REFLEXIÓN SOBRE LOS ASESINATOS EN PARIS Y OTROS LUGARES

Por: Carlos Vilchez Navamuel

http://www.carlosvilcheznavamuel.com

El mundo entero ha reaccionado indignado por lo ocurrido recientemente en Paris, los hechos indudablemente son execrables, todos lamentamos profundamente que esto suceda en pleno siglo XXI.

Sin embargo, notamos un exceso de divulgación e indignación en la prensa y en las redes sociales sobre estos hechos en particular, no así en otros casos que mencionaremos más adelante que están ocurriendo en el diario vivir de algunas sociedades y que son igual de aborrecibles.

El periodista español, Èric Lluent, hace una reflexión en un artículo de su autoría publicado en su blog donde dice entre otras cosas que “Es evidente (aunque no creo que sea deseable) que en el mundo hay muertos de primera y muertos de segunda, incluso de tercera y cuarta. Es hasta cierto punto entendible que a un ciudadano europeo le aflija más un atentado en París que otro en Beirut. De hecho, si tenemos en cuenta la cobertura mediática que se hace de uno y de otro sería de extrañar que a un ciudadano del Estado español, por ejemplo, le afectara más un ataque terrorista en Líbano que uno en Francia”.

Esto lo dice refiriéndose a esta reacción en las redes sociales sobre los sucesos de Paris, y que mencionamos arriba, pues señala que “La manipulación colectiva por parte de los grandes medios de comunicación es evidente. El silencio que impera o la frialdad a la hora de exponer cifras de muertos cuando se trata de un atentado que ha tenido lugar en el conocido como Mundo Árabe contrasta con el dramatismo de la exposición cuando se trata de un atentado en territorio europeo o norteamericano”.

https://ericlluent.wordpress.com/2015/11/14/el-peligro-de-ponerse-la-foto-de-perfil-con-el-filtro-de-la-bandera-francesa/

Nos parece que algo de razón lleva Lluent, sin duda alguna para la prensa hay muertos de primera y de tercer importancia, hechos como los ocurridos en París tienen una divulgación mundial inmediata, mientras que otros sucesos como las constantes matanzas realizadas a cristianos y niños por estos grupos fundamentalistas no tiene la misma importancia y menos la misma indignación en las redes sociales.

¿Por qué la prensa no la da la misma importancia a otros hechos igual de reprochables? ¿Acaso no estamos hablando de muertos? ¿Son diferentes los muertos de Siria, Irak perpetrados por ISIS o las matanzas en África? ¿Tienen menos valor esos muertos que los de Paris?

Otros hechos tan lamentables como los mencionados que se da en algunas regiones y que no llaman la atención de los medios ni de las redes sociales y que son igual de trágicos, son los asesinatos que ocurren a diario en países que tienen altos índices de criminalidad como Venezuela, Honduras o Sud África por la negligencia de las autoridades.

¿Acaso no valdría la pena divulgar y apoyar campañas en las redes sociales para destacar las miles de personas que mueren en estos países anualmente? Para nosotros no hay muertos de primera, de segunda o tercera, todos son exactamente iguales, sus muertes produce el mismo dolor a sus familiares.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image