La Rinconada, para "hablar de materias pendientes".

Uno a uno llegaron a la cita y no se querían mirar, para no ver reflejado el temor que sentían en los ojos del compañero.
-Tuve mi celular con problemas, dijo disculpándose el Experto en Comunicaciones. El que siempre es consultado por La Cúpula de los Panas de Caracas en problemas de oir mejor las llamadas por teléfono de los opositores venezolanos y la activación de triqueñuelas en las máquinas de votación, especialmente ahora que quedan mnos de cinco semanas para las elecciones parlamentarias.

-Yo también tuve problemas, dijo el Jefe de Relaciones Públicas.
Y así uno a uno se fue disculpando por no haber podido atender la llamada para la Convocatoria.

-Veo que ahora sí le pusieron las pilas a los teléfonos, dijo el Jefe, entrando a la sala donde estaban todos reunidos.

-Sí Presidente, contestó el más Guataca, recibiendo las duras miradas de sus compañeros, algunos tan viejos que bien podrían haber sido sus abuelos.

-Crei que andaban disfrazados de "desaparecidos" prosiguió burlón el Jefe, a quien muchos aseguran tiene buen sentido de humor.

-Eso se lo dejamos a algunos opositores, observó el más Distraido, sin darse cuenta que la frase del Jefe había sido una broma.

-Bueno prosiguio diciendo -los había convocado para advertirles que nos iba a caer un mar de invitados por esto de la Feria Internacional y que había que colocar micrófonos y cámaras en las habitaciones de los hoteles donde se iban a estar quedando.

-Nunca es tarde, indicó el Más Práctico -es cosa que instalemos los que faltan y revisemos cómo están los que siempre han estado allí, cuando las visitas dejen la habitación en la mañana.
-Va a ser muy poco trabajo, porque creo que cada habitación de cada hotel, cuenta con un buen sistema de escuchas y demases, precisó el Más Observante.

-Me siento más tranquilo dijo el Jefe, porque necesitamos, ahora más que nunca, saber los planes del Enemigo y sus aliados y ver -si de paso- obtenemos material fresco para chantajearlos en el futuro.
Acto seguido se paró y sin despedirse salió para la inauguración de la Feria, donde iban a haber unos cocteles espectaculares.

A sus espaldas hubo uno que se movió, que no era Furry, porque éste ya no asistía a las reuniones de la Cúpula al haber renunciado "por razones de salud". Se movió y rápidamente desplegó -por unos segundos- un gráfico de un cerdo llamado igual que El Jefe y firmado por El Sexto... y mentalmente gruñó... "Oink, Oink"...



 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image