FRANCIA CONDECORA A LOS HÉROES ESTADOUNIDENSES QUE EVITARON ATAQUE TERRORISTA

La hazaña de los dos militares estadounidenses en el tren Thalys Ámsterdam-París comienza a ser reconocida. Este sábado, uno de ellos, Aleck Skarlatos, de sólo 22 años y procedente de Oregón, recibió una condecoración del Ayuntamiento de Arras por su acción para neutralizar al terrorista que este viernes abrió fuego en un vagón armado con un fusil, una pistola y varias armas blancas.

Junto a él, fueron reconocidos otros dos pasajeros que colaboraron: un amigo también estadounidense, Anthony Sadler, que ayudó a inmovilizar al atacante, y un británico residente en Francia, Chris Norman. El otro militar, Spencer Stone, no compareció por encontrarse convaleciente de las heridas que le propinó el terrorista con un cúter.

Ante las cámaras, Skarlatos contó que primero escucharon “disparos y cristales rotos. No me di cuenta inmediatamente de lo que ocurría hasta que vi pasar a los revisores del tren. Miré detrás de mí y vi entrar en el vagón a un hombre con un kalashnikov”.

Añadió que él y Stone se abalanzaron sobre él, lograron quitarle el arma y se pusieron a golpearlo en la cabeza hasta que quedó inconsciente. “Cuando llegué le cogí por el cuello y tiré la pistola”, relató Skarlatos. Stone se llevó la peor parte: tras apartar el fusil, el terrorista sacó el cúter y logró herirlo.

“Spencer dijo ‘vamos’, saltó y lo derribó”, contaron sus compañeros. Según su relato, en ese momento se unieron los demás: “Cuando oímos la palabra ‘vamos’ todo el mundo se levantó”, añadió Sadler.

En un vídeo emitido por CNN y grabado por este grupo de jóvenes a los que las autoridades francesas han rendido homenaje por su “valor”, se ve al terrorista tumbado boca abajo en el suelo del vagón y las manos atadas a la espalda, mientras a poca distancia otro hombre aparece herido de bala, con salpicaduras de sangre en los cristales y un kalashnikov en un asiento, al lado de una bolsa con varios cargadores.

El herido de bala, según explicó el alcalde de la ciudad de Arras, adonde se desvió el tren por lo ocurrido, es un pasajero francés que recibió un tiro en el cuello. Su vida no corre peligro. En cuanto al militar estadounidense herido, tiene varios cortes de arma blanca pero también está a salvo.

Fuente: Libertad Digital

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image