LA  EPIFANÍA DEL  SEÑOR
Por: Maria Teresa Villaverde Trujillo
ashiningworld@cox.net

 

La celebramos para recordar la Manifestación del Señor  
con el relato de los Magos de Oriente.

 



La celebración gira en torno a la adoración al Niño Jesús
símbolo del reconocimiento de que sería el salvador de toda la humanidad.
Son citados en la Biblia, en el Nuevo Testamento.

“Cuando nació Jesús, en Belén de Judea, bajo el reinado de Herodes, unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén y preguntaron: "¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer? Porque vimos su estrella en Oriente y hemos venido a adorarlo".
Al enterarse, el rey Herodes quedó desconcertado y con él toda Jerusalén.  Entonces reunió a todos los sumos sacerdotes y a los escribas del pueblo, para preguntarles en qué lugar debía nacer el Mesías.

 


 _"En Belén de Judea, le respondieron, porque así está escrito por el Profeta:
Y tú, Belén, tierra de Judá, ciertamente no eres la menor entre las principales ciudades de Judá, porque de ti surgirá un jefe que será el Pastor de mi pueblo, Israel".   
Herodes mandó llamar secretamente a los magos y después de averiguar con precisión la fecha en que había aparecido la estrella, los envió a Belén, diciéndoles: "Vayan e infórmense cuidadosamente acerca del niño, y cuando lo hayan encontrado, avísenme para que yo también vaya a rendirle homenaje".
Después de oír al rey, ellos partieron. La estrella que habían visto en Oriente los precedía, hasta que se detuvo en el lugar donde estaba el niño. Cuando vieron la estrella se llenaron de alegría,  y al entrar en la casa, encontraron al niño con María, su madre, y postrándose, le rindieron homenaje.
Luego, abriendo sus cofres, le ofrecieron dones: oro, incienso y mirra.
Y como recibieron en sueños la advertencia de no regresar al palacio de Herodes, volvieron a su tierra por otro camino...”
(Evangelio de Mateo 2, 1-12)

En el firmamento puede observarse la Estrella de Belén, representando la guía divina e inesperada que condujo a los Magos de Oriente, -Melchor, Gaspar y Baltasar- hasta Belén.  Se dice que después de la Resurrección de Jesús, el apóstol Tomás los halló en Saba; fueron bautizados y se les consagró Obispos. Después fueron martirizados en el año 70 y depositados en el mismo sarcófago. Los restos fueron llevados a Constantinopla por la emperatriz Elena, madre del emperador romano Constantino.

A mediados del siglo XII, el Emperador Federico Barbarroja invadió Milán, apoderándose de las reliquias de los Magos de Oriente que habían sido trasladas a esa ciudad y se encontraban en la iglesia de San Eustorgio desde comienzos del siglo VI; las trasladó a la ciudad de Colonia y entregadas al Arzobispo Rainald de Dassel en 1164 desde entonces reposan con las coronas que supuestamente llevaron durante su existencia
 


Para guardar las cenizas de los Magos de Oriente y servirles de relicario, se confeccionó una urna de oro y piedras preciosas, mostrando en el frontispicio la escena de la adoración de los tres Magos. Este relicario, comenzado por Nikolaus von Verdun en 1181 y terminado por sus discípulos en 1220, constituye uno de los puntos altos de la orfebrería medieval.
 

 

Cientos de peregrinos empezaron arribar a la Ciudad de Colonia atraídos por el legendario recuerdo de los Magos y exteriorizaban el anhelo de que para conservar la urna se necesitaba una catedral. Se planeó una inmensa, que resultara ser la más grande del mundo. Se colocó la primera piedra en 1248, pero no se terminó hasta 1880, bajo el reinado de Guillermo I, de Prusia; convirtiéndose entonces, en aquel tiempo, en el edificio más alto del mundo. Tomó 632 años terminar su construcción y posee la campana de volteo libre –balanceante- más grande del mundo.


En 1996, la UNESCO la incluyó en su lista como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

.
Tríptico de la “Adoración de los Reyes” en la Catedral de Colonia.
-1440-




Enero 2-6,  2011
ashiningworld@cox.net

 

 

 

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image