DEMÓCRATAS SE UNEN CONTRA EL ACUERDO NUCLEAR DE OBAMA CON IRÁN CUANDO EMERGEN LOS DETALLES

Testigos de la Administración recibieron quejas de representantes de ambos partidos sobre la manipulación de la administración en las negociaciones nucleares que involucran a EE.UU., Irán y otras potencias mundiales que podrían estar llegando a un clímax en Ginebra esta semana. Muchos legisladores dicen que la Casa Blanca está flagrantemente dejando al Congreso fuera del asunto.

Una carta firmada por 360 miembros de la Cámara de ambos partidos advirtió al presidente Obama el jueves que Irán no puede conseguir “permanente alivio de sanciones” a menos que lo apruebe el Congreso.

Un líder demócrata en el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara dijo que el gobierno se aferra a una lógica “absurda” en su búsqueda de un acuerdo en el plazo autoimpuesto a final de mes. El Republicano Brad Sherman de California, segundo rango demócrata del comité, expresó la acusación durante una acalorada audiencia sobre Irán apenas unas horas antes que Associated Press informara de un borrador filtrado del tratado que el secretario de Estado John F. Kerry y los negociadores iraníes están considerando en los últimos días de negociación.

Uno de los puntos clave del borrador dice que el embargo de armas de la ONU sobre la república islámica podría ser revertido como forma de atraer a Irán para que frene su programa nuclear.

La revelación más sorprendente se centraba en la concesión potencial que permitiría a Irán retener 6.000 centrifugadoras para el enriquecimiento de uranio – un proceso que puede conducir a material a nivel de armas nucleares – para los próximos 10 años.

Aunque la cifra comprometería a la república islámica a un recorte del 40 por ciento de unas 10.000 centrifugadoras que los inspectores de armas de la ONU creen que tiene en funcionamiento, el número es notablemente superior al tope de 500 a 1500 centrifugadoras que los funcionarios estadounidenses propusieron originalmente. Kerry y funcionarios estadounidenses han dicho que el objetivo es frenar la infraestructura de Irán, aumentar las inspecciones internacionales y ampliar significativamente la cantidad de tiempo que le tomaría a Teherán “liberarse” para desarrollar un arma.

En este momento, según el informe de la AP, Irán requeriría sólo dos o tres meses para acumular suficiente material para fabricar una bomba. Pero el informe sólo citaba a funcionarios anónimos, y los negociadores de Estados Unidos se negaron a hablar públicamente sobre estas cuestiones.

Como parte del acuerdo, las sanciones económicas punitivas estadounidenses se eliminarían gradualmente con el tiempo. Obama tiene autoridad para eliminar algunas medidas de inmediato, y otras se suspenderían cuando Irán confirme su cumplimiento en el tiempo. Algunas sanciones se retendrían hasta los últimos años de la operación, y un último conjunto requeriría la actuación del Congreso.

Kerry, reunido en Ginebra con el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif por tercer día consecutivo, sólo dijo que sobre la mesa había “temas difíciles” y se está avanzando. En Washington, funcionarios de la administración negaron el informe de la AP. “No se está distribuyendo ningún borrador de documento”, dijo la portavoz del Departamento de Estado, Jennifer Psaki.

Obama, dirigiéndose al pueblo iraní directamente en un mensaje de vídeo la noche del jueves, dijo que EE.UU. e Irán tienen “una oportunidad histórica” para resolver la cuestión nuclear de Teherán pacíficamente. Dijo que los líderes de Irán deben elegir entre un camino de más sanciones y penalidades, o un “acuerdo razonable” que conduciría a “mayores oportunidades para el pueblo iraní”.

“Tenemos la mejor oportunidad en décadas para un futuro distinto entre nuestros países”, dijo Obama en un saludo por el día de fiesta persa de Nowruz. “Los próximos días y semanas serán críticas. Hay gente, en nuestros dos países y más allá, que se oponen a una solución diplomática. Mi mensaje para ustedes – el pueblo de Irán – es que, juntos, tenemos que hablar por el futuro que queremos”.

La administración ha impulsado desde hace más de año el avance hacia un acuerdo más amplio que los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania firmarían con Irán como manera de evitar una confrontación militar con la República Islámica. Irán insiste en que su programa nuclear es exclusivamente para energía pacífica, con fines médicos y de investigación, aunque muchos gobiernos creen que tiene ambiciones de armas nucleares.

http://libertadusa.com/2015/03/democratas-se-unen-contra-el-acuerdo-nuclear-de-obama-con-iran-cuando-emergen-los-detalles/

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image